Ante pandemia, Antorcha pide a gobiernos ayudar a campesinos
Ante pandemia, Antorcha pide a gobiernos ayudar a campesinos. Foto: Especial

Si los gobiernos estatal o federal no implementan un programa de apoyo con recursos y alimentos para los campesinos del país, estos morirán de hambre ante la prohibición para la venta de sus productos, como medidas de prevención para evitar la propagación del coronavirus.

Se trata de familias que viven al día y sin la posibilidad de otro tipo de ingreso, manifestó Iván Landero Romero, responsable del Sector Campesino del Movimiento Antorchista en Atlixco, quien dijo que si bien es cierto que las medidas de cuidado implementadas por la Secretaría de Salud son para proteger a los mexicanos de la propagación del virus, la realidad es distinta a la de otros países del mundo, donde la gente cuenta con ingresos o seguridad social  para sobrevivir  al económicamente al aislamiento.

A diferencia de México, expuso, la situación es crítica pues millones de personas viven de lo que obtienen a diario en sus trabajos, el caso del sector campesino es más grave aún porque trabaja la tierra y carece de seguridad social y mucho menos de la posibilidad de ahorrar y así poder tener un recursos resguardado para estas emergencias.

Landero Romero exigió a los gobiernos no “lavarse las manos” ante el problema, pues esta situación de emergencia requiere de brindar apoyo alimentario y económico a quienes no podrán salir a vender sus productos, de lo contrario el mal será mayor si por tener que salir te contagias y caen en la peor situación porque no tienen seguridad médica.

El dirigente del sector campesino agregó que las prohibiciones para la venta de sus productos en Atlixco ha afectado gravemente a los productores quienes deben sacar cada día para alimentar a sus familias.

El daño a su actividad económica es grave pues entre las medidas aplicadas son expender sólo un día de las tres veces por semana a la que estaban acostumbrados. Urge regular o bien dar apoyo extraordinario a los campesinos o se vivirá la peor crisis de la historia económica del país, concluyó.