Inicio Columnistas Lo que dicen las columnas de México El arribo del CJNG a la capital del país y cómo vislumbran...

El arribo del CJNG a la capital del país y cómo vislumbran economía en 2021

0
18

Covid-19, bicho democrático // Donald Trump, una vez más

Carlos Fernández Vega, en su columna México SA, publicada en La Jornada, indica que los videntes financieros auguran un mal año para la economía mexicana, aunque nuestro país tiene el nada grato placer de compartir tan espeluznante coyuntura con prácticamente todas las naciones del mundo; es decir, la situación es más que complicada a nivel global, dado que el Covid-19 aparece como un bicho democrático: el terremoto es parejo, le pega durísimo a todos.

Pero, siempre generosos, los videntes vislumbran algo de luz al final del túnel, en 2021, pero insuficiente a todas luces para tapar el profundo agujero de 2020. Por ejemplo, para México estiman un crecimiento de 3.3 por ciento, tras una caída de 10.5 por ciento. Lo mismo para otras economías: en 2021 Estados Unidos avanzaría 4.8 por ciento, pero con un desplome previo de 8; en la zona euro habría un descenso de 10.2 y alza de 6, respectivamente, y así por el estilo. China sería el único país sin cifras rojas: 1 y 8.2 por ciento, en cada caso.

El Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados analiza el más reciente informe del Fondo Monetario Internacional –del que se toman los siguientes pasajes– y la conclusión es más que elemental: el Covid-19 aceleró una caída económica mundial que se cocinó desde, al menos, mediados de 2018 y nadie tomó en serio las señales de alarma. La pandemia de coronavirus ha tenido un impacto más negativo de lo previsto en la actividad productiva durante el primer semestre del presente año, y se espera una recuperación más gradual de lo pronosticado, lo que tendrá un agudo impacto adverso en los hogares de bajo ingreso y pondría en peligro el avance logrado de la lucha contra la pobreza extrema a nivel mundial desde la década de 1990.

Para 2021, prevé un crecimiento económico mundial de 5.4 por ciento, menor en 0.4 puntos porcentuales a la estimación previa. Existe un elevado grado de incertidumbre en torno a estos pronósticos, debido a que la proyección base se fundamenta en el supuesto crítico sobre las secuelas de la pandemia.

En las economías con tasas de infección decrecientes, la ralentización de la trayecto-ria de recuperación contemplada refleja un distanciamiento social persistente a medida que se avanza en la segunda parte del año, así como un mayor impacto sobre la actividad productiva potencial, debido a que sufriría más de lo previsto durante el confinamiento establecido en el año, así como una disminución de la productividad a medida que las empresas que sobrevivan apliquen las necesarias prácticas de seguridad e higiene en los lugares de trabajo.

Aquí la columna completa

CJNG y visita a Washington

Julio Hernández López en su columna Astillero, publicada en La Jornada de San Luis, indica que hay dos planos en los que pueden ser analizados los acontecimientos de criminalidad mafiosa que se han acumulado en días recientes. Aun cuando las motivaciones y la intencionalidad no tuviesen relación con lo político, parte de los impactos llegan hasta esas alturas, en forma de mensajes, reacomodos y preparativos.

En el plano internacional, lo sucedido en los casos de la Ciudad de México (el estrepitoso ataque contra el jefe policiaco Omar García Harfuch) y del estado de Guanajuato (la acometida contra el Cártel de Santa Rosa de Lima, con la detención y la posterior liberación de decenas de presuntos implicados, entre ellos la madre del jefe de ese grupo, apodado el Marro), colocan en un contexto de más complicación la polémica visita anunciada del presidente de México a la Casa Blanca.

El arribo del Cártel Jalisco Nueva Generación a la capital del país, con un arsenal y decenas de criminales destinados a ejecutar al secretario de seguridad ciudadana del gobierno encabezado por Claudia Sheinbaum, obtuvo un revuelo mediático mayor que sus resultados asesinos específicos y promovió la percepción colectiva de que los peores episodios de inseguridad pública y de barbarie que se han vivido en el resto del país habrían llegado a la sede de los poderes federales, en especial de la Presidencia de la República, a la ciudad gobernada desde hace décadas por la izquierda electoral.

Cometido en términos logísticos de una manera particularmente errática, que contrasta con la contundencia de otras operaciones de ese mismo CJNG, el atentado contra García Harfuch fue realizado en una zona residencial de alto poder adquisitivo, ante cámaras de seguridad, gubernamentales y privadas, y con tan deficiente plan de huída que la mayoría de los agresores fueron detenidos en minutos o a lo largo del día de los hechos.

