15 C
Puebla
jueves, marzo 4, 2021

Retorno político de Ricardo Anaya y las transas con el Fonatur

-Publicidad-

Fonatur: atraco a la nación // Cancún, Fox y Calderón

Carlos Fernández Vega en su columna México SA, publicada en La Jornada, indica que tantos y variados fueron los negocios ilegales que, a costillas de la nación, se concretaron en el régimen neoliberal, que la memoria se enreda, se hace porosa y confunde tiempos y personajes –públicos y privados–, aunque al final de cuentas estos siempre resultan los mismos, es decir, los grandes beneficiarios de las privatizaciones y la política amiga del presidente en turno. Y el inventario es inagotable.

Lo anterior viene a cuenta, porque en la mañanera de ayer el presidente López Obrador recordó uno de esos atracos, y a lo largo de ella lo explicó así: les voy a hablar de otro negocio, otra transa, para que la gente sepa. En la época del gobierno de Calderón estaba un abogado famoso en el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) que llegó a ser secretario de Gobernación, Gómez Mont. Vendieron cerca del aeropuerto de Cancún, no sé, 100, 200 hectáreas, me acuerdo; eso fue en el gobierno de Vicente Fox, a 70 pesos el metro cuadrado, ¡ni lo que cuesta la alfombra ésta!; 70 pesos, de Fonatur precisamente. Entonces, yo creo que la gente ya no quiere eso.

Así es, ese negocio privado –uno de tantos– con terrenos de la nación fue más que jugoso, a la par que monumental la pérdida para el Estado, y ésta simplemente se echó al bote de las mermas inevitables (pagadas por los mexicanos), cuando a todas luces la obligación del gobierno era cuidar el patrimonio nacional.

Aquí la columna completa

Ebrard: “forrado de dinero”

-Publicidad-

Julio Hernández López en su columna Astillero, publicada en La Jornada de San Luis, indica que Porfirio Muñoz Ledo, aspirante a dirigir su tercer partido nacional (antes, el Revolucionario Institucional y luego el de la Revolución Democrática), considera que está a destiempo el futurismo presidencial en Morena y en particular advierte el riesgo que representa el canciller Marcelo Ebrard, de quien menciona: “tiene muchísimo dinero, voy a acabar subiendo las fuentes de las cuales tomo esto. Espero que no haya tomado dinero del gobierno de la Ciudad (de México), de eso no lo voy a acusar porque no lo he investigado”.

El candidato a presidir Morena, impulsado por el grupo que a su vez impulsa a Claudia Sheinbaum para 2024, añadió ayer respecto a Ebrard: “tiene socios, amigos. Se ha forrado de dinero para ser presidente, y eso no me gusta porque soy republicano”. El canciller, señala, “es de derecha” y está perdiendo fuerza en la consideración de Andrés Manuel López Obrador. Asegura que de buena fuente sabe que el tutor político y exjefe de Ebrard, Manuel Camacho Solís, no se benefició con la creación de Santa Fe, donde “hubo un dineral”, así que “si Manuel no se llevó el dinero, ¿a dónde se fue?”. ¿Malos manejos de Ebrard?, se le preguntó. Y respondió: “no lo sé, ni siquiera lo sospecho, pero voy a seguir la pista. Yo voy a preguntar con autoridades de la ciudad o con especialistas, yo tengo que tener los pelos en la mano” (nota de Andrés Ramírez Conejo, https://bit.ly/35UBxWn y entrevista en video https://bit.ly/3kFD2vE ).

Camila Martínez y su amiga Alejandra ( @CamMttz y @NieveMandarina en Twitter, respectivamente) grabaron un video que en 24 horas rozaba el millón de reproducciones, pues la noche del domingo fueron al plantón de casas de campaña montado por el Frente Nacional antiAMLO (Frena) en la avenida Juárez de la Ciudad de México y probaron que las coloridas y recién estrenadas tiendas de excursión estaban vacías, en su inmensa mayoría.

En redes digitales sociales, sin embargo, bullen las exhortaciones golpistas y la histeria política, como puede verse en algunas cuentas cuyos contenidos fueron compartidos a esta columna por internautas referenciados a granel por el derechismo desbocado:

“Héctor KM: … la única manera de echarlo es con el apoyo del Ejército”.

