miércoles 20 de octubre de 2021
14.2 C
Puebla
miércoles 20 de octubre de 2021
-Publicidad-

Jesús Giles perderá en Ocoyucan (o la verdadera encuesta)

-Publicidad-

biografia-aquilesmontanobrito

El diario Milenio Puebla, en su columna de “Trascendidos” del viernes 7 de mayo, publicó un interesante chisme: “Que el abogado sin título o título sin abogado, el ex dirigente del PAN, Jesús Giles, encabeza la intención del voto como candidato a la alcaldía de Ocoyucan, con el 30.6 por ciento, de acuerdo con la encuesta levantada el 4 de mayo por la firma Massive Caller. Giles tiene una ventaja de ocho puntos sobre el abanderado de Morena-PT, Francisco Pancoatl, quien registra una intención de voto del 22.4 por ciento, y supera al candidato priista Rosendo Morales, quien tiene el 10.1 por ciento”. Hasta aquí el chisme de Milenio.

Me sorprende la velocidad de la casa encuestadora Massive Caller. Milenio sostiene que la encuesta se realizó el martes 4 de mayo. El portal MTP noticias publica la nota el 5 de mayo con “los resultados”, es decir, un día después. Según algunos especialistas en demoscopia, el chisme de Milenio puede tener uno de dos errores (¡o los dos!): la encuesta no es real y fue inventada por el “mejor posicionado”, lo que no sorprende porque se trata de un político embustero, o el diario esconde muy bien la ficha técnica que especifica el nivel de confianza, el margen de error, el número de encuestas realizadas, el método de selección de cada uno de los encuestados, la fecha en que fue levantada. Si no presenta esto y no demuestra que su método es científico, se trata de una encuesta poco creíble.

Ítem más. Este 11 de mayo, finalizó una “encuesta” de la página de Twitter Ruta electoral Mx (@RutaElectoralmx) que medía la popularidad de Jesús Giles, candidato del PAN, y de Rosendo Morales, candidato del PRI. Tenemos pruebas precisas y capturas de pantalla que demuestran cómo el panista hizo un pago para “ganar” la encuesta en Ruta Electoral. La encuesta siempre dura un día, es la política de la empresa. La que comento cerraba el 11 de mayo a las 9:00 am. Hasta las 8:41 am, la encuesta tenía un total de 2,008 votos y los resultados eran los siguientes: Jesús Giles 38 por ciento y Rosendo Morales 62 por ciento. Ruta electoral, puso una leyenda que decía: “Encuesta, finalizando…”. El triunfo de Rosendo era claro y arrollador. Pero, unos minutos después, a las 8:44 am, la encuesta tenía 4,244 votos (¡en tres minutos logró 2 mil votos más o, para decirlo de otra manera, el número de votos igual a los obtenidos durante las 24 horas previas!) y el resultado era completamente distinto: Jesús Giles 69 por ciento y Rosendo Morales 31 por ciento. Ruta electoral puso una nueva leyenda: “Resultados finales”. La maña fue muy clara: Jesús Giles pagó para elevar su “aceptación” y “ganar” la encuesta. Giles, como la modelo: mucho maquillaje y ropa para elevar su aceptación entre el público. Y muy presumido puso en su cuenta de Twitter el resultado. Pero cientos de tuiteros esa misma mañana lo tacharon de mentiroso y comprador de encuestas ganadoras.

De manera que el “abogado sin título” (Milenio dixit) publicitó ambas encuestas para promoverse y son sus manos las que pagaron las líneas en los diarios poblanos y en las redes sociales. Jesús Giles es un hombre que, durante muchos años, ha engañado a la sociedad. Veamos. El ex dirigente de PAN en Puebla y ahora candidato en Ocoyucan enfrenta un proceso penal en su contra por falsificar documentos para obtener su título profesional como abogado a través del Instituto de Educación Digital del Estado, nos dice una investigación que se inició tras la denuncia que interpuso el gobierno de Puebla ante la Fiscalía General del Estado (FGE). Como se sabe, el 20 de agosto de 2020 fue vinculado a proceso por el delito de falsificación de documentos para la obtención de su título en la carrera de derecho. Por todo esto, el 9 de abril, Jesús Giles tuvo que acudir al Centro de Justicia Penal para evitar que le revocaran su derecho de libertad provisional. En castellano, la acusación dice que se inventó el título, la cédula, y que usó ambos como verdaderos, lo que constituye un delito. Es decir, Giles mintió y cometió un delito.

