Por falta de tierras para construir, viviendas han encarecido: Infonavit
Proyectos de vivienda social frenados en Puebla por falta de subsidios. Foto: EsImagen

Debido a que el Infonavit emitirá en abril las reglas de operación sobre subsidios para vivienda social, constructoras en Puebla pararon proyectos y se reflejará en un 15 por ciento menos de espacios en 2019 respecto a la meta de 19 mil hechos un año antes.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi) local, Alberto Moreno Gómez Monroy, dijo que si no hay esa garantía de apoyo para los créditos, sus socios no correrán riesgos de arrancar la construcción de ese tipo de casas, las cuales representan entre el 25 y 30 por ciento de la producción total.

Comentó que esa situación prende los “focos rojos” entre los vivienderos que hacen exclusivamente ese tipo de oferta, porque deberán esperar casi medio año para arrancar obras, escenario que también padecen empresarios de otros estados.

Indicó que tienen un inventario de 2 mil 500 casas de tipo social, las cuales no han podido colocar por la falta de subsidios, los cuales desde noviembre se cancelaron por el gobierno federal. “Un cliente con su crédito de 280 mil pesos no puede acceder con eso a un inmueble de 340 mil pesos, para ello requiere el subsidio”.

Las casas que se hagan en este año se venden entre enero y mayo de 2020, por lo que si emiten tardíamente las reglas de operación en subsidios, también afecta la producción de casas, mismas que no estarán listas para el tiempo en que se colocan y eso implica que quienes tienen créditos del Infonavit, por percibir hasta 2.8 Unidades de Medida y Actualización (UMA), frenen sus planes de adquisición, explicó.

Terrenos caros

Moreno Gómez señaló que, debido al encarecimiento de la tierra, las empresas afiliadas a la Canadevi han ido reduciendo los proyectos de casas económicas, sobre todo en la zona metropolitana donde se concentra el 70 por ciento de ese tipo de unidades, porque el precio por metro cuadrado está entre 600 y 700 pesos.

En este tenor, dijo que deja de ser negocio construir unidades habitacionales aun cuando hay mercado, porque se encarece la construcción y más cuando solo hay terrenos lejanos donde se requiere invertirle más para dotarle de servicios.

Reveló que los empresarios del sector están optando por migrar a proyectos de casas tipo medio, cuyo costo oscila entre 500 mil y un millón 200 mil pesos, las cuales no requieren del subsidio y son adquiridas mediante crédito tradicional.

Confió que el gobierno federal dé celeridad a emitir las reglas de operación en el mes estimado, para que dos meses después se arranquen los proyectos, mismos que se pueden ver retrasados por el periodo de lluvias entre junio y septiembre.

banner-enfrentando-la-contingencia