Reactivación económica de Puebla, en riesgo por relajamiento social en plena pandemia
Reactivación económica de Puebla, en riesgo por relajamiento social: Barbosa. Foto: EsImagen

A 14 días de iniciarse la reactivación económica de Puebla, el 15 de junio, el mandatario Miguel Barbosa Huerta señaló que comienza a ver un relajamiento social pese al alza de contagios por Covid-19 y negocios abren sin permiso, por lo que mediante un nuevo decreto extenderá las medidas preventivas, entre ellas el Hoy No Circula.

Refirió que desde el fin de semana las familias salieron del confinamiento en sus casas para pasear y en el Centro Histórico abrieron negocios, los cuales tampoco respetaban las restricciones, situación que llevará a proceder con las clausuras de seguir la desobediencia.

Reconoció la necesidad y urgencia de negocios por reactivarse, pero no de la forma en que se realizó, lo cual puede elevar aún más el número de contagios por Covid-19 y llevar al colapso de los sistemas de los sistemas de Salud, teniendo dos hospitales grandes al 85 por ciento de su capacidad.

Retorno mediante semáforo

Por estar Puebla en una máxima alerta, la secretaria de Economía, Olivia Salomón Vibaldo, explicó que, con base el semáforo sanitario del Covid-19, si éste continúa en color rojo, solo permitirán que la industria automotriz y construcción retomen labores al 30 por ciento de su capacidad así como algunas actividades sociales, como son misas; además podrían restaurantes y otros negocios de comida hacer lo propio, con el mismo porcentaje en aforo dentro de sus establecimientos.

Para pasar al semáforo naranja, donde habrá más actividades económicas y entran otras industrias como con la textil y química, tiendas departamentales y otros pequeños comercios, pero dependerá del comportamiento social y sino es el adecuado entonces seguirán con limitaciones en sectores productivos y de comercios.

Indicó que en el color amarillo del semáforo permitirían que incremente al 60 por ciento la actividad de industrias y aforo de negocios, en los cuales abrirían gimnasios, billares y boliches.

En el caso del color verde, entrarían balnearios, baños públicos, así como eventos masivos conciertos y eventos deportivos, pero dependerá de la sociedad poblana que en estas semanas respete las medidas.

Cabe mencionar que el 31 de mayo acabó la jornada nacional de Sana Distancia, lo cual no quiere decir que en el país deben regresar a la normalidad los ciudadanos y las empresas.