Personal en construcción crece 16.7% en Puebla; en el país, apenas .25%: Inegi
Albañiles de Universidad de la Salud en Zinacatepec acusarán abusos en JFCA. Foto: Ilustrativa / EsImagen

Trabajadores de obra de la Universidad del Bienestar Benito Juárez, en Zinacatepec, acudirán a la la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) para acusar falta de seguro y prestaciones, así como abusos y nepotismo de su comité.

Lo anterior, de acuerdo con un obrero que eligió el anonimato por temor a represalias, quien aseveró que decidieron acudir a instancias pues, pese a que este martes, acordaron terminar con esas prácticas tras un paro que duró cuatro días, no se respetó el pacto.

Señaló que la presidenta del Comité de Edificación de la obra, Margot Sánchez Escobedo, extralimita sus funciones con los 52 empleados de la construcción, pasando por encima del ingeniero de obras, Fernando Sánchez.

Además de señalar que carecen de seguro y prestaciones, indicó que Sánchez Escobedo los hace quedarse más de ocho horas laborando, sin darles una mayor retribución económica a los empleados que el Comité directamente contrató, sin ninguna empresa de por medio.

Mencionó que la presidenta del comité despidió a cinco trabajadores que presentaron gripa, por temor a que tuvieran Covid-19, lo cual molestó al resto de los albañiles, ya que los afectados entregaron comprobantes médicos, indicando se trataba de una gripe común, pues tampoco presentaron otros síntomas.

Aunado a esto, comentó que otros dos trabajadores se ausentaron por lesiones ocurridas durante la obra y que, al entregar su comprobante médico certificado, Sánchez Escobedo argumentó que eran recetas «compradas» pese a que ella estuvo al tanto de las lesiones; asimismo, sumó que no todos cuentan con arneses ni guantes de obra.

Resaltó que la señalada, ante alguna molestia, ha expresado: «Si quieren, que se vayan, ahorita hay mucha gente que no tiene trabajo por el Covid. Sácalos y mete a otros»; también, que al exponer sus molestias por la falta de seguro y abuso laboral, ella se lava las manos, al decir «muéstrenme algún contrato que yo les haya firmado».

Esto, pese a que, de acuerdo con la Secretaría de Trabajo (ST) federal, todo despido durante la cuarentena sería considerado como injustificado e ilegal.

Nepotismo de Sánchez Escobedo

De igual forma, el empleado entrevistado por este medio señaló que Sánchez Escobedo no ha cumplido el acuerdo de retirar de la obra a su marido, José Cesáreo Montalvo, como acordaron el pasado martes para levantar el paro que iniciaron el 15 mayo.

Esto, ya que indicó que Cesáreo Montalvo también «regaña» y ordena a los trabajadores, cuando él labora dentro de la construcción.

También, que un electricista y carpintero para acabados finos son sus compadres, mientras que sus hijos igual laboran ahí, siendo su hija la encargada de la nómina y, de castigar a los empleados con el pago incompleto de sus salarios, cuando protestan o «incumplen».

Por lo anterior, indicó que el pasado martes acudieron a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, que los mandó con su homóloga federal, a la cual acudirán este miércoles.

Asimismo, pidieron a las autoridades competentes mejores condiciones laborales y que instalen en el Comité a una persona preparada en materia de construcción; también, que se vigile en las otras Universidades del Bienestar las condiciones de los trabajadores, pues consideró que el suyo no es un caso aislado.

Cabe mencionar que en abril, el país perdió más de medio millón de empleos, a causa de la pandemia, de acuerdo a lo informado por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).