Inicio » Primer Plano » Lo que dicen las columnas de Puebla » PRD con afiliados fantasmas y presupuesto universitario destinado a Lobos BUAP

PRD con afiliados fantasmas y presupuesto universitario destinado a Lobos BUAP

Por qué Gabriel Biestro necesita de aliados a los diputados sin partido

Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, publicada en E-consulta, señala que la intención del presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, Gabriel Biestro Medinilla, de reconocer como grupo parlamentario a los legisladores sin partido, mal llamados independientes, sólo es una maniobra para mantenerlos como aliados ante la tambaleante mayoría de los diputados emanados de la coalición Juntos Haremos Historia.

De los 41 diputados que conforman la LX Legislatura local, 22 pertenecen a la coalición lopezobradorista, y los 19 restantes a las demás fracciones partidistas, incluyendo a la “Fuerza Independiente”.

Sin embargo, de los 22 legisladores de la coalición Juntos Haremos Historia, hay dos que ya no jalan con ellos porque fueron excluidos o marginados por diferencias con Gabriel Biestro. Me refiero a Héctor Alonso Granados y José Juan Espinosa Torres, quienes formalmente están adscritos a las bancadas de Morena y el PT, respectivamente.

Adicionalmente, hay que apuntar que no todos los diputados de la coalición lopezobradorista son incondicionales del gobernador Miguel Barbosa o del presidente de la Junta de Gobierno, Gabriel Biestro.

Baste recordar que en el proceso interno de Morena para definir al que sería el candidato a gobernador en las elecciones extraordinarias de este año, siete de los 22 diputados del bloque se decantaron por el senador Alejandro Armenta Mier: José Miguel Trujillo de Ita, quien por eso fue relevado de la coordinación parlamentaria del PES; el ya citado Héctor Alonso, que fue excluido del grupo parlamentario de Morena; Raymundo Atanacio Luna y Valentín Medel Hernández, del PT; Yadira Lira Navarro (ya con licencia), Arturo de Rosas Cuevas y Cristina Tello Rosas, de Morena.

Aquí la columna completa

Tan cerca y tan lejos, encuentro Rivera-Barbosa

La columna De boca e boca, publicada en Ángulo 7, indica que : Cuánto más tardará en darse la reunión entre el gobernador Miguel Barbosa Huerta y la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco para abordar, entre otros temas, el de la seguridad sobre todo por el anuncio que hizo el mandatario de que propondrá perfiles para dicha área.

A prácticamente un mes de que el morenista tomó protesta como jefe del Ejecutivo estatal el encuentro entre ambos personajes no se ve para cuándo pueda concretarse, a pesar de que los dos despachan en la capital.

Si tanto Barbosa Huerta como Rivera Vivanco han manifestado en reiteradas ocasiones que tienen la disposición para que se dé un encuentro, por qué no se ha dado, a qué se deberá, apoco sí es muy difícil que se puedan empatar sus agendas o simplemente no quieren.

: Hablando de la secretaria de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (Ssptm), María de Lourdes Rosales Martínez, pareciera que está caminando de puntitas en su cargo y evita a toda costa no salir tanto a reflectores.

Aquí la columna completa

Construye Cotoñeto una estructura paralela a Morena

Jorge Rodríguez en su columna A Puerta Cerrada, publicada en El Sol de Puebla, señala que el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta tiene la mira puesta en las elecciones intermedias de 2021. Quiere ganar para Morena y sus partidos aliados la mayoría de diputaciones en el Congreso del Estado y por lo menos retener la misma cantidad de presidencias municipales que esos institutos políticos tienen hoy en su poder.

Sabe que debe hacer un buen gobierno para ayudar a conservar la simpatía de los electores por el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero también sabe que requiere de un ejército de operadores al que los políticos llaman “estructura” para disponer de una maquinaria electoral que incremente sus probabilidades de éxito.

Salvo casos excepcionales como el de López Obrador en los comicios presidenciales de 2018, que sin proponérselo consiguió que legiones enteras de ciudadanos se convirtieran de forma espontánea en vigilantes de casillas al mismo tiempo que fueron emisores del voto, esa estructura puede ser definitoria para ganar o perder una elección.

Una buena estructura, con vastos recursos humanos y económicos, sobre todo económicos, bien organizada, al mando de generales capaces y experimentados, puede suplir las deficiencias de un mal candidato y contrarrestar las virtudes de los rivales.

Barbosa Huerta conoce sobre ello.

Aquí la columna completa

Los fantasmas sí existen; y son perredistas

Enrique Núñez en su columna Contracara, publicada en Intolerancia Diario, indica que al concluir el proceso de afiliación al Partido de la Revolución Democrática sólo quedaron 40 mil de los 170 mil militantes que tenía el sol azteca en Puebla; es decir que existían 130 mil fantasmas en el partido que ni remotamente podrá volver a vivir los tiempos de gloria que tuvo en dos ocasiones: primero con Cuauhtémoc Cárdenas y posteriormente con Andrés Manuel López Obrador.

Para 2015 el padrón del sol azteca era de 60 mil afiliados, cifra que ya parecía exagerada para un partido que apenas lograba tres o cuatro legisladores y sin tener posiciones relevantes en el gobierno.

Aunque el PRD formó parte de la alianza Compromiso por Puebla siempre fue el aliado que sólo utilizaron a partir de 2013 para reubicar a panistas y priistas disfrazándolos de perredistas. Por cruel que parezca, el PRD era el tonto útil del morenovallismo.

