banner-enfrentando-la-contingencia

Algo está pasando con las actuales autoridades federal y estatal. Se les olvidó a ambos las acciones recientes convocadas por las mujeres, esas que sumaron a miles de mujeres en todos los estados de la República, esas, en las que todas, al grito de ¡Ya basta! ¡No más violencias! ¡No más impunidad! ¡Nos están matando! Y luego ese grito en silencio que siguió al día siguiente, nos pronunciamos en contra de las violencias hacia las mujeres.

Gritos o silencios que se han dado muchas veces durante esa larga historia de luchas para conquistar nuestros derechos y estas apenas fueron en el mes de marzo. Ah qué corta memoria tienen nuestros gobernantes.

Acaso pensaron que ¿en este confinamiento por “arte de magia” desaparecería? Acaso ese ilusorio concepto de “fraternidad familiar” sería justo esa “varita mágica o mejor dicho sería lo que caería como “anillo al dedo” para ¿desaparecer las violencias que se ejercen en contra de las mujeres? No señores, la realidad es otra.

Los datos que han dado a conocer, no sólo organizaciones civiles, sino las propias instituciones de sus gobiernos –con más claridad las del gobierno, que la institución responsable en el Estado- son contundentes, y demuestran lo que hemos venido gritando ahora en otra modalidad la virtual, el confinamiento por el Covid-19 ha incrementado las violencias contra las mujeres y las brechas de desigualdad.

Por eso, nuestro grito virtual es hoy #NosotrasTenemosOtrosDatos. Y podemos demostrarlo:

La Red Nacional de Refugios señala que en los dos primeros meses de la cuarentena las violencias en contra de mujeres y niñas se ha incrementado un 70%, comparativamente con datos del año anterior. Que han atendido 11 mil 131 mujeres, niñas y niños, 37% vía redes sociales y llamadas telefónicas y 63% en sus instalaciones de los 69 refugios del país. Que han dado atención y acompañamiento a 6 mil 978 personas, de las cuales 65.16% han sido mujeres y 34% niñas y niños, cifra que les rebasó en 77% de personas atendidas respecto al mismo período del año anterior.

Inmujeres la ha evidenciado como la segunda epidemia. Han recibido en el mes de abril 400 mil llamadas relacionadas con agresiones a mujeres y de pareja. Que el 91% no presenta denuncia y no solicitan apoyo, derivado de que el 10% supone que no le van a creer, el 70% no lo considera importante y el 20% teme represalias, por eso implementaron la campaña “No están solas” para que pidan ayuda. Ante esta emergencia, amplían la capacidad de respuesta del 911 para recibir, identificar, localizar y atender a mujeres víctimas. Crean un mapa geo-referenciado con información desagregada para dar atención integral. Han detectado 14 entidades con los mayores índices de violencia -Puebla entre ellos- están fortaleciendo los sistemas de información y monitoreo para responder a las necesidades inmediatas de refugio.

El informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), señala que en el mes de marzo se reportaron 20,232 averiguaciones previas y carpetas de investigación por casos de violencia familiar, registro que significa la mayor cifra reportada con respecto a los cinco años previos y señala que Puebla ocupa el cuarto lugar a nivel nacional en violencia contra las mujeres con 2 mil 49 llamadas al 911 y el tercero nacional en feminicidos.

En contraste la Secretaría de Igualdad Sustantiva advirtió un aumento de 17.6 por ciento en las llamadas al teléfono Telmujer, pidiendo asesorías jurídicas y psicológicas por violencia familiar. En la semana del 13 al 20 de marzo esta Secretaría ofreció 181 atenciones al teléfono de emergencia; para la semana del 20 al 27 de marzo, observó un incremento a 213, es decir 32 llamadas más.

La Secretaria de Salud reporta 4 mujeres diarias con lesiones en hospitales del estado por agresiones.

Tal vez todo, fue lo que determinó que desde abril del 2019 Puebla tiene una Declaratoria de Violencia en contra de las mujeres por razón de género, que pareciera también han olvidado.

Como verán las violencias en contra de las mujeres no han dado tregua durante esta epidemia y aun así -muy lamentablemente- las autoridades federal y estatal continúan negando y minimizando esta realidad.

¿Qué fue lo que les pasó? ¿Por qué no quieren reconocerla? Será que ese contexto de poder que hoy les rodea el que ya no se los permite.

Más vale que empiecen a procesarlo y que de una vez por todas, se diseñen y ejecuten acciones para prevenirla y atenderla, con la urgencia que obliga esta emergencia. Es claro que nadie estábamos preparados para esta emergencia sanitaria, pero eso no quiere decir que con el solo hecho de negarla o minimizarla no exista.

Como dice Savater “Actuar es en esencia elegir, lo que implica conocimiento, imaginación y decisión” las mujeres en el país y en el estado, estamos decididas a no parar. Tenemos claro que la unidad no es pensar iguales, es trabajar juntas por las causas que nos unen y ésta contingencia de ninguna manera ha cancelado nuestras causas y como verán encontramos siempre formas diversas para continuar haciendo visibles los obstáculos que siguen deteniendo la garantía y ejercicio de nuestros derechos.

Porque lo que no deben olvidar Presidente López Obrador y Gobernador Luis Miguel Barbosa es que, #NosotrasTenemosOtrosDatos y podemos demostrarlo.

rociog@prodigy.net.mx
Palabra de Mujer Atlixco
@rgolmedo
rociogarciaolmedo.blogspot.com.mx

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.