Inicio » Primer Plano » Lo que dicen las columnas de Puebla » Hablemos de judicialización electoral y los 3 candidatos dicen adiós a las campañas

Hablemos de judicialización electoral y los 3 candidatos dicen adiós a las campañas

Busca el PAN sancionar a Eduardo Rivera por sus declaraciones

Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, publicada en E-consulta, indica que el ex presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, podría ser empujado por su propio partido a renunciar al PAN y buscar otras opciones.

Resulta que por sus declaraciones, en el sentido de que el PAN le quedó a deber a Enrique Cárdenas Sánchez, al no propiciar condiciones para que el ex rector de la UDLAP ganara la gubernatura, Eduardo Rivera podría ser sancionado.

Al menos esa fue la instrucción que hace unos días recibió el secretario general del Comité Directivo Estatal del PAN, Francisco Fraile García, de su jefa, la presidenta del partido Genoveva Huerta Villegas.

A ciencia cierta no se sabe si la iniciativa de sancionar a Eduardo Rivera por las declaraciones que hizo a e-consulta salió de la propia Genoveva, para deshacerse del ex presidente municipal con miras a los cambios que se avecinan en el partido después de la campaña, o del secretario general del CEN y delegado especial durante las extraordinarias de Puebla, el senador Héctor Larios Córdova.

La verdad es que uno analiza los dichos de Rivera Pérez y éste no dijo nada que fuera irreal. La falta de cohesión en el PAN es evidente, lo mismo que la falta de acompañamiento que tuvo Enrique Cárdenas de diputados locales y federales del blanquiazul, así como consejeros nacionales y estatales, y presidentes de comités municipales, comenzando por el de la capital, Pablo Rodríguez Regordosa.

Aquí la columna completa

Estructura, el arma final para la elección de gobernador

Jorge Rodríguez en su columna A Puerta Cerrada, publicada en El Sol de Puebla, señala que muy difícilmente los seis días que nos separan de la contienda de gobernador podrán modificar los resultados electorales que han anticipado las encuestas realizadas en esta campaña.

Con notables diferencias en porcentajes, puesto que unos prevén un triunfo más holgado para el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia que otros, todos los estudios de opinión hechos públicos hasta ahora marcan como amplio favorito a Luis Miguel Barbosa Huerta.

Le siguen en preferencia electoral el abanderado del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, Enrique Cárdenas Sánchez, que siempre aparece en segundo lugar, y el aspirante del PRI, Alberto Jiménez Merino, en tercero, que debe tener como reto personal no escalar una posición, como dice que ya lo hizo, superando al ex rector de la UDLAP, sino alcanzar una votación de dos dígitos.

Los cierres de campaña que se llevaron a cabo este fin de semana son un adelanto de lo que sucederá el próximo domingo en las urnas.

Barbosa congregó varias decenas de miles de personas en la Plaza de la Victoria, en la zona de los fuertes de Loreto y Guadalupe.

Aquí la columna completa

Mucho ruido y pocas nueces en los cierres de campaña

Enrique Núñez en su columna Contracara, publicada en Intolerancia Diario, indica que aún faltan más de 24 horas para que concluyan oficialmente las campañas, pero los tres candidatos a la gubernatura, quienes hicieron una campaña comparable a la final de la Liga MX entre Tigres y León; decidieron utilizar este domingo para realizar sus acostumbrados “cierres”.

El estilo en los tres casos fue similar, un evento multitudinario en una ciudad para mostrar -o no- el músculo, presencia –o al menos invitación- de los líderes nacionales, acarreo de simpatizantes y discursos que se centraron en el combate a la corrupción, a la inseguridad y alguna otra variante.

