11 C
Puebla
jueves, enero 28, 2021

El dinero sucio en campañas del PRI y Videgaray responde a Rosario Robles

Rosario Robles: que siempre sí // Va por Videgaray; salva a Peña

Carlos Fernández Vega en su columna México SA, publicada en La Jornada, indica que siempre sí, Rosario Robles está dispuesta a reconocer su participación y responsabilidad (siempre negadas a lo largo de sus 15 meses de reclusión en Santa Marta Acatitla) en la multimillonaria estafa maestra y, en consecuencia, pretende subirse al cada día más lleno camión de testigos protegidos y/ o colaboradores, de tal suerte que está dispuesta a dar santo y seña sobre cómo se cocinó ese saqueo –uno de tantos– a la nación.

A la ex secretaria de Desarrollo Social y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano en el sexenio de Peña Nieto le dieron ganas de cantar y no porque tenga una bella voz, sino porque, después de muchos intentos fallidos por obtener su libertad, es el único recurso legal que tiene para seguir su proceso en prisión domiciliaria, siempre y cuando –como lo hace Emilio Lozoya– lo que testifique sea verídico y comprobable e involucre a otros personajes beneficiarios de la estafa maestra. Y el catálogo de ladrones de cuello blanco es inagotable.

Desde el día mismo de su encarcelamiento (13 de agosto de 2019) la ex funcionaria peñanietista amenazó con encender el ventilador y salpicar boñiga por doquier, siempre con el objetivo de evitar la cárcel o aminorar su condena. Y como muestra un botón: el ex secretario de Hacienda José Antonio Meade tuvo conocimiento de las irregularidades detectadas en la Sedesol al recibir el acta de entrega-recepción cuando tomó posesión de esa secretaría; sí informé al ex presidente Peña Nieto (de la estafa maestra). A partir de entonces, ha hecho circo, maroma y teatro en su fallido intento de librar la cárcel, pero nada le resultó, hasta que Emilio Lozoya puso el ejemplo y ella dijo ¡presente!

Aquí la columna completa

La Estafa Electoral Maestra

Julio Hernández López en su columna Astillero, publicada en La Jornada de San Luis, indica que en la administración peñista, Rosario Robles Berlanga tomó partido por Miguel Ángel Osorio Chong en la larga batalla sostenida por este, a título de secretario de Gobernación, contra el virtual vicepresidente del sexenio 2012-2018, Luis Videgaray Caso, quien fue secretario de Hacienda y de Relaciones Exteriores.

La pelea entre Osorio Chong, político de Hidalgo, donde fue gobernador, y el tecnócrata Videgaray, que había acompañado a Enrique Peña Nieto desde el gobierno del Estado de México, se mantuvo hasta el momento en que el último habitante de Los Pinos definió la candidatura presidencial priista de 2018 en favor de José Antonio Meade Kuribreña, gran amigo y compañero de andanzas administrativas de Videgaray.

Osorio Chong se quedó solamente con un asiento en el Senado, desde donde trata de sobrevivir políticamente, con guiños de colaboración al obradorismo legislativo y la permanente angustia de saber que las guillotinas políticas y financieras del momento le tienen constantemente en su lista de posibles invitados.

Aquí la columna completa

Estafa Maestra: la conexión del PRI

- Anuncio -

Salvador García Soto en su columna Serpientes y Escaleras, publicada en El Universal, indica que en la sede nacional del PRI, en la avenida de los Insurgentes Norte, había una oficina a donde llegaba buena parte del dinero en efectivo que se extraía del erario federal y se “blanqueaba” a través del mecanismo de contratos simulados con instituciones públicas, denominado la Estafa Maestra.

Durante los seis años que duró el Gobierno de Enrique Peña Nieto, en esa oficina, la de la Secretaría de Finanzas del CEN priista, despachó un hombre de todas las confianzas del Presidente: el sinaloense avecindado en el Estado de México, Luis Vega Aguilar, por cuyas manos pasaban todos los dineros para las campañas priistas, los de origen legal, vía financiamiento del INE, y los de origen incierto.

El nivel de confianza que Peña Nieto tenía en el financiero priista era tal, que ninguno de los seis dirigentes nacionales del PRI que desfilaron por el partido gobernante, desde César Camacho Quiroz, hasta Claudia Ruiz Massieu, pasando por Manlio Fabio Beltrones, Carolina Monroy, Enrique Ochoa y René Juárez, podían tocar ni mover al encargado de las finanzas partidistas y, por el contrario, tenían que tratar con pinzas a Vega Aguilar, porque sabían que le reportaba directamente a Los Pinos de los manejos financieros del partido.

Aquí la columna completa

La columna Frentes Políticos, publicada en Excélsior, indica que 1. Fortalecida. Las encuestas más recientes en Baja California lo indicaban desde hace algunas semanas, al colocar a Marina del Pilar Ávila Olmeda, alcaldesa de Mexicali, en el primer lugar de aprobación y con mayores posibilidades de ganar la gubernatura, en caso de que se decidiera a contender por Morena. Y sí, ya es oficial. Su trayectoria, sumada a la paridad de género, le dan altas posibilidades de sustituir a Jaime Bonilla, actual mandatario, por lo que la alcaldesa manifestó su interés por contender. La joven presidenta municipal está en las mediciones por arriba de los posibles aspirantes del PRI y del PAN, como Jorge Hank Rhon y el exsenador Héctor Osuna Jaime. Por si fuera poco, dio a conocer que el presidente Andrés Manuel López Obrador visitará Mexicali y se reunirá con pescadores de San Felipe. Apoyo lo hay; capacidad, de sobra.

2. Cuentas claras. Luis Videgaray, el exsecretario de Hacienda, expresó mediante una carta: “Lamento profundamente que Rosario Robles opte por acusarme sin fundamentos para tratar de librar su situación legal. Sin embargo, la desesperación no puede ser justificación para mentir e incriminar a inocentes. Ése no debe ser el camino para conseguir la verdad”, señaló. Contundentemente, dijo que podrá decir muchas cosas, pero lo que no podrá hacer es probar mentiras: “Yo no tuve participación alguna, directa o indirecta, en la Estafa Maestra, y mucho menos me beneficié de dicho presunto mecanismo”. El también excanciller señaló que, como compañeros de gabinete, fueron pares, por lo cual no hubo relación de subordinación, mucho menos dio instrucciones ni a ella ni a sus colaboradores. Más clara o contundente no puede ser la respuesta de Videgaray.

3. Cierto. Hace sentido que Rosario Robles no vaya ni pueda acusar a su exjefe Enrique Peña Nieto, pues ningún presidente es responsable del ejercicio de los recursos públicos por parte de las dependencias de gobierno. También aplica para el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, pues explica en su respuesta a las acusaciones del abogado de Robles que una de sus funciones fue asignar los recursos a las diferentes dependencias con base en el presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados, pero no fue responsable de cómo se ejerció, ya que esa facultad siempre recae en los pares. Durante su paso por la SRE mucho menos tuvo que ver con la asignación de recursos. Videgaray se dice listo y dispuesto a esclarecer las acusaciones ante las autoridades competentes. Es un capítulo que apenas inicia.

Aquí la columna completa

También te puede interesar

Redacción Ángulo 7http://www.angulo7.com.mx/author/redaccion/
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
- Anuncio -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimas Noticias

- Publicidad -

Noticias relacionadas

- Anuncio -