Politiquería, que no habrá medicinas y atención en IMSS-Bienestar: AMLO
Politiquería, que no habrá medicinas y atención en IMSS-Bienestar: AMLO. Foto: lopezobrador.org

El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como “politiquería” los “rumores” de que su plan de austeridad causará que no se den medicinas ni atención en el IMSS Bienestar, para zonas rurales y urbanas marginadas, y pidió no hacerles caso.

Lo anterior, este domingo durante su mensaje a la comunidad del hospital rural de Venustiano Carranza, en Chiapas, donde aseguró que su gobierno pretende mejorar y continuar este programa, que brinda servicios médicos de primer y segundo nivel a más de 12 millones de personas.

“No vayan ustedes a hacerle caso a los que difunden rumores; porque ahora, si no les dan una medicina, dicen: Es por la austeridad, lo que ya declaró López Obrador, ya no va a haber medicinas y si no te atiendo es porque desde arriba ya no nos dan nada, ya se acabó”, expuso el presidente ante la audiencia.

En este sentido, señaló que priorizará mantener el abasto de medicamentos empezando por “donde haya más pobreza y marginación”, pues reconoció que algunos hospitales rurales tienen sólo el 20 o 30 por ciento del abasto.

Que ganen más médicos de hospitales rurales

Otra medida que anunció el mandatario es incentivar la llegada de médicos y personal especializado a hospitales rurales, como el de Venustiano Carranza, pagando más a quienes se queden a trabajar en estos.

“Que faltan auxiliares, que faltan enfermeras, que faltan médicos familiares, que faltan especialistas porque no quieren venirse los especialistas a Venustiano Carranza, quieren estar en Tuxtla o en la Ciudad de México, pues que se queden en Tuxtla, en la Ciudad de México, pero el que venga va a ganar más”, aseveró.

Señaló también que un funcionario del gobierno va a supervisar que no falte el personal médico en los hospitales rurales y otro estará al pendiente del abasto de medicamentos.

Como tercera medida, prometió la creación de un área administrativa para dar mantenimiento y construcción de infraestructura del sistema de salud público, a fin de terminar con las asociaciones entre gobierno y privados (APP), que dejaron “muchos hospitales inconclusos”.

“Les voy a poner un ejemplo. Cuando fui jefe de gobierno hicimos un hospital en Iztapalapa, 150 camas, costó 300 millones de pesos (…) Como a los seis años hicieron un hospital igual, 125, 150 camas en Zumpango con el sistema este de aportaciones privadas, APP, asociación público-privada”, refirió.

Y como cuarto punto, prometió un “área para regularizar a todos los trabajadores de salud; hay más de 80 mil trabajadores que llevan años como eventuales, trabajando por honorarios”.