banner-enfrentando-la-contingencia
En 2019, 609 ataques y 10 asesinatos contra periodistas: Artículo 19
En 2019, 609 ataques y 10 asesinatos contra periodistas: Artículo 19. Foto: Jafet Moz / EsImagen

En 2019 se documentaron 609 agresiones a la prensa y diez periodistas asesinados, el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador fue más violento para el periodismo que el último de Enrique Peña Nieto, pues en 2018 la cifra de ataques fue de 544, un 12 por ciento más.

De esta manera, en México, durante 2019 se agredió a un periodista aproximadamente cada 15 horas, mientras que durante el año previo era uno cada 17.14 horas.

Así lo señaló Artículo 19 en su investigación “Disonancia: voces en disputa. Informe anual 2019”, en el que también reconoció las cosas buenas de esta nueva administración como que por primera vez en México se reconoció la existencia de violencia por parte del Estado y que habría 61 mil 637 víctimas de desaparición forzada y actos de disculpas públicas como el realizado por la tortura y encarcelamiento de Lydia Cacho Ribeiro orquestada por autoridades de Quintana Roo y el exgobernador poblano, Mario Marín Torres.

Sin embargo destacó que entre lo malo de la administración de López Obrador está que en su intento por dominar la narrativa de la agenda nacional, el presidente ha hecho de su palabra un instrumento y un arma de su gobierno, así como también se observa que las conferencias matutinas y giras de fines de semana están lejos de ser un medio de información y más cerca de una herramienta de propaganda.

Artículo 19 ha identificado un discurso estigmatizante del tabasqueño hacia la prensa, con calificativos como prensa “fifí”, “conservadora” o “hipócrita”.

Esta organización ha documentado 12 casos en los que López Obrador ha hecho un comentario hostil público en contra de un o una periodista, con una reacción inmediata en las redes sociales, que se llenan de insultos y amenazas dirigidas a quien haya formulado críticas al gobierno.

Puebla, de los más peligrosos para la prensa

Los datos por entidad muestran que la Ciudad de México registró el mayor número de agresiones, con 84 casos; seguido de Quintana Roo, con 57; Guerrero, con 51, y Puebla, en donde hubo 34 agresiones. En Oaxaca y Veracruz se documentaron 33 ataques en cada uno.

En los casos de la Ciudad de México y Quintana Roo preocupa que en sólo doce meses el número de agresiones contra la prensa se duplicó.

Por otro lado, los estados donde se documentaron menos ataques fueron Querétaro, con una agresión, seguido de Hidalgo, Aguascalientes y Zacatecas, con tres atentados cada uno, en Chihuahua se documentó cuatro.

A nivel nacional, de las 609 agresiones documentadas, las más recurrentes fueron intimidación y hostigamiento, con 166 casos; amenazas, con 144 casos, y 62 ataques físicos.

Los bloqueos, alteración o remoción de contenido en internet ocuparon el cuarto lugar, equivalente a 60 ataques. Si bien todas las agresiones aumentaron, el “uso ilegítimo del poder público” pasó de 22 ocurrencias a 46, duplicándose en sólo 12 meses.