IMEF en Puebla ve factible que sigan apoyos fiscales hasta el 2021 por Covid
IMEF en Puebla ve factible que sigan apoyos fiscales hasta el 2021 por Covid. Foto: EsImagen

Ante la previsión de que Puebla tardaría el 2021 y parte del 2022 en ver una recuperación económica, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) consideró que los apoyos fiscales del gobierno estatal deberán seguir hasta el próximo año para paliar la crisis generada por el Covid-19.

Al sector servicios en que está el turismo involucrado, costaría más trabajo poder superar esa situación a diferencias del sector manufacturero encabezado por las industrias automotriz y textil, señaló el presidente de la organización, Carlos Sue Escobedo.

Dijo que ven factible que el gobierno de Miguel Barbosa Huerta contribuya en tener por más tiempo los apoyos en el Impuesto Sobre Nómina (ISN) y de Hospedaje, así como en el cobro de otros servicios, los cuales forman parte del plan de reactivación económica que se presentó en abril pasado.

Puntualizó que si bien no podrían mantenerse los apoyos fiscales al 100 por ciento, al menos sí ofrecer la ayuda necesaria a los empresarios, siendo el 70 por ciento micro y pequeños que sostienen la economía poblana.

Indicó que si bien Puebla y el país en general vienen de un proceso de recesión económica durante los últimos 13 meses, ahora con la pandemia se vendrá una contracción, en que las inversiones para lo que resta de 2020 no se consideren y se apueste más por parte de las empresas locales en una planeación para el siguiente año.

En el Plan de Reactivación Económica, que presentó el gobierno estatal, 12 de abril, se ofreció a los empresarios un apoyo del 100 por ciento a micro empresas, 50 por ciento de descuento a las pequeñas empresas y a las grandes un diferimiento en el gravamen.

Del Impuesto Sobre Hospedaje, se liberó a los contribuyentes sobre el pago para impulsar al sector en cuanto sea reactivado, aplicable desde abril hasta diciembre.

Recuperación lenta

Sau Escobar comentó que la recuperación económica será lenta, que en el caso de la industria automotriz que arranca a partir del 15 de junio, será al 30 por ciento de su capacidad productiva y que solo incrementará cuando se cambie al color naranja del semáforo sanitario del Covid-19.

Reconoció que la prioridad de los empresarios en los meses restantes de 2020 es cuidar su economía y no generar nuevos empleos o recuperar los perdidos.

Apuntó que esta etapa debe ser vista como un reto para no contraerse sino generar ideas que ayuden a la adaptación rápida sobre la “nueva normalidad”.