banner-enfrentando-la-contingencia
Sólo 18% de lectores confía en las noticias de redes sociales
Adicción a redes sociales podría aumentar en la contingencia: experto. Foto: RTE

Personas que utilizan con frecuencia las redes sociales podrían generar una adicción a las mismas durante la cuarentena por Covid-19, razón por la que es importante medir su uso y mantener hábitos deportivos que no las involucren.

Así lo indicó el coordinador de la licenciatura de psicología de la Universidad Iberoamericana de Puebla, José Leopoldo Castro Fernández, quien mencionó que los más proclives a las redes son quienes pueden generar una adicción a las mismas.

En entrevista con Ángulo 7, precisó que esto se debe a que dichos medios sociales se constituyen un «escape» y una oportunidad de «asomarnos al mundo», aunque puntualizó que la dependencia se origina cuando dejan de ser una «ventana» para convertirse en un escape de la realidad».

Esto, mencionó, influye en la cuarentena ya que la gente puede evitar interactuar con su familia mientras está en el celular, cuyo uso constante podría, también, generar depresión debido a que se trata de una actividad pasiva que no exige esfuerzos físicos ni mentales.

A lo anterior, explicó, se suma la falta de hábitos, ejercicio, y el consumo desmedido de alimentos durante este periodo.

Destacó que quienes están constantemente en las redes sociales podrían ser más susceptibles a la información en ellas y generar miedo, por lo que recomendó no hacer caso a todo lo que se publica, pues abundan demasiados datos «falsos».

Cuarentena, una posibilidad de superarnos

Por lo anterior, mencionó que la cuarentena puede verse como una posibilidad de superarse y reflexionar sobre las conductas, en lugar de sumergirse en Facebook y Twitter.

«¿Cómo me comporto?, ¿De verdad soy tan amable, de verdad soy fiel a mi pareja, soy buen padre, buen hijo? Podría ser una oportunidad de crecimiento», comentó.

Para lograrlo, consideró que sería necesario que regular el uso que se le da a las redes, sin verlas más del tiempo «habitual», al igual que compensar el tiempo con ejercicio y una sana alimentación.

El experto señaló que una vez terminada la cuarentena, lo más «inteligente» sería salir a la calle manera «progresiva», pues ausentarse de manera prolongada podría afectar la parte familiar.

Esto, pues los integrantes buscarían salir de manera inmediata y constante para divertirse y recuperar su ritmo anterior de vida, tratando de «compensar» el encierro.

Agregó que la integración al ámbito laboral se efectuaría rápidamente, debido al fastidio de las personas por estar aisladas.