Una pandemia no es sólo un asunto de salud pública, sino también lo es de seguridad nacional.

En la agenda de esta materia los temas se clasifican en: presión, presiones dominantes, amenazas y factores adversos. Algunos ejemplos de los factores adversos son los sismos, huracanes o erupciones volcánicas, así las pandemias se incluyen como factores adversos pues afectan el desarrollo de un país, por lo que se constituyen en riesgos a la seguridad nacional.

Por lo tanto, si el diagnóstico es tal, la medicina deberá corresponder al tipo de riesgo que se enfrenta. ¿Qué instrumentos tiene los países para atender temas de esta naturaleza?

España, por citar sólo un ejemplo, tiene el Consejo de Seguridad Nacional y una Estrategia de Seguridad Nacional que fue aprobada en 2017, donde se refiere a las epidemias o pandemias que ponen en riesgo la seguridad del Estado y alerta sobre la llegada de fenómenos imprevistos o potencialmente devastadores, recordando que el número de enfermedades emergentes identificadas y de situaciones de riesgo asociadas ha crecido en las últimas décadas.

En México las últimas reformas a la Ley de Seguridad Nacional de noviembre de 2019 no consideraron a las pandemias como un asunto de seguridad nacional, sólo adicionaron los actos para obstaculizar o bloquear actividades de inteligencia o contrainteligencia, destruir o inhabilitar la infraestructura de carácter estratégico para la provisión de bienes o servicios públicos y contra del fisco federal.

Asimismo, no contamos con un programa de seguridad nacional que norme y defina la actuación del gobierno federal para atender este tipo de factores adversos, por lo que la actuación de las dependencias federales se inscribirá en otro orden.

Por lo tanto, queda el Consejo de Salubridad General que es un órgano colegiado que depende del titular del Ejecutivo Federal y tiene carácter de autoridad sanitaria, con funciones normativas, consultivas y ejecutivas. Las disposiciones que emita son de carácter general y obligatorias en el país, su Presidente es el Secretario de Salud y tiene como integrantes a diversos titulares de dependencias federales, directores de organismos nacionales de salud, secretarios de salud de algunos estados y asociaciones civiles.

El novelista británico John Fowles expresó en El Mago: “No tenía ningún plan; sólo el instinto del niño que quiere regresar a su casa”.

@EduardoGarci18
12 de marzo de 2020

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.