Cultura, sin comprobar 2.2 mdp asignados desde 2018; SFP estatal investiga
Cultura, sin comprobar 2.2 mdp asignados desde 2018; SFP estatal investiga. Foto: Facebook CulturaGobPue

La Función Pública estatal investiga a la gestión de Julio Glockner Rossáinz en la Secretaría de Cultura por inclumplir, desde octubre de 2019, en comprobar el ejercicio de 2 millones 299 mil 28.10 pesos del Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (Pacmyc), asignados desde 2018.

Los recursos para este programa, federales y estatales, fueron otorgados con Roberto Trauwitz Echeguren, exsecretario de Cultura y Turismo, y Moisés Rosas Silva, subsecretario de Cultura, durante el último año de gobierno de Antonio Gali Fayad.

El dinero no comprobado debió ser ejercido en 58 proyectos, de 109 registrados, cuya duración estaba planeada del 1 de noviembre de 2018 a noviembre de 2019, es decir, durante la gestiones de Rosas Silva, Anel Nochebuena Escobar (diciembre de 2018-febrero de 2019), Montserrat Galí Boadella (febrero de 2019-agosto de 2019), y la del propio Glockner Rossáinz, con quien la subsecretaría volvió a ser Secretaría de Cultura.

Así lo indican los datos consignados en el oficio SFP-PUE–SCA–CGA–EGP–075–2020 y anexos que la Secretaría de la Función Pública (SFP) envió al Director de Fomento Cultural de Secretaría de Cultura, con fecha del pasado 20 de marzo, y al cual Ángulo 7 tuvo acceso.

En este documento oficial, Roberto Gutiérrez Gutiérrez, coordinador general de Auditoría y Evaluación de la Gestión Pública, le informa que el Órgano Estatal de Control determinó que no ha solventado recomendaciones preventivas y correctivas, emitidas el 17 de marzo pasado y derivadas de tres observaciones surgidas en la auditoría SFP-Pue-97/2019 al ejercicio de los recursos del Pacmyc, ordenada el 22 de octubre de 2019.

SFP buscará faltas y probables delitos

En consecuencia, anuncia el inicio de una “etapa de investigación de las probables responsabilidades administrativas”, pero también para determinar si las conductas irregulares detectadas constituyen delitos que, en su caso, denunciará ante la autoridad ministerial.

El oficio se dirige a Rafael Navarro Guerrero, quien renunció a dicha dirección desde enero de 2020, pero tiene acuse de recibo del mismo 20 de marzo a las 14 horas.

De acuerdo con el anexo 1, “Recursos no devengados y no reintegrados a la Tesorería de la Federación”, las responsabilidades tienen que ver con la omisión de entregar la documentación que la SFP requirió a Cultura para comprobar el ejercicio de recursos con los que habrían financiado 39 proyectos con recursos federales, y 19 con recursos estatales.

La cifra por recursos estatales no comprobados asciende a 807 mil 399.24 pesos, mientras que, por recursos federales, siguen sin ser acreditados 1 millón 491 mil 628.86 pesos. Todos estos recursos, por considerarse no devengados, tienen que ser devueltos a la Tesorería de la Federación.

No obstante, hasta la fecha en que se emitieron las observaciones, 17 de marzo, la Secretaría de Cultura, encabezada por antropólogo de la BUAP, seguía sin dar la información requerida, pese a que prometió solventar el asunto desde el 4 de diciembre de 2019.

Cultura, con pugna por el poder y sin proyecto

Sobre esta investigación oficial, una fuente dentro de la Secretaría, quien pidió anonimato por temor a represalias, comentó que, aunado a la presión a artistas para respaldar a Glockner Rossáinz ante las críticas a su gestión, hay una pugna por el control de la dependencia.

Señaló que los grupos en confrontación se dividen entre los afines al secretario actual, exmarinistas liderados por Óscar Alejo y “anelistas” (excolaboradores de Anel Nochebuena Escobar), entre los cuales estaba Navarro Guerrero.

Asimismo, lamentó que el ejercicio irregular se diera en los recursos destinados a proyectos comunitarios, pues consideró que este sector es donde se demuestran las mayores carencias de la gestión de Glockner Rossáinz.

“Al secretario le falta de un proyecto para el territorio poblano con su gran diversidad socio-cultural, pues sólo uniforma a los diversos grupos”, criticó.