Pese a contingencia, asesinan a tres en menos de 24 horas en Puebla. Foto: Daniel Casas / EsImagen

A pesar de la contingencia sanitaria por Covid-19, entre el sábado y hasta el mediodía de este domingo, se registraron tres asesinatos en Acatzingo, la carretera Esperanza-Guadalupe Potreros y en Amozoc.

El 4 de abril, en predio ubicados en las inmediaciones de la carretera antes mencionada, vecinos encontraron una camioneta Toyota tipo Pick up , de color gris y que en su interior, en el asiento del conductor, había un hombre baleado.

El hecho fue reportado, por lo que elementos de la Policía Estatal se trasladaron al sitio, donde se confirmó que el sujeto no presentaba signos vitales, por lo que la zona se acordonó para que peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizaran las diligencias necesarias.

La víctima es un hombre de aproximadamente 25 años, quien recibió varios disparos. Además, vecinos aseguraron haber escuchado, antes de encontrar la camioneta, varios balazos. Hasta el momento, se desconoce la identidad de la víctima, así como el móvil del homicidio.

Por otra parte, ese mismo sábado, pero en el municipio de Acatzingo, campesinos de la comunidad de Villanueva, encontraron el cuerpo de un joven durante la mañana.

El sujeto se encontraba tirado cerca de una tienda Oxxo, por lo que llamaron a la policía y elementos, junto con paramédicos, se presentaron al sitio, donde confirmaron que la persona no contaba con signos vitales.

Además, indicaron que la víctima tenía un balazo, y procedieron a acordonar el lugar para que se realizara el levantamiento del cadáver.

Se debe señalar que familiares del ahora occiso lo identificaron como José, de 24 años, aunque hasta el momento se desconoce el motivo de su asesinato.

Finalmente, durante la madrugada de este domingo, un hombre que se dedica a la venta de carnitas en Amozoc fue interceptado mientras caminaba cerca del fraccionamiento Los Encinos.

El comerciante habría sido víctima de un intento de robo, aunque hasta el momento no se ha confirmado, por lo que al supuestamente resistido le dispararon.

Tras abrir fuego en su contra, sus agresores que viajaban en una camioneta escaparon, dejando a su víctima tirada.

Vecinos de la zona escucharon las detonaciones, por lo que salieron de sus hogares únicamente para encontrar a un hombre herido.

El incidente fue reportado, pero policías y paramédicos únicamente llegaron para confirmar que no contaba con signos vitales, por lo que se procedió con el levantamiento del cuerpo.