Inicio Columnistas Lo que dicen las columnas de México Los inicios de la alianza PVEM-Morena y acusan de lavado de dinero...

Los inicios de la alianza PVEM-Morena y acusan de lavado de dinero a Polevnsky

0
34

¿Pandemia o modelo neoliberal? // Cae economía, aumenta pobreza

Carlos Fernández Vega en su columna México SA, publicada en La Jornada, indica que más allá del brutal impacto en la salud de millones de personas en el mundo, la pandemia ha desmoronado la de por sí frágil estabilidad económica y de inmediato la factura se ha trasladado a la población socialmente más endeble. Recientes informes de organismos internacionales y regionales vislumbran un panorama verdaderamente desolador y sus pronósticos resultan aterradores.

Por ejemplo, días atrás la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) divulgaron un informe conjunto (Cómo evitar que la crisis del Covid-19 se transforme en una crisis alimentaria) en el que advierten sobre el devastador efecto de la pandemia, el cual amenaza con diluir en meses los avances de 20 años en combate a la pobreza extrema y el hambre en Latinoamérica. En México se proyecta que al cierre de 2020 entre 14.9 y 21.7 millones de personas no tendrán ingresos suficientes para adquirir una canasta básica, y para América Latina la estimación alcanza a 83.4 millones. En México, 47.8 por ciento de habitantes serán pobres y 15.9 por ciento se encontrarán en pobreza extrema ( La Jornada, Dora Villanueva).

Sin duda, es terrible el panorama que vislumbran los citados organismos especializados de la ONU, pero parece que algo no cuadra, cuando menos en el caso mexicano, porque de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), al cierre del sexenio de Enrique Peña Nieto 25.5 millones de mexicanos (20.4 por ciento del total de la población en 2018) sobrevivían en pobreza alimentaria (sin ingresos suficientes para adquirir una canasta básica), es decir 17.5 por ciento más que la estimación pospandemia de la Cepal y la FAO.

De hecho, en su informe bianual correspondiente a 2016-2018), el Coneval detalla que al cierre del sexenio peñanietista 48.8 por ciento de los mexicanos obtenía un ingreso inferior a la línea de pobreza, mientras 6.8 por ciento adicional reportaba un ingreso inferior a la línea de pobreza extrema. En total, de acuerdo con ese organismo, alrededor de 82 millones de personas no tenían dinero suficiente ni para comer. Y eso que Peña Nieto presumió hasta la saciedad el triunfo y los grandes logros de la supuesta Cruzada contra el Hambre, cuya operadora, Rosario Robles, hoy duerme plácidamente en Santa Martha Acatitla.

Si se amplía el abanico, y siempre de acuerdo con las cifras del Coneval, la síntesis del panorama social en México resulta espeluznante: al cierre de 2018 sólo dos de cada 10 mexicanos no eran pobres ni vulnerables. El resto la veía negra todos los días para sobrevivir.

Aquí la columna completa

Con V de Velasco

Julio Hernández López en su columna Astillero, publicada en La Jornada de San Luis, indica que la alianza política y electoral de Morena con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) viene de antes de que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) llegara por tercera ocasión a las urnas como aspirante presidencial. En 2018, esa alianza no fue expresa sino fáctica, con el mismo factor determinante y operativo que fue y es Manuel Velasco Coello, gobernador del estado de Chiapas, émulo del estilo de Enrique Peña Nieto y confidencial enlace de alto nivel para entendimientos primorosos.

La camaraderil relación de Velasco Coello con López Obrador es una cultivada herencia de Fernando Coello, abuelo materno del joven que a nombre de una coalición PRI-PVEM-Nueva Alianza ganó entre múltiples objeciones la gubernatura de Chiapas. El abuelo Coello fue un temprano impulsor de un joven político tabasqueño al que años después, en 2018, acompañó en un acto público masivo en el que reporteros le preguntaron si su nieto respaldaría a AMLO: “Totalmente. Mi nieto lo molestan mucho los de arriba para que no se meta, pero conoce muy bien a Andrés y le tiene gran cariño y simpatía”. ¿Va a operar el gobernador Velasco a favor de AMLO?, le preguntaron al abuelo, quien respondió: “No sé si va a operar. Pero sí afirmo que simpatiza con Andrés y lo quiere bien” (https://bit.ly/2N7fJfE ).

Peor que el resto del sexenio, caracterizado por la frivolidad, el despilfarro y el abuso contra los chiapanecos, fue el final de la administración del “guero” Velasco: se insertó a última hora en la lista de candidatos del Verde al Senado, a pesar de que la Constitución prohíbe a gobernadores en funciones postularse a un cargo de elección popular durante su propio mandato (se alegó que esa prohibición solo se refería a candidatos por primera y segunda fórmula, pero no en lista plurinominal) y obviamente ganó desde su propio trono de poder estatal.

