Inicio Columnistas Fernando Manzanilla Prieto Abramos el sector automotriz, pero antes hay que “vacunarlo”

Abramos el sector automotriz, pero antes hay que “vacunarlo”

0
27

A principios de mayo, Jeff Bezos, CEO de Amazon, sorprendió al mundo —y a los accionistas de la empresa— con una medida que ha sido catalogada como revolucionaria en medio de esta pandemia: la reinversión de utilidades por 4 mil millones de dólares, en el desarrollo de la primera cadena de valor en el mundo, completamente “vacunada”, es decir, libre de Covid-19.

El objetivo de Bezos es adecuar, en un plazo de 90 días, todos los procesos productivos de la empresa para que cada uno de los que participan en la cadena de valor de Amazon —desde el vendedor y el distribuidor, hasta el consumidor final, pasando por todo el personal de la empresa— tengan la confianza y la certeza de que son parte de un ecosistema “inmune”.

En los próximos meses, Amazon contará con protocolos de aplicación de pruebas de Covid-19 en casa para socios y empleados, así como esquemas de donadores de plasma y dotación de Equipo Personal de Protección, para todos los participantes en la cadena de valor de la empresa.

Con esta medida visionaria, Amazon se convierte en el líder indiscutible de un nuevo modelo a seguir en todo el mundo, en preparación a lo que se ha denominado la nueva era post Covid, donde los negocios tendrán que adaptarse a una nueva realidad mundial, en la que cada empresa deberá velar por la salud de su personal y la de sus clientes.

Precisamente, ese es el tipo de discusión que deberíamos tener en México, en relación con la apertura de actividades recientemente reclasificadas como esenciales, como la minería, la construcción y la producción de automotores. La pregunta no es si debemos abrir o no, estas actividades. Tarde o temprano las tendremos que abrir. La pregunta es, en todo caso, si ya estamos listos para hacerlo, es decir, si ya hemos alcanzado un grado satisfactorio de “vacunación” de los procesos en estas industrias como para abrirlas en pleno pico de contagios. La verdad es que no. No estamos preparados.

Si alguna lección nos ha dejado la experiencia internacional acerca del reinicio de actividades productivas, es la inviabilidad de hacerlo en pleno pico de la pandemia. Los países que han reiniciado actividades con cierto éxito lo han hecho durante la llamada desescalada, es decir, cuando el número de casos confirmados muestra una clara tendencia a la baja.

Otra gran lección es que, sin la realización de pruebas masivas, es imposible saber cuándo y en qué sectores, es factible reanudar actividades. Y una tercera lección es que, para abrir, es necesario tener al menos, 30% de capacidad hospitalaria disponible para sostener la reapertura.

Entiendo la necesidad de armonizar la reactivación de nuestro sector automotriz con el de Estados Unidos. Sin embargo, no podemos perder de vista que México va un mes atrás que nuestro vecino del norte en la evolución de la pandemia. Mientras que en Norteamérica ya se vislumbra un posible descenso en el número de contagios, México, al parecer, apenas está llegando a su meseta. Es decir, para nosotros la peor parte de la pandemia apenas está comenzando.

De ahí que lo más prudente sea evitar una apertura precipitada. De lo contrario, lo único que ocasionaremos es acelerar el riesgo de contagio y, eventualmente, tener que parar de nuevo actividades en pocas semanas. En todo caso, lo que tenemos que hacer es aprovechar este tiempo para desarrollar cadenas de valor “libres” de Covid-19 y aprender a coexistir con la pandemia sin exacerbar el riesgo de salud para la población.

Tengamos presente que la principal lección de la iniciativa de Jeff Bezos es que, en esta nueva era, cada empresa tiene la obligación y la oportunidad, de encontrar su propia forma de “inocular”, lo más posible, sus diferentes procesos. Las economías que abran sin tener mínimamente “vacunados” sus sectores estratégicos, sufrirán rebrotes y recaídas que solo retrasarán la reactivación, en detrimento del desarrollo económico y de los sectores más vulnerables.

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.