De pronto llegó 2017 y el padrón se infló hasta llegar a los 170 mil militantes, cifra que registró la gente de Luis Maldonado Venegas, apoyado por perredistas que de pronto sintieron que estaban garantizando su sobrevivencia política y económica por los siguientes 10 años, ya que se les vendió la idea del sueño presidencial de Moreno Valle.

La realidad es que un año después en 2018, los votos al PRD no llegaron ni a los 80 mil y ahora para 2021 no se ve que la llegada de José Narro ni la de Gabriel Quadri — personajes a nivel nacional—, en verdad sean un motivante para votar nuevamente por ellos.

Aquí la columna completa

Gilberto Higuera, una pieza clave en el desafuero contra AMLO en 2005

Fermín Alejandro García en su columna Cuitlatlán, publicada en La Jornada de Oriente, señala que dicen que si se revisa a conciencia el pasado de Gilberto Higuera Bernal se les acabarían las ganas a los diputados locales de Morena de impulsar el proyecto de convertir a este personaje en el próximo fiscal general del estado, pues resulta que era parte de la “mafia del poder” que en 2006 actuó para evitar que Andrés Manuel López Obrador ganara la presidencia de la República.

Higuera Bernal en dos ocasiones ocupó el cargo de subprocurador de Control Regional de Procedimientos Penales y Amparos de la extinta Procuraduría General de la República (PGR), lo cual siempre se ha tomado como un antecedente que lo muestra como un experimentado penalista que ha estado al frente de complejos problemas de seguridad pública del país.

Solo que con el pequeño detalle de que la primera vez que estuvo al frente de esa responsabilidad fue entre los años 2003 y 2006, cuando el titular de la PGR era el abogado militar Rafael Macedo de la Concha. Es decir, es en el periodo en que la Procuraduría General de la República tuvo entre sus misiones más destacadas el armar un controversial expediente judicial que frenara las aspiraciones de Andrés Manuel López Obrador de ser candidato presidencial.

En particular, dicen los enterados, que fue en el área a cargo de Gilberto Higuera en donde se trabajó arduamente en el proyecto de llevar al entonces jefe de Gobierno de la capital del país a un juicio de desafuero, para que con ello se evitara que pudiera registrarse como candidato presidencial, la cual era una obsesión que le quitaba el sueño al presidente Vicente Fox Quesada.

Los estudios de opinión pública en el año 2003 ya mostraban que López Obrador tenía un grado de popularidad entre el 65 y el 75 por ciento, lo cual lo colocaba como el único político que caminaba, sin dificultad y sin rivales importantes, directo a conquistar la presidencia de la República.

Aquí la columna completa

Las catacumbas de la Autonomía Universitaria

Arturo Rueda en su columna Tiempos de Nigromante, publicada Diario Cambio, indica que ¡Oh Autonomía Universitaria, cuántos crímenes se han cometido en tu nombre! es la frase con la que cualquier persona, miembro o no de la comunidad BUAP, podría responder al inflamado discurso del rector Alfonso Esparza con el que cerró en el #LoboFest —con el que recibió a los miles de estudiantes— y en el que reivindicó la mentada autonomía como principal fortaleza.

El concepto de autonomía universitaria es precioso y preciso, pues blinda a la máxima casa de estudios de cualquier injerencia externa en su misión que no es otra cosa que la extensión del pensamiento universal cuyas expresiones son la libertad de cátedra, la libertad de pensamiento y la libertad de expresión.

Pero en las catacumbas del concepto “autonomía universitaria” ocurren cosas raras que merecen una explicación satisfactoria. De entre las más raras, el uso del presupuesto universitario en esa aventura desventurada del rector Esparza llamada Lobos BUAP, un equipo de futbol profesional que fue subvencionado con recursos que debían dirigirse a la misión educativa, no al espectáculo profesional de un deporte masivo.

No es un hecho menor que entre 2011 y 2017, la Benemérita haya desviado 466 millones de pesos del presupuesto universitario a una Asociación Civil denominada Lobos BUAP AC.

Tampoco es menor que de esa millonada el monto mayor se haya dado en el año 2017, cuando el equipo Lobos BUAP subió del Ascenso MX a la Primera División y el rector decidió enviarles 177 millones de pesos directamente desde cuentas bancarias de la BUAP.

Aquí la columna completa

El Gobernador Barbosa Rezó por Martha Érika y Moreno Valle la Tarde del 24 de Diciembre

Mario Alberto Mejía en su columna La Quinta Columna, publicada en 24 Horas Puebla, señala que durante el conversatorio del viernes pasado surgieron dos temas: el siniestro que les costó las vidas a Martha Érika Alonso y a Rafael Moreno Valle, y la creación del gobierno interino.

El gobernador Miguel Barbosa Huerta confiesa que el día del siniestro lo primero que hizo fue rezar junto con su familia por los recién fallecidos.

Más adelante habla de la estrategia a la que recurrió para evitar que el gobierno interino quedara en manos del PAN.

Ufff.

Imperdible esta parte de la conversación.

Aquí la columna completa

Sobre Redacción Ángulo 7

Redacción Ángulo 7
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
x

Check Also

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

Detienen al activista Miguel López Vega y les urge fiscal para ir contra corruptos

Empresas y ex funcionarios de EPN ganan terreno en la 4T poblana Rodolfo Ruiz en ...

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

El desempeño de Higuera Bernal como fiscal y qué busca Armenta para 2021

Nuevas bajas en el gobierno de la 4T de Puebla Rodolfo Ruiz en su columna ...