- Publicidad -

Aquí la columna completa

Anaya, la oposición y un liderazgo vacío

Salvador García Soto en su columna Serpientes y Escaleras, publicada en El Universal, indica que el regreso de Ricardo Anaya Cortés a la escena política no es casual ni gratuito. El excandidato panista eligió para su retorno un momento en el que las crisis se le juntan y le empiezan a crecer al Presidente, y es evidente que el aún joven político del PAN vuelve para retomar la estrategia de contraste, que en su momento –la campaña presidencial de 2018– le deshicieron en pedazos, entre la popularidad arrolladora del candidato Andrés Manuel y el embate despiadado del Gobierno peñista que operó en su contra con los instrumentos del Estado.

Lo que intentó fallidamente en la campaña, lo volverá a intentar ahora Anaya: ser el opuesto de López Obrador, contrastar sus ideas y sus propuestas del pasado con una visión más fresca y de futuro; pero la parte más difícil, y que no está claro que pueda lograr, es saber si Ricardo Anaya tiene los tamaños y puede convertirse en ese líder que hoy no tiene la oposición política del país, para enfrentar la fuerza del lopezobradorismo.

Tampoco es casual que Anaya anuncie su regreso a dos semanas de que arrancó el proceso electoral del 2021, en el que buscará ser diputado federal por la vía plurinominal y eventualmente liderar la bancada panista en San Lázaro, como una plataforma desde la que intentaría construir su segunda candidatura presidencial en 2024.

El abanderado panista, a quién será interesante ver cómo se refiere hoy el presidente López Obrador en su mañanera, buscará emular los pasos del propio López Obrador, que en el sexenio de Peña Nieto supo convertirse en el líder que aglutinó y condujo la inconformidad y el enojo social hacia un gobierno plagado de corrupción y excesos. Hoy Ricardo Anaya apuesta justo a eso: a canalizar la molestia y el desencanto por los resultados y fallas de la 4T.

Es más probable que, desde el PAN y posiblemente en alianza con otros partidos, Anaya sume adeptos entre las decepcionadas clases medias, los profesionistas, los golpeados empleados gubernamentales y los pequeños empresarios afectados por la crisis y por supuesto las élites empresariales, más proclives históricamente al panismo.

Aquí la columna completa

La columna Frentes Políticos, publicada en Excélsior, indica que 1. Menos show, por favor. Los panistas piden que se respalde la consulta popular del Ingreso Básico Universal porque es una “medida útil para la reactivación económica” y para “disminuir la pobreza”. Por fortuna, algunos senadores de la oposición no se olvidarán de la viabilidad financiera y jurídica que debe tener todo programa que se legisle. Damián Zepeda y Xóchitl Gálvez se van por la libre en su afán por concretar un plan que garantice apoyo a los mexicanos desempleados durante la pandemia. Lo peor es que rehúyen a una salida de consenso y buscan aprovecharse de la consulta popular. La peligrosidad de estos proyectos es que los problemas de fondo se convierten en monedas de cambio de muy bajo valor. Si supieran abatir la pobreza ya lo habrían hecho. ¿O no?

2. Negocio de muchos ceros. Los cárteles mexicanos ganaron, entre 2016 y 2018, casi 50 mmdd, aunque el volumen total de dinero ilícito generado en ese periodo podría ser mucho mayor, pues México no cuenta con una metodología para medir esos montos con exactitud. Así lo indicó Santiago Nieto, responsable de la UIF, quien aclaró que esa cifra corresponde sólo a dinero que ha sido denunciado ante las autoridades competentes. Nieto señaló que su departamento multiplicó el número de denuncias ante los tribunales, pues en 2018 presentó 82 y en 2019 fueron 164, y frente a las seis sentencias condenatorias conseguidas en 2018, el año pasado se lograron 84. Se han congelado recursos a casi dos mil personas. Miente quien diga que esto no es una lucha frontal contra la corrupción.

3. Lo que ustedes manden. Ante el anuncio de pescadores del hábitat de la vaquita marina de que regresarán al mar con sus redes tradicionales, legisladores federales de Morena hicieron un llamado urgente a la Federación para atender a las comunidades de San Felipe, Baja California, y el Golfo de Santa Clara, Sonora, ante el riesgo de que se apliquen mayores sanciones comerciales a nuestro país. La senadora Nancy Sánchez exigió que se instale una mesa técnica de negociaciones al más alto nivel para buscar una salida a la problemática que afecta a más de cinco mil familias de la región. Señaló que se debe construir una solución antes de que inicie la temporada de camarón. El problema es que los altos funcionarios que podrían hacer algo se hacen los desentendidos. O cuidan sus propios intereses. ¿Y el cambio transformador?

Aquí la columna completa

También te puede interesar

Redacción Ángulo 7http://www.angulo7.com.mx/author/redaccion/
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
- Anuncio -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimas Noticias

- Publicidad -

Noticias relacionadas

- Anuncio -