16.7 C
Puebla
martes, mayo 18, 2021

¿Vale la pena incursionar en la política de la confrontación?

-Publicidad-

biografia-saraloveralopez

A diario, desde las voces más disímbolas, en los medios de todo el país, se advierte de las graves consecuencias de la confrontación y el ataque a las instituciones. Frágiles parecen, y ya fueron, las instancias autónomas para proteger a las y los periodistas, a las víctimas y a las mujeres, pero mucho más peligroso es el intento de desprestigio al árbitro electoral.

Y no obstante las consecuencias de este nuevo “estilo de gobernar”, lo que posibilita la sobrevivencia de un país es su calidad democrática, así sea con claroscuros. Y eso significa, en estos tiempos, la posibilidad del diálogo y la escucha por parte del poder, poder.

Las campañas electorales que estarán activas durante las próximas siete semanas arrancaron en un ambiente enrarecido, difícil y violento. Que la cuenta lleve decenas de agresiones e —incluso— algunos asesinatos, es tremendo, pero lo son también los mensajes simbólicos que promueven la impunidad y la gresca.

En 2018, el país ya era altamente violento. La actividad política se había degradado peligrosamente. En ese escenario, contradictoriamente, las mexicanas ya habíamos logrado la paridad electoral —en 2014— y la paridad total, en 2020, pero este significativo avance para la participación política de las mujeres encierra grandes contradicciones, desde la perspectiva feminista.

-Publicidad-

Si como es, estarán en contienda unas 70 mil mujeres, y por ello accederán a numerosos puestos de elección popular. La gran pregunta es si en condiciones de tanta tensión y violencia, donde muchas vidas están en peligro, ¿vale la pena?

Los testimonios, recogidos por muchas publicaciones, nos hablan de cómo las mujeres en la política se enfrentan a la discriminación, a la misoginia y a un entorno ofensivo. Es una larga historia.

Recuerdo cómo lo planteaba la primera gobernadora de México, doña Griselda Álvarez, en sus apuntes biográficos. Qué le significó hablar con la “A” y generar el primer espacio oficial de protección a las mujeres violentadas, allá en Colima. Cómo vivió en soledad, no sólo física sino intelectual y enfrentó a los pactantes con el patriarcado que, en más de una ocasión, como se dice hoy, bandalizaron el Centro de la Mujer en la entidad que gobernó, o cómo fue que le dijo Jesús Reyes Heroles: “Mejor no compitas, vete a tus poemas”.

Mucho han contado aquellas políticas “tradicionales”. Un día, María de los Ángeles Moreno, quien llegó a dirigir al PRI, me dijo cómo fue que sus mejores compañeros de partido o profesión la obstaculizaron para ser jefa de gobierno en la Ciudad de México. Y cómo fue que no cejó ni tampoco renunció a buscar espacios políticos para las mujeres.

Muchísimas otras, en las oposiciones de la época, fueron directamente agredidas, incluso por sus parejas y sus compañeros y compañeras de partido; a otras las han dejado solas en la cárcel o el olvido.

- Publicidad -

Demasiado sacrificio. Hoy, en estos tiempos, se promueve la igualdad total, desde los órganos internacionales de la economía, porque los hombres han hecho un desastre y parecen llamadas a limpiar el tiradero, la ineficacia, la burocracia, la insensibilidad humana de líderes por doquier. Me pregunto, otra vez, si vale la pena. Veremos.

*Periodista, directora del portal informativo SemMéxico.mx

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

También te puede interesar

Sara Lovera López
Periodista mexicana de gran prestigio, Consultora de medios, Docente en género y militante feminista, fundó en México las redes de periodistas comprometidas con los temas de la condición social de las mujeres.
- Anuncio -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimas Noticias

- Publicidad -

Noticias relacionadas

- Anuncio -