Claudia Rivera: tiene que gastar pronto y bien, antes de que el 2021 la alcance

Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, publicada en E-consulta, señala que un asunto preocupante y que debería ser prioritario en la agenda de gobierno y de Morena es el presupuestal en el ayuntamiento capitalino.

La presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco tiene que emprender acciones de fondo para que los recursos públicos que actualmente tiene (1 mil 248 millones de pesos, más 500 millones de pesos en bancos) se apliquen ya en obras, acciones y programas en beneficio de la ciudad y sus juntas auxiliares.

Pero no en cualquier obra, porque tampoco se trata de gastar por gastar, como se hizo con la instalación de cientos de bolardos, sino de gastar bien, con eficiencia y eficacia, en trabajos que no sólo sean urgentes y necesarios, por el número de habitantes que éstos impactarán, sino de alta rentabilidad política y electoral.

Si la alcaldesa y su partido de verdad quieren revertir las opiniones negativas de la ciudadanía sobre su desempeño al frente del ayuntamiento capitalino, necesita dar resultados inmediatos y que éstos se vean o se sientan.

Lo anterior lo digo porque en diciembre del año pasado el ayuntamiento supuestamente invirtió 500 millones de pesos en obras, servicios y acciones que nadie percibió.

Aquí la columna completa

Hombres no deben hablar de feminicidios: diputada de la 4T

Enrique Núñez en su columna Contracara, publicada en Intolerancia Diario, indica que aunque debería ser común, ayer extrañamente los diputados, los representantes ciudadanos, llevaron al Congreso un tema que preocupa a los poblanos: los feminicidios.

Las diferentes bancadas presentaron sus posicionamientos. Con matices y asegunes, hablaron de los asesinatos y de la violencia ejercida contra las mujeres por cuestión de género. Hubo posturas relevantes como la de la diputada Rocío García Olmedo, una experta en el tema que cuestionó cuántas mujeres más como Ingrid, Fátima o Paulinas Camargo tienen que morir o desaparecer para que se apliquen políticas públicas apartidistas que brinden protección a niños, niñas y mujeres.

El mensaje fue duro y directo, señalando que no se puede ofrecer solo un “cachito” de esperanza, en clara alusión a la rifa que el presidente Andrés Manuel ha promovido en sus mañaneras con la intención de restar importancia a las muertes violentas de mujeres de los últimos días.

En tanto, Liliana Luna Aguirre, diputada por Huauchinango, llamó a endurecer las penas contra los agresores y anunció que presentará una iniciativa en ese sentido luego de contar que Verónica, la menor de 14 años que fue asesinada en su casa, en el municipio de Zihuateutla, pertenece al distrito que ella representa.

El polémico José Juan Espinosa también se sumó al tema y al igual que Fernando Manzanilla anunció una iniciativa para agravar las penas contra quienes compartan, filtren o difundan imágenes de mujeres que hayan tenido una muerte violenta. A diferencia del legislador federal, Espinosa propone que la #LeyEscamilla poblana aumente los años de cárcel que ya contempla la ley y no que se recorten como sucedería, en caso de aprobarse la propuesta del exsecretario de Gobierno.

Aquí la columna completa

Gerardo Islas colabora con político acusado de extorsionar

Fermín Alejandro García en su columna Cuitlatlán, publicada en La Jornada de Oriente, señala que Pedro Haces Barba es un polémico senador suplente –del morenista Germán Martínez Cázares– que tiene antecedentes penales por robo y portación ilegal de un arma de fuego, además de extorsionar a empresas de seguridad privada. Es un hombre que estuvo ligado a la CTM –en la época de Leonardo Rodríguez Alcaine– y al exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, actualmente peso por corrupción. Este hombre tiene en Puebla como principal colaborador y operador político al diputado local, Gerardo Islas Maldonado.

A Gerardo Islas y Pedro Haces se les ha visto colaborar en dos proyectos:

El primero fue en septiembre del año pasado, se reunieron en un hotel de la Vía Atlixcáyotl de la ciudad de Puebla, para crear una asociación civil que tiene como propósito el agrupar a unos 50 políticos morenovallistas y buscar participar de manera conjunta en el proceso electoral del próximo año a favor de Morena.

