14.7 C
Puebla
sábado, enero 16, 2021

Panorama agroalimentario 2020 y Lozoya dice que Videgaray fue pieza clave en sobornos

Videgaray en la picota // FGR-UIF lo investigan

Carlos Fernández Vega en su columna México SA, publicada en La Jornada, indica que era cuestión de tiempo, porque estaba en la mira desde el comienzo de la nueva administración y tarde que temprano irían por él. Y parece que el momento llegó: Luis Videgaray, el otrora poderoso brazo derecho de Enrique Peña Nieto (o éste de aquel) es investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), tras las denuncias públicas que en su contra, y para salvar sus respectivos pellejos, han hecho Emilio Lozoya, ex director general de Petróleos Mexicanos (pago de sobornos para compra de votos a favor de la aprobación de la reforma energética y participación en el entramado de Odebrecht); Rosario Robles (participación en la estafa maestra), ex titular de la Sedesol y la Sedatu, también en tiempos del novio de Tania, y Emilio Zebadúa, ex oficial mayor de éstas últimas dos dependencias.

Si bien desde semanas atrás se filtró que la Fiscalía General de la República habría solicitado una orden de aprehensión en contra del ex secretario de Hacienda de Peña Nieto –lo que no fue debidamente aclarado por dicha institución–, ahora queda claro que la Unidad de Inteligencia Financiera se ha dado a la tarea de documentar la presunta participación de Videgaray en todo tipo de chanchullos, especialmente los referidos por Lozoya, Robles y Zebadúa, y las de quienes se suban al camión de los testigos protegidos y/o colaboradores.

La Jornada lo publicó así: “la Unidad de Inteligencia Financiera inició una investigación contra Luis Videgaray Caso señalado por Emilio Lozoya Austin como pieza clave en el pago de sobornos para comprar votos a favor de la aprobación de la reforma energética. Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF, expuso que al expediente del secretario de Hacienda en el gobierno anterior se sumará la información que aporte Rosario Robles (investigada por la estafa maestra, quien anunció que se acogería al llamado criterio de oportunidad a fin de colaborar con la justicia en esa investigación.

Aquí la columna completa

Que no quede en espectáculo

Julio Hernández López en su columna Astillero, publicada en La Jornada de San Luis, indica que el presidente de la República lo planteó con claridad: “evitar que todo se quede en escándalo político (…) lo que hay que hacer es darle celeridad, o sea, que rápido la FGR desahogue todos esos casos (…) Lo único que yo quisiera es que se aplicara el principio de justicia rápida, expedita… que no se acumulen los casos y que no solo sea de consumo publicitario o propagandístico, que no haya espectacularidad”.

Ese riesgo está latente e irá creciendo si las concesiones judiciales en casos como los de Emilio Lozoya, Luis Videgaray, Emilio Zebadúa y el general Salvador Cienfuegos (aunque las palabras presidenciales de ayer se referían a los dos primeros) no reportan los beneficios justicieros superiores que deben derivarse de las conversiones de corruptos del pasado en delatores por conveniencia o, en el caso del alto jefe militar en retiro, en una confirmación de la subsistencia de fueros virtuales.

Hasta ahora, los procesos de consolidación de los testimonios colaborantes han permitido filtraciones que engrosan la narrativa sexenal contra los corruptos de, cuando menos, los dos sexenios anteriores al obradorista. Si por historias fuera, el interés público y la porción de morbo que le acompaña se podrían dar por satisfechos.

Pero lo que se espera no son solamente buenos guiones para series televisivas o películas en forma. Poco se sabe de lo que se ha avanzado en cuanto a Emilio Lozoya, el exdirector de Pemex que ha recibido un trato sedoso a su arribo a México, sin siquiera poner un pie en la cárcel. Del general Cienfuegos lo más cercano a un ánimo judicial en activo residiría en una libreta donde habrían sido anotados los números telefónicos y la dirección inmobiliaria en la que el exsecretario de la Defensa Nacional se supone que está en espera de ser tocado con el pétalo de alguna invitación a declarar sobre el expediente estadunidense que en el vecino país podría haberle significado una prisión de por vida.

Por esos y otros ejemplos públicos de acción justiciera lenta o en suspenso es que urge la celeridad y el desahogo expedito que reclama el abanderado del proyecto llegado al poder nacional como propuesta de combate implacable a la corrupción.

- Anuncio -

Aquí la columna completa

La columna Frentes Políticos, publicada en Excélsior, indica que 1. Aliados provechosos. Es evidente que no todas las coaliciones políticas entre partidos funcionan, algunas llevan al fracaso, como cuando PRD y PAN se unieron para contender en 2018, con resultados por todos conocidos. Por ello es que la unión entre Morena y PES es digna de análisis. Y es que las fórmulas no son mágicas, sino de trabajo, capacidad y postulados en común. De la mano del diputado Jorge Argüelles, el PES ha sido aliado incondicional y propositivo de la 4T y del presidente López Obrador. El coordinador de la bancada pesista tejió una inquebrantable relación legislativa con Mario Delgado, ahora líder morenista. En lo político, Hugo Eric Flores refrendó, con el registro del PES, que tiene peso y convocatoria nacional. Y en lo gubernamental, Cuauhtémoc Blanco, el dirigente de Morelos, brinda apoyo total. Eso es trabajo en equipo.

2. Sin freno. En México hay un motor económico que no deja de traer beneficios, el agrícola. Víctor Villalobos, el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, presentó en Chiapas, acompañado del gobernador Rutilio Escandón, el Panorama Agroalimentario 2020, compendio estadístico realizado por el Servicio de Información Agroalimentaria Pesquera. “El trabajo continuo de los productores ha permitido que México ocupe el lugar número 12 a nivel mundial en la producción de alimentos y que se consolide como uno de los principales proveedores de alimentos a nivel internacional, al ser el séptimo exportador mundial, con un superávit comercial de ocho mil 824 millones de dólares, el más alto en 25 años”, destacó Villalobos. Aplausos. Que nada detenga al campo mexicano.

3. Irreverente. En tres ocasiones se exhortó al diputado petista Gerardo Fernández Noroña a usar el cubrebocas dentro del salón de sesiones del Consejo General del INE, y reiteradamente se negó a hacerlo. Que cuando habla debe tomar agua y con el cubrebocas no puede, argumentó. Así que los consejeros, representantes de partidos y representantes legislativos, abandonaron el salón para conectarse de manera remota a la sesión. El consejero presidente, Lorenzo Córdova, decretó un receso para permitir que cada integrante se conectara. Siempre políticamente incorrecto, al tomar la palabra Fernández Noroña adujo que no hablaría con mordazas y que la Constitución le protegía ese derecho. Irrespetuoso con sus compañeros y compañeras, así quiere gobernar al país… ¿de los necios?

Aquí la columna completa

También te puede interesar

Redacción Ángulo 7http://www.angulo7.com.mx/author/redaccion/
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
- Anuncio -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimas Noticias

- Publicidad -

Noticias relacionadas

- Anuncio -