Nube negra

Héctor De Mauleón en su columna En Tercera Persona, publicada en El Universal, señala que llegó una llamada de auxilio desde un poblado de 245 habitantes: dos grupos armados acababan de enfrascarse a tiros y había varios muertos.

El pueblo era Chuhuichupa, Chihuahua, una comunidad serrana ubicada a 52 kilómetros de Madera. El país venía de cerrar el mes más violento desde que se inició el conteo diario de víctimas: marzo de 2020, con 2,585 homicidios: aproximadamente 83 diarios (aunque un día, el 28, se cometieron 102).

Con aquella llamada, abril arrancó de la peor manera. Personal de la Agencia Estatal de Investigación de los destacamentos de Guerrero, Temósachi, Madera y El Largo Maderal se dirigió a la zona. En una brecha que comunica varios pueblos de la sierra, los agentes encontraron, según el parte que rindieron después, que “había personas sin vida del sexo masculino”.

Los cadáveres eran nueve. Todos llevaban uniformes tácticos y presentaban impactos de bala en el rostro y el cuerpo. A un lado, abandonadas y con orificios provocados por armas largas, había dos camionetas: una Ram de color blanco y una Ford 250 de color rojo.

Esparcidas en la brecha había ocho armas largas y una escuadra.

Aquí la columna completa

La columna Frentes Políticos, publicada en Excélsior, señala indica que 1. Plan de sobrevivencia. El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que “estamos haciendo hasta lo imposible para mantener el compromiso de no aumentar la deuda pública”. En su informe al pueblo de México, explicó que, aun con la depreciación del peso, estimada en más de 23% de lo que va del gobierno por la crisis sanitaria y los efectos en la economía mundial, se hará “lo imposible” para no incrementar la deuda. Y contestando a sus más acérrimos críticos, quienes sugieren que el gobierno tome deuda o deje atrás los proyectos insignia, dijo que, en cambio, siguen en marcha la construcción del aeropuerto de Santa Lucia, Felipe Ángeles, la rehabilitación de las seis refinerías y la construcción de la de Dos Bocas. Ningún virus podrá con los proyectos de un México mejor. Todos estamos metidos en este barco: quédate en casa y triunfaremos.

2. Delincuencia en las calles. Ignorando las medidas de seguridad que han impuesto los gobiernos estatales por la emergencia sanitaria, de acuerdo con datos del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Baja California, la entidad ha registrado 238 homicidios tan sólo en marzo, de los cuales en Tijuana ocurrieron 162. El promedio de homicidios en Tijuana es de cinco por día, situación que fue calificada como preocupante por el presidente del organismo, Juan Manuel Hernández Niebla. Pidió que las autoridades locales pongan especial atención en este periodo de la contingencia, porque la situación puede agravarse. Jaime Bonilla, el gobernador, está obligado a reducir estos números o va directo a la lista de mandatarios incapaces.

3. Compromiso de arriba hacia abajo. Andrés Manuel López Obrador insistió en la austeridad republicana. Por un lado, garantizó que continuará el programa de estímulos fiscales y bajos precios de gasolina y otros energéticos en la zona fronteriza del norte del país. No aumentarán los impuestos ni se crearán nuevos. Se cumplirá cabalmente el compromiso de devolver el IVA con prontitud a los contribuyentes, “como me lo han solicitado los representantes del sector empresarial”, dijo. Además, para hacer frente a los efectos del COVID-19, anunció que, así como se barren las escaleras, de arriba para abajo, se reducirán los sueldos de los altos funcionarios públicos, además de que se eliminarán los aguinaldos en esos niveles, a fin de que el gobierno tenga más recursos. Justicia pura.

Aquí la columna completa