Miguel Barbosa logró un evento de auténtico colorido y no lo digo precisamente por la comunidad gay que aplaudió sonoramente parte de su discurso cuando el candidato de Morena convocó a los ciudadanos a ser felices y a hacer el amor, «de acuerdo a sus preferencias sexuales». Lo digo por el ánimo entre los asistentes guindas que se dieron cita en la Plaza de la Victoria, antes icónico escenario morenovallista, que fue de triunfo y fiesta; por supuesto el discurso del exsenador fue en el mismo sentido.

Habló de las 21 regiones en las cuales segmentará Puebla para atender las demandas, de la división de poderes y lo más importante: La reconciliación de los poblanos.

Yeidckol Polevnsky, Alberto Anaya y Carlos Puente; líderes nacionales de Morena, PT y PVEM, respectivamente, usaron su espacio en el templete. Polevnsky sostuvo que “de corazón”, el presidente Andrés Manuel López Obrador estaba con Barbosa.

Aquí la columna completa

Cierre de campaña de Merino fue el inicio de campaña en Puebla de gobernador de Campeche

Fermín Alejandro García en su columna Cuitlatlán, publicada en La Jornada de Oriente, señala que las actividades del PRI de este domingo en estricto sentido de la palabra no solamente fueron el cierre de campaña del aspirante priista Alberto Jiménez Merino, sino también se convirtieron en el inicio de campaña de facto de Alejandro Moreno Cárdenas, quien es el gobernador de Campeche y tiene entre sus planes futuros ser candidato a la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional. Por esa razón, dicen los conocedores, que el mandatario campechano fue quien habría aportado algo así como la mitad de los asistentes a los actos del tricolor.

Si algo llamó poderosamente la atención en los eventos del PRI, sobre todo en un desayuno masivo realizado un conocido restaurante del Centro Histórico, es que había muchos rostros desconocidos para quienes se jactan de conocer a amplios núcleos de militantes y los líderes regionales del partido. La explicación que al final se encontró de esa situación es que muchos de los asistentes –tal vez la mayoría– sí eran priistas, pero no eran de Puebla sino de Tlaxcala.

Y se especula que los encargados de haber llenado los actos del PRI con pobladores del estado vecino de Tlaxcala habrían sido los operadores políticos del gobernador de Campeche, quien ayer fue uno de los invitados centrales de los actos de cierre de campaña de Alberto Jiménez Merino.

El objetivo de esa supuesta “cargada de tlaxcaltecas” parecía obedecer a dos aspectos fundamentales:

Por un lado ayudar a Alberto Jiménez Merino y la presidente nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, para que los actos de cierres de campaña en Puebla no se vieran despoblados y fuera notaria la falta de capacidad de convocatoria frente a los adversarios del tricolor: Morena y el PAN, que ayer lograron abarrotar importantes plazas públicas de la capital y de Tehuacán.

Aquí la columna completa

Desactivar judicialización electoral

Alejandro Mondragón en su columna Al Portador, publicada en Status Puebla, indica que una silenciosa operación para desactivar la judicialización ooooootra vez de la elección en Puebla, está en marcha.

La señal más clara se observó en la negativa por unanimidad del consejo general del Instituto Nacional Electoral para suspender la entrega de tarjetas de bienestar del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, como lo pedía el PAN.

Amparados en una resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sobre el hecho que los programas sociales no se detienen por las campañas electorales, los consejeros del INE le quitaron a los panistas uno de los argumentos de impugnación.

También le ha tocado a los de Morena. El TEPJF amonestó públicamente a Luis Miguel Barbosa por realizar en Facebook un acto anticipado de campaña.

Y permitió que el PRI con su candidato, Alberto Jiménez Merino continúe con la entrega de tarjetas para la mujer, porque la promesa de dar dinero no se hace con el condicionamiento al voto.

Aquí la columna completa

Diputado de MC viola veda electoral

Valentín Varillas en su columna La Tempestad, publicada en Status Puebla, señala que hace penas unos días, el candidato al gobierno estatal, Enrique Cárdenas y algunos representantes de los partidos que lo llevan en alianza como abanderado, se rasgaban las vestiduras denunciando que en Puebla se vive una elección de estado, por la “descarada intervención del gobierno federal” en la contienda poblana.

