Con 43 comités municipales, Segob busca prevenir embarazo adolescente
Proponen en Congreso local castigar discriminación laboral por embarazo. Foto: Especial

En el Congreso local, buscan que la discriminación laboral por embarazo sea castigada con uno a tres años de prisión, y más de 60 mil pesos de multa, de acuerdo con una iniciativa presentada por la diputada priista, Roció García Olmedo.

La iniciativa busca reformar el primer párrafo del artículo 357 del Código Penal de Puebla, el cual, estipula el castigo ya referido a quienes ejerzan distintos tipos de discriminación, al cual, se agregaría el embarazado, quedando de la siguiente manera:

«Se aplicará a todo aquél que, por razón del origen étnico o nacional, raza, género, edad, discapacidad, condición social o económica, condiciones de salud, preferencias sexuales, apariencia física, estado civil, creencia religiosa, ideología política, opiniones expresadas, embarazo o cualquier otra que atente contra la dignidad humana, la libertad o la igualdad».

En el documento de la propuesta legislativa, la priista señaló que el acoso laboral por motivos de maternidad, tiene consecuencias físicas y psicológicas que afectan a la mujer no solo durante la gestación, sino también en la lactancia o cuando «se tiene hijos en edad preescolar».

“Las mujeres viven distintas formas de discriminación que limitan el ejercicio de sus derechos y sus libertades, discriminación basada en un conjunto de estereotipos y prácticas sexistas que las desvalorizan», reza el texto.

La propuesta será turnada a la Comisión de Procuración y Administración de Justicia, instancia encargada de su valoración.

¿Qué se considera discriminación por embarazo?

Sobre este tema, el Instituto Nacional de las Mujeres, señaló en su informe “Violencia de género. Violencia contra las mujeres”, que entre 2011 y 2016, al 13 por ciento de mujeres de 16 y más años, que han trabajado o lo han solicitado, les pidieron el certificado de no gravidez, como requisito para ingresar, o fueron despedidas, no le renovaron contrato o sufrieron una baja de sueldo, por motivos de embarazo.

Por su parte, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) informó que, de enero del 2011 a marzo del 2020, recibieron 723 reportes de discriminación laboral a mujeres en dicha condición.

La institución señaló que una de principales formas en que ésta conducta se manifiesta, es en la solicitud de pruebas de embarazo para recibir contrataciones o ascensos. También, preguntar a las candidatas si están embarazadas durante una entrevista laboral, así como en las solicitudes de trabajo.

También, podría ser considerado que trabajen en condiciones insalubres o peligrosas para la gestión, como levantar y empujar objetos pesados, al igual que estar de pie durante un largo tiempo. Por ello, Conapred hizo un llamado a abstenerse de dichas conductas y prevenirlas en los centros laborales.

Cabe mencionar que durante este año, en Puebla, han ocurrido 13 muertes maternas, lo que a la entidad posicionó como la cuarta más decesos a nivel nacional.