Inicio » Columnistas » Eduardo García Anguiano » No es síntoma, es enfermedad

No es síntoma, es enfermedad

Los feminicidios en México no son sólo un síntoma derivado de algo, sino que experimentan un esquema propio acompañado de ilegalidad.

En este espacio he recordado las palabras de Jesús Reyes Heroles, que en la frase “México bronco” aludió a que estaba dormido desde la Revolución Mexicana y que cualquier yerro de la clase política podría hacerlo enojar.

Tengamos en cuenta que los datos del feminicidio parecen fríos pues no contienen explícitamente historias de terror, sin embargo, debemos racionalizar serenamente las cifras y los hechos para pensar en algo con la debida atención.

Ese algo es un proceso de endurecimiento en la forma de resolver los conflictos, sea en el medio delictivo o en otros ambientes, pues además del incremento de los homicidios y del feminicidio, el “México bronco” ha despertado acompañado desde la alocución oficial: es preferible la justicia que la ley.

¿Para qué llevarlo a la aplicación de la ley si el feminicida podrá ser liberado porque la carpeta de investigación está mal sustentada?

La evolución del comportamiento social tenderá a la justicia por propia mano, ¿cuántas comunidades señalarán a una persona como sospechosa de ser secuestrador o tratante de blancas y esa presunción terminará en linchamiento?

Las condicionantes sociales, económicas y culturales bastan para explicar el fenómeno, pero son insuficientes para en el presente atender casos concretos y aplicar la ley, pues no se lleva a proceso judicial a un hecho socioeconómico, sino a un presunto homicida o feminicida. Si se denuncia en delito de feminicidio se acude a un Ministerio Público, no a las instancias de economía o desarrollo social.

La enfermedad está en la operación de las instituciones que carecen de programas para atender el tema en sí, así como en la procuración e impartición de la justicia, una vez que ha sucedido un hecho al que hay que aplicar la ley.

El jurista alemán Rudolf Von Ihering expresó: “En el derecho posee y defiende el ser humano su condición moral de existencia, sin el derecho desciende al nivel del animal”.

@EduardoGarci18
20 de febrero de 2020

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Banner-Ayuntamiento-de-Puebla-Covid-19

Sobre Eduardo García Anguiano

Eduardo García Anguiano
Eduardo García Anguiano * Sociólogo y Maestro en Administración Pública. Ha laborado en el gobierno federal y en gobiernos locales en áreas de gobierno y seguridad. Ha sido profesor en la Universidad de las Américas y del Instituto Técnico de Formación Policial del DF.Actualmente es profesor de Maestría en Seguridad Pública.
x

Check Also

Columnistas-Eduardo-Garcia-Anguiano-2

Solidaridad

Apoyar las causas de las mujeres se inscribe dentro de un valor que cada vez ...

Columnistas-Eduardo-Garcia-Anguiano-2

El eslabón más débil

La violencia alcanzó a la niñez y a las mujeres convirtiéndolas en víctimas de la ...