-Publicidad-

Días más tarde iniciaría su campaña por el ayuntamiento de Ocoyucan, porque parecía que todo se había tranquilizado, pero no. El lunes 3 de mayo, el tal Giles protagonizó un escándalo en la Casa de Justicia de la ciudad de Puebla (cuando fue a firmar por el proceso penal del que hablamos) luego de que la policía rodeara su vehículo por no traer sus placas. Es decir, cometió una infracción y no quiere ir a pagar la multa. Qué codo me salió el candidatito panista. Y la pregunta es: una gente que miente, que falsifica su título y que no paga las multas por ser mal chofer, ¿será un buen alcalde? ¿O será un alcalde mentiroso, corrupto y ladrón si es que llega a ganar? Pero ahí no acaba todo.

Para ser candidato, Jesús Giles puso en lucha irreconciliable a las dos fuerzas del PAN en “su” municipio. Como todo mundo sabe, en Ocoyucan hay dos ‘panes’: el de las comunidades y el de Angelópolis. Giles, ayudado por la directiva estatal, se impuso como candidato y dejó fuera a quien era el candidato más aceptado por el panismo enraizado en las comunidades del municipio, el señor Juan Severo Chilchoa Páez. Pero Severo Chilchoa no se quedó sentado a llorar y se hizo candidato de Movimiento Ciudadano para la alcaldía, con el apoyo de los panistas puros del municipio. Eso metió en apuros a Giles: con un proceso penal encima, engañando a la gente con encuestas falsas y con un panismo dividido que, obviamente, le restará votos. De inmediato, Jesús Giles impugnó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Tepjf) la aprobación del registro de Juan Severo Chilchoa Páez como candidato de MC para la misma alcaldía. No precisa los agravios legales que le genera la postulación de Severo Chilchoa, pero todos sabe que ese candidato y su grupo político criticaron al PAN por la candidatura de Giles porque “no tiene arraigo y no es habitante del municipio”. Es más, Giles no sabe ni cómo se llama el municipio y le inventa nombres en sus publicaciones de redes sociales.

Veamos otra encuesta. El 1º de mayo, el Centro Mexicano de Estudios Económicos y Sociales levantó una encuesta presencial con 697 entrevistas válidas y con un nivel de confianza de 95 por ciento. En ella, el 57 por ciento de las personas conoce a Rosendo Morales, el 11 por ciento a Severo Chilchoa, el 9 por ciento a Paco Pancóatl y el 6 por ciento a Jesús Giles. O sea, a Giles no lo conoce el 94 por ciento de los ciudadanos de Ocoyucan. En la pregunta de “si hoy fuera la elección para presidente municipal y los únicos candidatos fueran Rosendo Morales y Jesús Giles, ¿por cuál candidato votaría?”, la gente dijo: Giles 24 por ciento y Rosendo 43 por ciento.

- Publicidad -

Cuando la encuesta pregunta por todos los candidatos, la respuesta de la ciudadanía dice: Severo Chilchoa 5 por ciento, Jesús Giles 7 por ciento, Paco Pancóatl 15 por ciento y Rosendo Morales 40 por ciento.

Jesús Giles no tiene ninguna posibilidad. La gente evalúa muy bien el gobierno de Rosendo Morales y, por eso, ahora le dará su voto en la nueva elección. Ocoyucan confía en Rosendo y, por su trabajo, en el Movimiento Antorchista.

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

También te puede interesar

Aquiles Montaño Brito
Periodista. Tomo café, luego existo. Vocero de Antorcha en Puebla. Estudiante de la Maestría en Letras.
- Anuncio -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimas Noticias

- Publicidad -

Noticias relacionadas

- Anuncio -