El reto lanzado por el CJNG en la Ciudad de México se suma a otros temas críticos que la prensa estadunidense podrá tratar de restregar al visitante López Obrador, si la cita en Washington se confirma, y a los que el poder imperial anfitrión le conviene tener presentes en las conversaciones oficiales privadas. Un día antes del atentado contra García Harfuch, el embajador de Estados Unidos en México había advertido, ante miembros de una de las cámaras empresariales que buscan la remoción de AMLO, que en México no hay condiciones adecuadas para la inversión extranjera. El supuesto desmoronamiento del país a causa del actual presidente también ha sido proclamado de manera efectista por antiobradoristas en vehículos automotores que si a pie realizaran sus marchas podrían confirmar visualmente la muy reducida cuantía de sus participantes.

Aquí la columna completa

A grandes males, los mismos remedios

Salvador García Soto en su columna Serpientes y Escaleras, publicada en El Universal, indica que en dos videos distintos, pero en el fondo iguales, este fin de semana el presidente Andrés Manuel López Obrador desencantó sobre las respuestas que dará su Gobierno a dos situaciones inéditas y graves para los mexicanos. Por un lado, ante la crisis económica más grave y profunda que hayamos vivido, el Ejecutivo solo tiene “optimismo” y jura, basado en sus datos y en sus pronósticos —siempre desacertados—, que “vamos a salir muy rápido porque ya tocamos fondo” en una “v” imaginaria que solo él ve y sin ningún tipo de apoyo a las empresas y solo “a la gente de abajo”.

Y luego, ante el desafío brutal que le lanzó el crimen organizado y más concretamente Nemesio Oseguera “El Mencho” y su Cártel Jalisco Nueva Generación, que prácticamente le declaró la “guerra” al intentar asesinar al jefe de la Policía de la CDMX en plena capital de la República, el jefe del Estado saca una banderita de paz, tan blanca y campechana como las guayaberas que luce en sus videos, mientras dice que “no habrá guerra” contra los narcos y que su estrategia de seguridad seguirá inamovible, tratando de ganarle al “Mencho” y al resto de capos sanguinarios con los 3 mil pesos que les da a los jóvenes y con sus programas sociales como arma contra el sicariato.

Su estrategia claramente no ha dado resultados y los casi 40 mil muertos en año y medio de Gobierno no pueden ser ningún indicador de que sus programas y apoyos sociales y económicos a la población más vulnerable funcionen también como programas preventivos del delito que claramente no son. Pero lo más grave es que ante la percepción cada vez más generalizada de un Gobierno débil, que aunque en el discurso diga que “no vamos a negociar como antes con el crimen organizado”, en la realidad se muestra totalmente complaciente y hasta permisivo con los violentos cárteles de la droga.

Aquí la columna completa

La columna Frentes Políticos, publicada en Excélsior, indica que 1. Al rescate. Una vez más, cuando el panorama se oscurece, el senador Ricardo Monreal logra aclararlo. Esta vez sorteó, con su habilidad característica, la amenaza de frenar al Congreso. Ante la urgencia de un periodo extraordinario de sesiones para aprobar las cinco leyes del T-MEC y el Acuerdo de Cooperación Ambiental, y la posibilidad de que no se produjera, aprovechó el retraso para conciliar sobre posturas encontradas entre los grupos parlamentarios. En reunión presencial, Monreal consiguió el acuerdo para que en el periodo extraordinario se traten exclusivamente temas de armonización del marco jurídico del acuerdo comercial. La coincidencia fue cuidar más los bolsillos de los mexicanos, lo que le permitió lograr, por unanimidad, el acuerdo en las comisiones. Vendrán las discusiones, pero está visto que nada detendrá el trabajo parlamentario… Ni a Ricardo Monreal, un político que no sabe fallar.

2. La reconstrucción. La pérdida de empleos provocada por el covid-19 se reduce en México. Sólo 70 mil puestos de trabajo se perdieron en junio, lo que contrasta con las más de medio millón de plazas que quedaron cesantes en abril, según los datos divulgados por el presidente Andrés Manuel López Obrador. El mandatario auguró que en julio ya se habrá detenido la caída y que la recuperación podría comenzar en agosto. Desde el inicio de las medidas de aislamiento social, a finales de marzo, el país ha perdido alrededor un millón de empleos formales y un número indeterminado de trabajos informales. En abril se perdieron 555 mil empleos, en mayo, 345 mil, en junio, 70 mil y, según López Obrador, en julio ya no habrá caída. Urge una reactivación exitosa. Sé fuerte, México.

3. Primer caso. Kenia López, senadora del PAN, se indignó con la posibilidad de que, tras la renuncia de Mónica Maccise, una mujer indígena dirija el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación. Dijo que eso “sería una simulación. Una ofensa a la inteligencia de las mujeres. Una burla”. ¿Es decir, reprueba a priori la capacidad intelectual de la población indígena?, ¿la discrimina aún sin ser designada? Esta horrenda postura de oponerse a la propuesta del presidente López Obrador fue tan discutida que, en un par de horas, las redes sociales pusieron en su lugar a la senadora panista. No la bajaron de ser una mujer con prejuicios, ginefóbica y clasista: fatal. Preocupante: es ella quien preside la comisión de derechos humanos en el Senado. ¿Cómo la ven? Caso extremo para el Conapred.

Aquí la columna completa

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here