martes, diciembre 1, 2020

Durazo en Senado: narco dijo no; ¿ahora cuál será la estrategia?

Aunque no era el momento para hacerlo, el Cártel de Sinaloa de El Chapo-Ismael El Mayo Zambada mandó una respuesta contundente a la estrategia de seguridad pública de “abrazos y no balazos”: el rescate a sangre y fuego de uno de sus capos arrestado por minutos y la exhibición de una capacidad de fuerza y tácticas que doblegaron a las fuerzas federales de seguridad.

En unos días que se presente en el Senado a comparecer por el fallido operativo contra Ovidio Guzmán López, el secretario federal de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, será convenido por algunos legisladores sobre la permanencia o ya no de la estrategia de “abrazos y no balazos”, de no persecución de narcos y de la anunciada y no instalada Comisión para la Construcción de la Paz.

En realidad, el operativo para arrestar al hijo de El Chapo para extraditarlo de inmediato a los EE. UU. no fue una prueba de la nueva estrategia; al contrario, se salía del guion predeterminado de no provocar a los cárteles para convencerlos de retirarse de las actividades criminales. Pero el mensaje claro y contundente del Cártel de Sinaloa –como en los casos del Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel de Santa Rosa de Lima de los huachicoleros– ha sido de rechazo a cualquier negociación, pacto o pax narca.

Por ello los senadores deben aclarar qué va a ocurrir con la estrategia de “abrazos y no balazos” con cárteles con gran capacidad de armamento y con voluntad de violencia sin límites, pues no se debe olvidar que en Culiacán el Cártel de del Chapo amenazó con volar un camión en la zona habitacional de familiares de soldados. Y si a pesar del fracaso de Culiacán se va a insistir en la estrategia anterior, entonces sería importante tener datos de los primeras conversaciones y principios de acuerdo con algunos cárteles y precisar cuáles están en posibilidad de pactar su disolución ante el gobierno federal.

Pero por lo que ha visto en Aguilillas, Iguala y Culiacán y los enfrentamientos en varias ciudades de Guanajuato, nada hay tangible en el sentido de que los cárteles siquiera estén sentándose a platicar con funcionarios federales. La negociación de la paz en Chiapas después del alzamiento zapatista fue especifica y aparece como irrepetible: una guerrilla armada, acotada por las fuerzas militares, con un jefe visible y un negociador gubernamental de la paz con una agenda de beneficios indígenas.

El Senado podría desperdiciar la comparecencia y el fracaso de Culiacán si se centra en la presión y los insultos para exigir la renunciar a Durazo, pero se tratará del mismo Senado que aprobó la estrategia nacional de seguridad pública que se basaba en “abrazos y no balazos”. Sin embargo, lo que la sociedad mexicana quiere saber es qué va a venir después de la derrota de Culiacán, qué hará el gobierno federal con la vieja estrategia y cuál será la política de seguridad contra los cárteles.

La crisis de Culiacán sirvió para medir la capacidad de fuerza del gobierno federal y la de los cárteles criminales. Y el resultado debió haber prendido focos de alarma en el gabinete de seguridad. Los narcos no sólo liberaron a un jefe menor, sino que lo hicieron doblegando la capacidad de fuerza del Estado. Es cierto que el Estado pudo haber seguido con el operativo a costa de cualquier sacrificio, pero el error del operativo no adelantó la audacia de los narcos.

Después de la tercera captura de El Chapo y de su entrega a los EE. UU. para juicio y sentencia de prisión de por vida, el Cártel de Sinaloa supo que cualquier ofensiva en su contra iba a matar al grupo o éste iba a sobrevivir. Aunque salió victorioso, el Cártel de Sinaloa quedó con una herida interna: el Estado no puede dejar latente a ese grupo y es de esperarse un operativo ahora si de blitzkrieg para fulminarlo. Y de manera inmediata, la mira se debe enfocar hacia el Cártel Jalisco Nueva Generación que sigue capturando espacios municipales y estatales del Estado nacional y maneja una estructura de fuerza superior a la del Cártel de Sinaloa.

En este contexto y ante la violenta negativa del Cártel de Sinaloa para pactar la paz, los senadores podrían ayudar a la sociedad a entender qué es lo que viene en política de seguridad y qué reorganización del aparato del Estrado va a hacerse para que no se repita Culiacán.

-0-

- Anuncio -

Argentina. Luego del fracaso del populismo en varias ocasiones, ahora los argentinos van a regresar a una estrategia de masas que nada tiene que ver con el desarrollo, el crecimiento y la reforma productiva. Los argentinos salieron el domingo pasado a votar pensando en los años cuarenta de Juan Domingo Perón. En 1973, ante la pregunta del periodista Alejandro Ramos sobre lo que podían esperar los argentinos con el regreso al poder de Perón, el poeta argentino Jorge Luis Borges contestó: “nostalgia”. En este 2019, a 73 años de la primera presidencia de Perón, Argentina sigue exhibiendo su nostalgia populista,

Política para dummies: La política es la estrategia para cuando no hay estrategia.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

También te puede interesar

México-Biden (9). Narcotráfico, eje política exterior de la Casa Blanca

Las relaciones de los EE. UU. con México nunca han sido de amistad, cooperación o alianza, sino de dominación. En supremacías imperiales lo peor...

México-Biden (8). Seguirá agenda de Trump, pero con más enfoque imperial

La diferencia en los estilos político entre Donald Trump y Joe Biden es de matices ofensivos, aunque el pensamiento de seguridad imperial seguirá siendo...

México-Biden (7). Primera generación de politólogos mexicanos nacidos en EU

  En una crónica escrita en 1969 para narrar el primer concierto del grupo The Doors en México, Carlos Monsiváis acuñó una frase sociológica que...

México-Biden (6). Las relaciones con los EU, de seguridad nacional

En la época de Ronald Reagan y por la autonomía relativa de la política exterior de México hacia las revoluciones de Centroamérica y el...
Carlos Ramírezhttp://www.indicadorpolitico.com.mx/
Periodista desde 1972, Mtro. en Ciencias Políticas (BUAP), autor de la columna “Indicador Político” desde 1990. Director de la Revista Indicador Político. Ha sido profesor universitario y coordinador de diplomados. Cuenta con diversos reconocimientos por su labor y trayectoria periodística y su columna se publica en 24 entidades del país.
- Anuncio -
- Publicidad -

Últimas Noticias

Leydy Pech, apicultora maya, gana el Premio Nobel del medio ambiente

Leydy Araceli Pech Martín, apicultora maya que encabezó un movimiento para detener la plantación de soya genéticamente modificada por la empresa Monsanto en el...

Entre Lalo y Pepe Chedraui

La mega-coalición que se avecina, como la que se formó en el año 2010 cuando Moreno Valle y Barbosa, entre otros, se unieron para...

Decretan fin cobro de cuotas en hospitales nacionales a partir de 1 de diciembre

A partir de este 1 de diciembre de 2020, termina el cobro de cuotas en los Institutos Nacionales de Salud y Alta Especialidad, como...

Ante alza de contagios, OMS pide a México tomarse en serio la pandemia

Ante el aumento de contagios de Covid-19 en México, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió al...

Asesinan a balazos a dos abogados en café de Xicotepec de Juárez

El abogado Filemón Contla y su auxiliar, Emmanuel García, fueron asesinados a balazos por dos sujetos dentro de una cafetería ubicada sobre la carretera...
- Publicidad -

Noticias relacionadas

- Anuncio -