viernes 22 de octubre de 2021
22.9 C
Puebla
viernes 22 de octubre de 2021
-Publicidad-

Narcoelecciones

-Publicidad-

La historia nos dice que son muchas y variadas las formas de acceder y conservar el poder político.

En los reinados el poder político era legitimado por dios y se transmitía vía el linaje, esta fue una forma de gobernar estable que duró varios siglos en muchas partes del mundo, ¿quién se atrevería a cuestionar el designio divino?; en la actualidad aún quedan vestigios de esta forma de gobierno.

La fuerza es otra forma de obtener el poder político pues se llega a él y se conserva por medio de las armas, sea que se mantenga por la fuerza de una autoridad legalmente constituida o no; los cuestionamientos a esta forma de gobernar son neutralizados por el mismo medio. Podemos apreciar varios casos donde por cientos de años se mantuvo así el poder político.

En la época moderna y contemporánea apreciamos que el poder político es legitimado por la voluntad de los individuos que pertenecen a una determinada comunidad; esta modalidad ha tenido poca presencia histórica y ha sido una forma de gobierno que presenta muchas variantes dependiendo de que parte del mundo observemos.

-Publicidad-

En algunos lados existen mecanismos de participación directa de los votantes, en otros mediante representantes previamente electos; la forma de manifestar la voluntad personal para legitimar el poder tiene diversas variantes, sean inscritas en la ley o de manera consuetudinaria.

Dentro de esta última variante se puede apreciar que en Italia la Cosa Nostra compraba votos, por ejemplo: la aprobación de un candidato por un capo podía ser suficiente para que sus clientes, familiares y socios votaran por dicho candidato y, cito un caso más, en Colombia Pablo Escobar fue Diputado.

Marcos Kaplan en su texto “El Estado Latinoamericano y el Narcotráfico” define y describe lo que es la narcoeconomía, narcosociedad y narcopolítica, por lo que, si seguimos su lógica, la participación de la delincuencia organizada en las elecciones se inscribiría como una forma de la narcopolítica.

- Publicidad -

¿México está exento de este fenómeno?, por supuesto que no y conforme a nuestra legislación adquiere una categoría especial, la Ley de Seguridad Nacional en el artículo 3 establece: “Para efectos de esta Ley, por Seguridad Nacional se entienden las acciones destinadas de manera inmediata y directa a mantener la integridad, estabilidad y permanencia del Estado Mexicano, que conlleven a: … III. El mantenimiento del orden constitucional y el fortalecimiento de las instituciones democráticas de gobierno; … VI. La preservación de la democracia, fundada en el desarrollo económico social y político del país y sus habitantes.”

El escritor Charles Bukowski expresó: “La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las órdenes”.

secretariadoejecutivo1313@gmail.com
26 de agosto de 2021

-Publicidad-

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

También te puede interesar

Eduardo García Anguiano
Eduardo García Anguiano * Sociólogo y Maestro en Administración Pública. Ha laborado en el gobierno federal y en gobiernos locales en áreas de gobierno y seguridad. Ha sido profesor en la Universidad de las Américas y del Instituto Técnico de Formación Policial del DF. Actualmente es profesor de Maestría en Seguridad Pública.
- Anuncio -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimas Noticias

- Publicidad -

Noticias relacionadas

- Anuncio -