Al mismo tiempo que se hacían estas denuncias, el diputado local por el distrito 8, Carlos Morales Álvarez, emanado de Movimiento Ciudadano -el primer partido que le hizo la invitación formal a Cárdenas para meterlo de lleno a la política partidista-, participaba en un acto público de entrega de alarmas vecinales en el municipio de Huejotzingo.

Con el mayor de los descaros, en el evento se dejaron ver las siglas y colores del partido naranja.

Así como lo lee.

Quienes organizaron lo anterior, no tuvieron empacho en sumar la propaganda partidista a un evento que en teoría tendría que haber estado más allá de la lucha política poblana, intentando beneficiar a su candidato a la gubernatura.

Aquí la columna completa

No le fallen al candidato: la meta es un millón de votos

Arturo Rueda en su columna Tiempos de Nigromante, publicada Diario Cambio, indica que en el war room de Luis Miguel Barbosa los cálculos son optimistas. A diferencia del altísimo 67 por ciento de participación en la elección de 2018, cuando al mismo tiempo corrían seis tipos de cargos en juego, entre ellos la Presidencia de la República y la gubernatura del estado, así como las 217 alcaldías, el pronóstico es que dentro de una semana votará por lo menos el 50 por ciento del padrón electoral, pero podría llegar al 52 por ciento.

Alcanzar un 52 o 50 por ciento es un triunfo en esta elección atípica. Sólo un neófito de la política, o un malqueriente doloso, podría pensar que unos comicios en los que sólo se elige gobernador, sin alcaldes o diputados, provoca el mismo interés en la ciudadanía, ya no se diga si hay elección presidencial.

En 2016, la atípica elección de ‘minigobernador’ que ganó Antonio Gali Fayad, sólo participó el 46 por ciento de los poblanos y eso que la maquinaria electoral morenovallista operaba a todo vapor, con su mezcla de represión o cooptación, pan o palo al estilo porfirista.

Sin embargo, el pronóstico de la calle es diferente, menos optimista. En las condiciones de desinterés provocado por muchos factores, principalmente el cansancio de los ciudadanos por una elección sin fin, así como la falta de sucesores adecuados en el morenovallismo tras la muerte de Martha Erika y Rafael, estima que el 40 por ciento es la cifra de participación más realista.

Si se cumple el escenario optimista, la participación de la mitad del padrón, votarán alrededor de dos millones 200 mil poblanos. Al ganar con el 50 por ciento de la votación, Barbosa obtendrá un millón 100 mil votos, poco más de lo que recibió en 2018. Se llegó a la meta. Incluso con un millón de votos.

Aquí la columna completa

Barbosa y Cárdenas: la Diferencia entre Ganar y Perder (Crónica de Tres Cierres de Campaña)

Mario Alberto Mejía en su columna La Quinta Columna, publicada en 24 Horas Puebla, señala que frente al músculo de Miguel Barbosa Huerta, la delgadez extrema —enferma—de Enrique Cárdenas Sanchez.

Y frente a éstos: la locuacidad de Alberto Jiménez Merino.

Son los cierres de campaña de los tres candidatos a la gubernatura de Puebla.

El de Barbosa tiene los tres “ivos”: festivo, masivo, activo.

El de Cárdenas también: pasivo, reactivo, depresivo.

Aquí la columna completa

victima-de-delito

Sobre Redacción Ángulo 7

Redacción Ángulo 7
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
x

Check Also

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

Figura del diputado migrante y Morena engrosa filas con exbeneficiarios de Prospera

“No mentir, no robar, no traicionar”. Ajá Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de ...

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

Mal negocio optar por los PPS y falta que Genoveva Huerta presente datos duros

De nuevas mentiras del diputado fake, de maestrías y licenciaturas que no aparecen y dirigentes ...