Y el segundo fue a principio de diciembre del año pasado, cuando Gerardo Islas –aunque oficialmente sigue siendo legislador del Panal– participó en la organización y movilización de asistentes a 12 asambleas estatales para crear el Partido Fuerza Social por México, que encabeza Pedro Haces, que tiene el propósito de obtener el registro como fuerza política nacional y a su vez ser una organización cercana a Morena, o dicho de otra manera ser “un satélite” morenista.

El propio Gerardo Islas por medio de sus redes sociales ha exhibido su cercanía con Pedro Haces Barba e informó que participó en las asambleas de Oaxaca, Michoacán, Veracruz, Puebla, Chiapas, Ciudad de México, Zacatecas, Campeche, Querétaro, Morelos y Tabasco para constituir el Partido Fuerza Social por México.

Aquí la columna completa

Cualquiera de Morena, menos los que ya están

Alejandro Mondragón en su columna Al Portador, publicada en Status Puebla, indica que los datos que comenzaron a fluir sobre la perspectiva de Morena en las elecciones del 2021 arrojan un panorama oscuro.

El partido aventaja a sus adversarios 10 puntos porcentuales en Puebla y su zona metropolitana, porcentaje que en un año no electoral suena bien, pero el desgate natural de la Cuarta Transformación ya en el 2021 luce peligroso.

¿Usted votaría por Morena otra vez?, preguntan.

Y hay más poblanos que lo harían sin reparo.

El problema viene cuando se formula otra interrogante:

Aquí la columna completa

Soberanía municipal y seguridad pública

Valentín Varillas en su columna La Tempestad, publicada en Status Puebla, señala que alcaldes de municipios en donde se concentra más de la mitad de la incidencia delictiva estatal, están preocupados.

Temen que, ante los magros resultados que ha dado su estrategia en materia de seguridad pública, el gobierno del estado entre al quite.

Varios han sido los mensajes que se han mandado en este sentido, desde las más diversas tribunas.

Tal vez el más contundente, fue el que tuvo como destinataria a la presidenta municipal de Puebla y que se centró en la facultad constitucional que tiene el gobierno del estado de decidir asumir las tareas de seguridad en el lugar en donde radica el jefe del ejecutivo poblano.

Lo anterior es un reflejo claro de que, hoy se hablan dos idiomas completamente distintos entre niveles de gobierno, en lo que al combate al crimen se refiere.

Aquí la columna completa

Complicaciones de la reelección en Morena

Arturo Rueda en su columna Tiempos de Nigromante, publicada Diario Cambio, indica que como en la vida, en la política también funciona el principio lógico de que una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Es decir, una cosa es que AMLO haya autorizado la reelección de diputados federales, locales y alcaldes, y otra cosa muy distinta es cómo se vaya a instrumentar dado que ni siquiera puede poner orden en su partido Morena, e incluso ya fue depuesto como consejero nacional de Morena por el grupo de Bertha Luján.

La primera complicación, como ya advierte Nay Salvatori en entrevista —quien por cierto debuta hoy como columnista de CAMBIO— es el principio de paridad de género, pues la última vez estuvo determinado por un sorteo en qué distritos y en qué municipios irían hombres y en cuáles irían mujeres.

Primer dilema: ¿habrá sorteo otra vez o no? Por ejemplo, podría ocurrir que en el distrito de Nay —Cholula— ahora cayera para hombre. ¿Qué pasaría entonces? ¿Cómo podría reelegirse la diputada federal? ¿Ubicándola en otro distrito que sea para mujeres? ¿De qué serviría entonces el arraigo y el trabajo realizado en el distrito?

Lo mismo aplica para presidentes municipales. Por ejemplo, en San Martín Texmelucan, San Andrés Cholula y Puebla capital cayó mujer, y las beneficiarias de ese giro de la suerte fueron Norma Layón, Claudia Rivera Vivanco y Karina Pérez Popoca. ¿Qué pasa si ahora cae para un hombre? ¿Cómo van a poder reelegirse?

El dilema es todavía más serio si, por ejemplo, es real la intención de postular a Gabriel Biestro como candidato de Morena a la alcaldía de Puebla capital. El primer problema no será bajar a Claudia Rivera Vivanco, sino cubrir la paridad de género para que a la Angelópolis ahora le toque hombre.

Aquí la columna completa