Con jardines, Semarnat evitará extinción de especies polinizadoras

0
16
1200x300-banner-enfrentando-contingencia
Con jardines Semarnat evitará extinción de especies polinizadoras
Con jardines Semarnat evitará extinción de especies polinizadoras. Foto: Especial

La Semarnat trabaja en la conservación de polinizadores (abejas domésticas, abejas silvestres, abejorros, avispas, mariposas, moscas, escarabajos, colibríes y murciélagos), por lo que creará jardines especiales, el primero se ubicará en la Ciudad de México.

La dependencia federal recordó que estos animales son fundamentales para mantener la alta diversidad genética que existe en nuestro país, las cuales han visto disminuidas sus poblaciones hasta un 30 por ciento en América Latina.

Indicó que la deforestación, el uso indiscriminado de plaguicidas en la agricultura industrial y el cambio climático han causado el descenso de sus poblaciones de manera alarmante.

Por ello, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) junto con la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México (Sectei) impulsa un proyecto de jardines de polinizadores.

Coral Rojas, responsable del área de agroecología de la Semarnat, explicó que el 70 por ciento de los cultivos y el 80 por ciento de las plantas silvestres dependen de los servicios ecosistémicos que aportan estas especies para la producción de frutos y semillas como frijol, haba, chícharo, melón, sandía, calabaza, pepino, naranja, mandarina, toronja, manzana, pera, ciruela, tejocote y capulín; y otras especies como café, cacao y vainilla.

Algunos cultivos como la fresa puede fructificar sin polinización, pero el sabor de estos es deficiente, acotó.

Exhortan a crear sus propios jardines

El jardín tendrá una alta diversidad de plantas melíferas y productoras de polen, que aportarán alimento a lo largo del año para los polinizadores identificados en esa zona, contará con más de 50 especies vegetales, con árboles de naranja, limón, guayaba, ciruelo, durazno, manzana y pera; arbustivas como hierba del carbonero o escoba, hinojo, cola de caballo, tronadora, muicle, huele de noche, azomiate, granada y azalea; suculentas como sábila y cactáceas.

También herbáceas silvestres y medicinales como pericón, mirasoles, cempasúchil, siempreviva, diente de león, gordolobo, mirto, verbena y manzanilla, además de ornamentales como lavanda, dalias, caléndula y romero, así como especies trepadoras como pitahaya, coralillo y mantos.

Finalmente invitó a la ciudadanía a hacer su propio jardín de polinizadores con la siembra de plantas que provean de alimento y refugio a estas especies, con lo que se ayuda a crear corredores y abarcar áreas más extensas.