lunes, noviembre 30, 2020

Venezuela: error estratégico de Guaidó ignorar Estado pretoriano

El refugio apresurado del disidente venezolano Leopoldo López y su esposa activista Lilian Tintori en la embajada de Chile y luego España fue el primer aviso de que el golpe de Estado militar de Juan Guaidó había perdido. Los alzados tuvieron seis horas estratégicas para ponerse por encima del presidente Maduro, pero Guaidó no logró el apoyo masivo del ejército.

El principal error de cálculo de Guaidó fue haber subestimado el papel del ejército en la estructura del poder bolivariano y en haber dejado que su movimiento dependiera del intervencionismo del presidente Donald Trump y la comunidad extranjera que nunca se preocupó por la crisis venezolana.

La clave de la estructura de poder de Maduro se localiza en el modelo de Hugo Chávez de un régimen cívico-militar fusionado, interrelacionado e interdependiente, simbiótico. El escaso apoyo militar de Guaidó fue insuficiente para potenciar su rebelión, mientras la estructura central transversal y vertical de los militares cerró filas con el gobierno de Maduro, en cuya gestión podrían calcularse un tercio de ministerios a militares.

El llamado de Guaidó a los militares para voltear bandera careció de una organización de fondo. La gran herencia de Chávez en materia de régimen boliviano fue la fusión de intereses cívicos y militares. Con esa simbiosis de intereses y con el sentido bolivariano de la ideología oficial, Chávez creo un ejército anti golpe y un ejército anti intervención imperialista.

Los militares en Venezuela construyeron –ahí sí– una militarización integral de la sociedad, el gobierno y el Estado. Tarde se dará cuenta Guaidó que los militares son parte de la estructura de poder y difícilmente conseguirá romper esa alianza, con la excepción de una –hasta ahora– difícil invasión del ejército de los EE. UU. Chávez creó un Estado pretoriano entregándole a los militares posiciones de poder, negocios y el papel de guardián del régimen; el especialista Tomás Straka habla de un “socialismo pretoriano” en lo ideológico, pero el modelo llegó hasta la estructura del Estado vía el enfoque autoritario de Samuel Huntington.

La alianza partido-gobierno-militares fue reforzada por Maduro para suplir su falta de grado militar como el que tuvo Chávez. En este sentido, según análisis de Francine Jácome en la revista Nueva Sociedad los militares ascendieron a tres áreas fundamentales: el gobierno, como empresarios vía negocios desde el poder y el control de la fuerza represiva y sobre todo de la inteligencia como espionaje político.

En Venezuela se dio, así, una verdadera militarización del Estado y de la sociedad. Maduro no sólo mantuvo el modelo Chávez, sino que lo profundizó convirtiendo al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, en la clave del poder. En este contexto, Guaidó supuso que los militares eran solo los guardianes del poder y no parte de el mismo. En este sentido, su alianza se dio con cuadros militares de bajo rango sin intervención en la estructura militar fusionada al Estado y al gobierno.
La otra equivocación de Guaidó fue descansar su rebelión y su autonombramiento como presidente encargado con el apoyo primero del presidente Trump, con lo que trastocó el sentimiento antiimperialista de los bolivarianos venezolanos. Luego llegó el apoyo de otros países de Europa a su rebelión política, pero a condición de no apelar al golpe de Estado.

El llamado de Guaidó vía twitter a las 4.58 am hora de Venezuela el martes fue de golpe de Estado, porque convoco a la “fase final de la Operación Libertad”; esperaba, por tanto, un alzamiento popular inicial que condujera al apoyo en cadena de unidades militares. La fuerza de Maduro estuvo siempre en la estructura del alto mando militar imbricada en el régimen, el Estado, el gobierno y el partido político bolivariano. Guaidó calculó mal su poder y no pudo, en palabras de un analista de inteligencia, “quitarles los alfileres a los hilos de poder de Maduro”: los soldados de Caracas, Maracaibo y la sede de la Guardia Nacional.

El intento de golpe comenzó a las 4.58 de la mañana y a las 14.30 de la tarde el líder opositor López se asiló en la embajada de Chile. Guaidó comenzó a quedarse aislado. A las 7.24 de la noche Guaidó se fue a dormir y convocó al jueves a primera hora de la mañana a continuar su alzamiento.

Mayoría con/sin alfileres. La decisión de López Obrador de centrar todo su poder en la presidencia personal y el aflojamiento del control sobre Morena y las dos bancadas legislativas está llevando a la 4-T a un problema de gobernabilidad. La clave del viejo régimen estaba en la simbiosis presidente-partido. Varias reformas lopezobradoristas están perdiendo impulso en las bancadas sin liderazgo real. La ley de educación no salió por la alianza de legisladores morenistas con la CNTE/Sección 22 de maestros. Y Palacio Nacional carece de una intermediación eficaz con los maestros disidentes.

- Anuncio -

Política para dummies: La política es pensamiento estratégico.

http://indicadorpolitico.mx
indicadorpoliticomx@gmail.com
@carlosramirezh

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

También te puede interesar

México-Biden (9). Narcotráfico, eje política exterior de la Casa Blanca

Las relaciones de los EE. UU. con México nunca han sido de amistad, cooperación o alianza, sino de dominación. En supremacías imperiales lo peor...

México-Biden (8). Seguirá agenda de Trump, pero con más enfoque imperial

La diferencia en los estilos político entre Donald Trump y Joe Biden es de matices ofensivos, aunque el pensamiento de seguridad imperial seguirá siendo...

México-Biden (7). Primera generación de politólogos mexicanos nacidos en EU

  En una crónica escrita en 1969 para narrar el primer concierto del grupo The Doors en México, Carlos Monsiváis acuñó una frase sociológica que...

México-Biden (6). Las relaciones con los EU, de seguridad nacional

En la época de Ronald Reagan y por la autonomía relativa de la política exterior de México hacia las revoluciones de Centroamérica y el...
Carlos Ramírezhttp://www.indicadorpolitico.com.mx/
Periodista desde 1972, Mtro. en Ciencias Políticas (BUAP), autor de la columna “Indicador Político” desde 1990. Director de la Revista Indicador Político. Ha sido profesor universitario y coordinador de diplomados. Cuenta con diversos reconocimientos por su labor y trayectoria periodística y su columna se publica en 24 entidades del país.
- Anuncio -
- Publicidad -

Últimas Noticias

Ya hay convocatoria para integrar consejos municipales en Puebla

El Instituto Electoral del Estado (IEE) de Puebla aprobó en sesión ordinaria la convocatoria para la integración de los consejos municipales, así como el...

Dos años de gobierno de la 4T

El presidente Andrés Manuel López Obrador cumple 2 años de gobierno, le ha tocado un tiempo muy crítico. Tres décadas de democracia, permitió su...

Comerciantes reprueban cierre de la 5 de Mayo; Segom justifica por Covid

La Segom restringió este lunes el paso peatonal en la calle 5 de Mayo, hecho que comerciantes establecidos reprobaron por no darles aviso, y...

Tras reunión con Segob, docentes liberan vías ferroviaria en Michoacán

Docentes sindicalizados que, desde hace casi dos meses, mantenían tomada la vía ferroviaria que va de Morelia al puerto de Lázaro Cárdenas, en Michoacán,...

En Chignautla, acusan privatización del agua y queman alcaldía

Pobladores de Chignautla incendiaron la presidencia municipal como protesta por la supuesta privatización del agua tras la creación de un sistema operador de agua...
- Publicidad -

Noticias relacionadas

- Anuncio -