Puebla tiene 13 proyectos en energías limpias
Puebla tiene 13 proyectos en energías limpias. Foto: EsImagen

Puebla cuenta con un portafolio de 13 proyectos privados para el desarrollo energético sustentable que comprende inversiones por 33 mil 593 millones de pesos en los sectores de generación de energía eléctrica, gas natural y logística.

Lo anterior será como respuesta al déficit que tiene el estado en diésel, gas natural y electricidad, pero que la estrategia tiene como meta alcanzarse en el año 2040, siendo iniciado desde el 2018.

De la cifra total de inversiones, 30 mil 810 millones de pesos son por nueve proyectos de generación de energía, que significarían producir mil 229 megawatts, entre ellos destacan un parque eólico, de 9 mil 941 millones; un parque solar de 6 mil 806 millones de pesos, plantas hidroeléctricas que significan en términos de capital 6 mil 31 millones de pesos, así como una planta de ciclo combinado de 4 mil 500 millones.

En la distribución de gas natural, el monto considerado por tres proyectos son mil 657 millones de pesos, que comprende suministrar a parques industriales existentes y en obras.

Sobre logística que significa una terminal de almacenamiento estratégico, la inversión considerada son mil 126 millones de pesos.

Potencial energético

Para aprovechar el potencial energético del estado, el gobierno estatal elaboró un Sistema de Información Geográfica (SIG), que identifica polígonos de energías renovables en 10 municipios, lo que comprende un millón 434 mil 355 hectáreas disponibles, siendo 624 mil 622 hectáreas para proyectos eólicos, seguido de 436 mil 440 hectáreas para plantas solares; 251 mil 138 hectáreas para biomasa y el resto ,122 mil 154 hectáreas para geotérmica.

El municipio de Tepexi de Rodríguez es el que más ofrece terrenos para eólica, para biomasa es Tlacotepec de Benito Juárez, para plantas solares es Tepeyahualco y en Geotérmica la disponibilidad mayor es en Tecamachalco y Tepeaca, con 4 mil 516 y 4 mil 509 hectáreas respectivamente.

Con este tipo de propuestas, que se dejarán a la siguiente administración que entrará a partir del 1 de agosto, se ayudaría a disminuir costos y la dependencia que se tiene de fuentes no renovables, que afectan al medio ambiente.