Contingencia, una oportunidad para mejorar nuestra vida: experto
Contingencia, una oportunidad para mejorar nuestra vida: experto. Foto: Especial

Por la falta de rutina en la cuarentena de Covid-19, las personas podrían padecer ansiedad y depresión en sus hogares, por lo que deben considerar este periodo como una oportunidad para tomar conciencia de  sus conflictos internos y aprender a lidiar con ellos.

Así lo señaló José Leopoldo Castro Fernández de Lara, coordinador de la licenciatura en Psicología de la Universidad Iberoamericana de Puebla, quien explicó que, con esta contigencia, se anularon los distractores sociales, como salir a la calle, visitar a amigos y trabajar.

En este escenario, las personas buscarían hacer lo mismo en casa que fuera de ella, puesto que los distractores funcionan para alejarse de los problemas.

«Es muy duro estar consigo mismo cuando no hay un distractor, cuando antes decías: me voy a tomar unas cervezas, voy al cine», comentó.

Destacó que los trastornos mentales de cada sujeto se van a «precipitar» debido a que las distracciones no estarán disponibles, por lo que es probable que haya gente que note un «gran cambio» en su salud mental».

Agregó que hay personas a quienes les cuesta trabajo estar con su familia y que, ahora al estar obligados a ello, podrían sufrir una «descompensación».

A lo anterior sumó que compartir espacio con una persona que no sea de agrado podría generar ansiedad y depresión, dependiendo de la personalidad de cada individuo.

Oportunidad de encontrarse con uno mismo

El experto indicó que en lugar de ser una situación negativa, la cuarentena podría usarse como una oportunidad para caer en cuenta de que la familia no es como la creen y que cada quien haga introspección de sus conductas.

«Es una oportunidad para conocernos, porque siempre estamos tratando de evitar partes que no nos gustan de nosotros mismos. Es algo muy humano», señaló.

Para ello, subrayó la importancia de considerar el aislamiento como una «oportunidad de crecimiento», pues si se interpreta como algo «horrible», subirá el nivel de malestar y podría afectar a quienes los rodean.

«Hay que tocar esa parte oscura que no nos gusta de nosotros mismos y aceptar que así es la vida, la familia», detalló.

Importante, respetar privacidad

Como medidas para mejorar la convivencia en el hogar, Castro Fernández de Lara puntualizó la necesidad de que haya privacidad y que los integrantes de la familia aprendan a respetar los espacios.

«Es importante que cada persona tenga un tiempo a solas, que pueda apartarse de los otros miembros y se le respete. Un tiempo razonable. Estar en casa no significa estar 24 horas juntos», recomendó.

También, indicó que se de debe seguir una rutina de ejercicio, puesto que la inactividad física puede contribuir a la ansiedad, la cual se vería reflejada en un cambio alimenticio.

Debido a ello, mencionó que debe cuidarse la alimentación y evitar consumir más de lo necesario, pues esto podría provocar depresión además de otras enfermedades.