Por falta de alimento y sequía, mueren 200 elefantes en Zimbabwe
Por falta de alimento y sequía, mueren 200 elefantes en Zimbabwe. Foto: Twitter / @sinozimwildlife

A causa de una intensa sequía al sudeste de África en los últimos meses, al menos 200 elefantes murieron de hambre en Zimbabwe, en el Parque Nacional Hwange; existe el mismo riesgos para 27 millones de personas a causa de las sequías.

La sequía ha reducido masivamente los niveles de cultivo y, de acuerdo con los informes, un tercio de la población necesita ayuda alimentaria en medio de una crisis económica en curso.

El portavoz de Parques Nacionales y Vida Silvestre de Zimbabwe, Tinashe Farawo, explicó que son cientos los elefantes muertos en la región debido a la falta de alimento.

“Estamos esperando desesperadamente que lleguen las lluvias. Solo en Hwange estamos hablando de 200 (elefantes muertos)”, continuó, actualizando una cifra mortal que el mes pasado no superaba los 55 en dicho parque, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco, aunque autoridades no han podido confirmar el número total, que en octubre alcanzó la veintena, según informaron grupos conservacionistas.

De acuerdo con el grupo de conservación independiente Bhejane Trust, manadas de «elefantes migrantes» han buscado refugio en el último año en Zimbabwe procedentes de la vecina Botswana, el país con la mayor población de estos animales de África.

Además, las autoridades confirmaron que al menos 9 mil reses murieron de hambre en las provincias de Matabeleland Norte y Sur, en el oeste de Zimbabwe.

Estos efectos son cada vez más palpables entre la creciente población de paquidermos de Hwange, que este año aumentó de 23 mil ejemplares a 43 mil, según el último informe Bhejane Trust, que preserva las bombas de agua en algunas áreas del parque.

Gran parte del sur de África atraviesa la peor sequía de las últimas dos décadas que, asimismo, ha arruinado a su vez los cultivos de alimentos básicos como el maíz, dejando al menos a siete millones de personas, aproximadamente la mitad de la población del país, dependientes de ayuda.

Fuentes: Plumas Atómicas/El País/Alerta Geo

Editado por Jorge Luna