Además, hizo un desbarajuste monumental para debilitar al PRI en la sucesión estatal y abrir paso al aspirante deseado por AMLO, Rutilio Escandón (que era presidente del tribunal estatal de justicia y al mismo tiempo se promovía para gobernador), pidió licencia a la silla de gobierno, se instaló en el Senado y luego pidió licencia al mismo Senado para regresar al gobierno de Chiapas como sustituto de sí mismo (en el Senado, hubo doble votación sobre el mismo asunto, pues en la primera se le negó la estrambótica licencia, pero en la misma sesión Ricardo Monreal logró que siempre sí le dieran tal permiso).

Ese partido de las cuatro mentiras, donde Velasco Coello es coordinador de su bancada senatorial y virtual jefe político, es el nuevo proyecto de aliado explícito de Morena para las próximas elecciones. Ayer, los dirigentes de Morena y del Partido del Trabajo anunciaron que junto con el Verde harán sesiones virtuales de trabajo en todos los comités seccionales electorales del país, para “apoyar” al presidente López Obrador y para ir afinando una futura coalición.

Aquí la columna completa

La columna Frentes Políticos, publicada en Excélsior, indica que 1. Matemáticas simples. El senador Ricardo Monreal opta por sumar, pese a las adversidades. Como ejemplo, en los cambios de comisiones que hace como presidente de la Jucopo y líder de la mayoría legislativa, ahora ha otorgado al senador Martí Batres el espacio que solicitó. Batres, quien acusa “canibalismo” de parte de sus compañeros de partido, debe entender que no es objeto de ninguna persecución política. Su problema es el poco respaldo que tiene por parte del Presidente, y su hasta ahora nula participación en los trabajos del Poder Legislativo, donde la senadora Mónica Fernández realiza un papel impecable como presidenta de la Mesa. Monreal prefiere el diálogo y no la confrontación. ¿Para qué restar? Don Martí debe demostrar que está a la altura de los requerimientos del país. Y eso es lo difícil.

2. Justicia herida. Nunca sabremos cuáles fueron las razones por las que el juez Uriel Villegas tomó la decisión de prescindir de escoltas. Sin embargo, a lo largo de los últimos años hemos sido testigos que cada vez más empresarios o altos ejecutivos, incluido el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, han rechazado el uso de escoltas. Esto hace evidente que la protección ejecutiva está en crisis y si no cambia se volverá obsoleta. Para los profesionales de la seguridad es preocupante la gran cantidad de personajes importantes, en todos los ámbitos sociales y empresariales, el que prefieran arriesgar la vida que contar con un dispositivo de seguridad tradicional. Asesinar a un juez lesiona al alma del país. Justicia.

3. Ropa sucia. Los supuestos excesos de Yeidckol Polevnsky al interior de Morena se hicieron públicos esta semana y ya han traído consecuencias. A pesar de que era la líder nacional del partido cuando ganaron su escaño en el Senado, 59 de los 60 senadores de Morena guardaron silencio en torno a la acusación formal de lavado de dinero contra Polevnsky; sólo el coahuilense Armando Guadiana, difundió su respaldo a quien llamó amiga y a quien describió como honesta. En las cuentas en redes sociales de los 60 senadores de Morena nadie hizo mención alguna del problema interno que enfrenta su partido, ni siquiera Martí Batres o Citlalli Hernández, quienes el año pasado cerraron filas con ella, cuando presionó para que se dejara a Batres como presidente del Senado. Más sola que nunca. ¿Pasará la prueba de fuego de la honestidad republicana?

Aquí la columna completa

La columna Trascendió, publicada en Milenio, indica que ni un revés como el que le aplicó la Corte Suprema de EU sobre los dreamers amilana a Donald Trump, quien no solo quiere el control del Banco Interamericano de Desarrollo en la persona de Mauricio Claver-Carone, candidatura que impugnan Ernesto Zedillo, Juan Manuel Santos, Julio María Sanguinetti y Ricardo Lagos, sino que también baraja ya meter un quinto aspirante en la competencia por la Organización Mundial de Comercio, donde México postula a Jesús Seade.

Que Tomás Zerón de Lucio, ex director de la Agencia de Investigación Criminal, promovió un amparo pero nada tiene que ver, si usted ya echó a volar la imaginación, con los milagritos que le cuelgan en la serie La búsqueda, de Netflix, en la que se le atribuye haber sembrado el cuerpo de la niña Paulette para ocultar un crimen en aquel terrible episodio de hace 10 años.

En realidad busca la protección ante una orden de aprehensión por su presunta responsabilidad en desaparición forzada y tortura derivada del caso Ayotzinapa, pero no tendrá respuesta, por cierto, hasta que no precise dónde vive, porque en el escrito se dice Metepec, Estado de México, pero en un poder notarial se menciona Cuajimalpa, Ciudad de México.

Aquí la columna completa

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here