18 C
Puebla
miércoles, agosto 12, 2020
PACTO COMUNITARIO: REACTIVACIÓN ECONÓMICA

Irán, pieza clave del emporio petrolero árabe desde Sha 1941

También te puede interesar

El poder militar-financiero-mediático de EE UU decidirá si Trump o Biden

El principal error en la lectura política que tienen los medios mexicanos de las elecciones presidenciales radica en la caracterización de la disputa: la...

Pandemia y PIB posterior a 2020: llegó la hora del Estado estratégico

Si algo define el perfil de las decisiones del presidente López Obrador, con los vaivenes coyunturales, es la reconstrucción del Estado como eje del...

Medicinas y TV, agenda expropiatoria de la izquierda base del PRD y Morena

La creación de una empresa estatal comercializadora de medicinas para la salud pública y el uso pagado de las televisoras privadas para la transmisión...

Las opciones anticrisis que no se atendieron y el costo social pagado

En julio, ya en ruta de salida forzada de la pandemia por el deterioro productivo, el vicegobernador del Banco de México Gerardo Esquivel publicó...
Carlos Ramírezhttp://www.indicadorpolitico.com.mx/
Periodista desde 1972, Mtro. en Ciencias Políticas (BUAP), autor de la columna “Indicador Político” desde 1990. Director de la Revista Indicador Político. Ha sido profesor universitario y coordinador de diplomados. Cuenta con diversos reconocimientos por su labor y trayectoria periodística y su columna se publica en 24 entidades del país.

La crisis recurrente en Irán desde el arribo del Sha en 1941 y reforzado su gobierno con el golpe de Estado organizado por la CIA en 1953 contra el primer ministro elegido por democracia, Mosaddegh, ha tenido un tufo a petróleo. De acuerdo con seguimientos de especialistas las reservas mundiales de petróleo son de 1.7 billones de barriles, 71 por ciento en países de la OPEP controlados por los radicales árabes y 47 por ciento en países del Golfo Pérsico.

De 145 países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, los EE. UU. tienen conflictos militares, estratégicos y geopolíticos con once. En los sesenta y setenta los EE. UU. controlaban a la OPEP a través de Arabia Saudita, el principal socio geopolítico de la Casa Blanca en el Medio Oriente, quizá al mismo nivel de intereses que Israel, a partir del dato de que Arabia Saudita es el segundo país con reservas petroleras del mundo con 260 mil millones, con Venezuela en el primer sitio por sus 300 mil millones barriles. E Irán ocupa el cuarto lugar con 150 mil millones barriles.

En este contexto, el ataque de los EE. UU. contra el principal general iraní Qasem Soleimani no fue una locura de Donald Trump y sí se inscribió en uno de los principales puntos de la reelección del presidente, toda vez que el tema migratorio ha ido perdiendo interés en la sociedad estadounidense. Relacionar guerra con petróleo y de ahí vincularlos al terrorismo radical musulmán significa en los EE. UU. escasez de gasolina, inflación, problemas financieros y el fantasma del 9/11 del 2001.

Con la crisis con Irán de nueva cuenta la Casa Blanca –con el actual inquilino, pero también con otros anteriores– abre la agenda del Estado de seguridad nacional: los EE. UU. sólo son garantes de la paz en tanto que usen la guerra imperialista para sostener un orden financiero de exacción de otros países que se conoce como american way of life o modo de vida americano: el confort. Con el ataque a Irán Trump probablemente se haya adelantado a algún ataque terrorista iraní, pero en el fondo sólo ha refrendado el hecho de que los EE. UU. son una nación imperialista y que su eje de funcionamiento es la seguridad nacional del confort de sus ciudadanos, a costa de explotar y saquear a otros países.

La nueva estrategia moderna de seguridad nacional de los EE. UU. fue definida por el presidente republicano George W. Bush en septiembre de 2002 y al calor de los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York, pero avalada por el Congreso estadounidense y con el apoyo de los senadores demócratas Hillary Clinton y Barack Obama. Esta estrategia permitía atacar a los países patrocinadores del terrorismo, con el propósito de alejar los actos de violencia civil del territorio estadunidense y evitar otro 9/11.

En diciembre de 2017, a un año de haber ganado las elecciones, el presidente Trump aprobó la Estrategia de Seguridad Nacional de los EE. UU. donde refrendó los temores estadunidenses a las acciones terroristas de Iraq y Siria, pero dejando entrever también riesgosenAfganistán, Pakistán y sobre todo Irán por su prioridad nuclear.

En el punto 1.2 de la Estrategia se dejó claro que los EE. UU. iban a perseguir a terroristas yihadistas y organizaciones criminales transnacionales (cárteles del narcotráfico) hasta los países que los patrocinan o les dan refugio. Ahí se localizan las acciones de la Casa Blanca contra Irán, Irak y Siria y la permanencia de tropas en Afganistán y las amenazas contra México, Venezuela y Colombia por darle espacio físico a los cárteles que trafican droga hacia los Estados Unidos sin control por las autoridades.

El ataque ordenado por Trump contra el general Soleimani tiene, cuando menos, un marco referencial estratégico. Y, al mismo tiempo, centra la campaña presidencial en el tema del terrorismo yihadista latente, a fin de centrar la atención electoral en las amenazas de seguridad contra la sociedad norteamericana, no en temas internos como riqueza, pobreza, impuestos y crecimiento económico, temas éstos últimos de interés demócrata.

En la lógica de seguridad nacional de la comunidad geopolítica estadounidense, los alejamientos de los EE. UU. de la vigilancia internacional suelen ayudar a fortalecer a los religiosos radicales. Asimismo, con habilidad política, Trump encareció el intento de juicio en su contra por representantes demócratas por sus sospechas de negocios del exvicepresidente Joe Biden, principal precandidato estadunidense a la presidencia, con países adversarios de los intereses de los EE. UU. El juicio está basado en la llamada controversia Trump-Ucrania y sólo como dato a registrar el martes estalló un avión ucraniano al despegar del aeropuerto de Teherán, sin que se tengan hasta ahora identidad de los pasajeros que murieron.

Los EE. UU., pues, se mueven en los escenarios de un Estado de seguridad nacional.

- Anuncio -

-0-

Política para dummies: La política es el arte de justificación de más errores que aciertos.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

- Anuncio -LAS FORMAS SE TRANSFORMAN
- Anuncio -

Últimas Noticias

México y Argentina producirán vacuna contra Covid para Latinoamérica

México y Argentina estarán a cargo de la producción de 120 a 250 millones de dosis de la vacuna que desarrolla la farmacéutica británica...

En 4 días, Puebla mantiene alza de 1.4% en casos de Covid: Federación

Este miércoles, Puebla registró 326 nuevos contagios de Covid-19, lo que significó 1.4 por ciento, manteniéndose en el rango desde hace cuatro días; con...

Van por dinamizar turismo en Puebla conforme a semáforo de Covid

Las secretarías de Turismo estatal y federal acordaron acciones para dinamizar al sector en Puebla, como los Pueblos Mágicos, talleres dirigidos a prestadores de...

El tri iniciará partidos amistosos de cara a Qatar 2022: Torrado  

Con miras al mundial de Qatar 2022, la Selección Mexicana iniciará sus partidos amistosos para esa contienda y buscar romper esa racha de no...

Procesan al “Marro”, líder del cártel de Santa Rosa, por huachicol

A 10 días de su detención en Guanajuato, un juez federal vinculó a proceso a José Antonio Yépez Ortiz, alias “El Marro”, señalado como...
- Anuncio -

Noticias relacionadas

- Anuncio -