Inicio » Primer Plano » Lo que dicen las columnas de México » Las acusaciones de corrupción en CFE y cómo va la economía mexicana

Las acusaciones de corrupción en CFE y cómo va la economía mexicana

La escopeta del presidente

Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en El Financiero, indica que como todas las mañanas, el presidente Andrés Manuel López Obrador disparó ayer con su escopeta habitual. Ahora tocó al sector energético, donde se le fue encima a empresas mexicanas e internacionales, y señaló a exfuncionarios federales de haber contribuido a la “destrucción masiva” de la Comisión Federal de Electricidad. Había anticipado el viernes que hoy revelaría casos de corrupción en la CFE, lo que no sucedió. Lo que sí pasó, en voz de su director Manuel Bartlett, fueron viejos señalamientos sobre exfuncionarios que trabajan para empresas de generación eléctrica internacionales o les dan consultorías.

Lo que explicaron, cuando menos hasta ahora, no acreditaba ni siquiera conflicto de interés. Se lo hizo ver inmediatamente el expresidente Felipe Calderón, cuando le recordó, una vez más, que la ley establece plazos durante los cuales no puede trabajar un exfuncionario en un campo que fue de su especialidad. Las críticas al presidente y a Bartlett siguieron durante el día, por la imprecisión o falsedad de varias imputaciones. Eso ya lo debía haber sabido con seguridad, pero lo importante para él no es la realidad, sino la percepción. El viernes pasado planteó abrir la cloaca en la CFE, que se redujo a una acusación sin pruebas por parte de Bartlett, de que “la influencia de exfuncionarios en empresas privadas deriva en que la capacidad de la CFE se haya reducido a ser una empresa que genera apenas el 50 por ciento de la energía del país”.

Echar la culpa al pasado es la justificación que ha utilizado para buscar el apoyo consensuado para sus políticas de gobierno y colocar los ladrillos para, si no la abrogación de la reforma energética, sí su congelamiento. En su conferencia de prensa, el presidente mantuvo el mismo patrón que ha seguido desde el arranque de su gobierno: empaquetar sus acciones en el discurso de que los anteriores gobiernos eran corruptos y saquearon al país. El discurso tiene la técnica de Joseph Goebbels, el maestro de la propaganda nazi, de repetir una idea hasta que termine incubándose en la mente como una realidad.

“Es un asunto de semiótica”, dice un agudo observador político. “Todo lo que maneja el presidente son símbolos”. La semiótica, en su definición clásica, es la ciencia que estudia los sistemas de signos que permiten la comunicación entre los individuos. Grandes imágenes que han logrado sembrar en el imaginario colectivo son las de los “fifís” para identificar a todo aquello que se opone a los deseos de las mayorías, o “conservadores”, que utiliza para referirse a sus críticos o a los disidentes. López Obrador juega todo el tiempo con la palabra corrupción, pero siempre la asocia con los privilegios. “Los mexicanos responden a los privilegios, que les molestan mucho, no a la corrupción”, agregó el observador.

La forma como presentan verosimilitudes vestidas con verdades es muy eficiente. Por ejemplo, nadie reparó que Bartlett fue miembro de uno de los gobiernos que ahora fustiga (Carlos Salinas) y gobernador priista de Puebla durante otro (Ernesto Zedillo). Tampoco en que el consejero jurídico de la presidencia, Julio Scherer, trabajó muy de cerca con el exsecretario de Hacienda Pedro Aspe, mencionado por el vocero presidencial como otro de los exfuncionarios clave en la “destrucción” de la CFE, ni que trabajó como el hombre fuerte de Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia.

Aquí la columna completa

La desaceleración de la economía y sus consecuencias

Leo Zuckermann en su columna Juegos de poder, publicada en Excélsior, señala que ayer argumentaba que AMLO no había convencido, todavía, a los capitalistas, nacionales o extranjeros, de invertir más dinero en México. Por tanto, su promesa de crecimiento económico de 4% anual parece, hoy, muy lejana. La economía, en este sentido, se está convirtiendo en el talón de Aquiles de un Presidente muy fuerte. Hoy, de hecho, ya podemos afirmar que la economía mexicana se está desacelerando.

Veamos la evidencia. El 30 de enero, el Inegi publicó su estimación oportuna del Producto Interno Bruto (PIB) de 2018. Resulta que el último trimestre del año pasado (octubre-diciembre), la economía sólo creció en términos reales un 0.3%, con respecto al trimestre inmediato anterior. En 2018, el PIB habría crecido un 2%: es el límite inferior del rango de la mayoría de los pronósticos que apuntaban hacia un incremento del PIB de entre 2 y 2.5% en 2018.

En los resultados de la balanza comercial de diciembre de 2018, también aparecieron señales de la desaceleración económica. Las importaciones en diciembre 2018 cayeron 0.8%, con respecto a diciembre de 2017, la primera contracción de este indicador desde abril de 2017. De acuerdo con Juan Carlos Alderete, economista de Banorte, “la desaceleración de las importaciones de bienes intermedios no petroleros, los cuales son utilizados principalmente como insumos en la manufactura mexicana, apuntan a cierta debilidad en el sector”.

El 28 de enero, el nuevo subgobernador del Banco de México, Jonathan Heath, escribió en su Twitter: “Conocemos todavía poco de diciembre, pero dos indicadores clave (la tasa de desempleo y las importaciones) sugieren una importante desaceleración en la actividad económica”.

A la creciente evidencia de una desaceleración en el último trimestre de 2018, hay que agregar, ahora, tres factores que podrían agudizar la caída.

Aquí la columna completa

Una extrema izquierda reaccionaria: AMLO

Joaquín López-Dóriga en su columna En Privado, publicada en Milenio, indica que invocan la Constitución de la ignorancia y la impunidad. Florestán

Este fin de semana inició con la queja que la Presidencia de la República llevó ante la CNDH por los bloqueos de militantes de la coordinadora al sistema ferroviario de Occidente que llevan 26 días, cuando debía haber sido ante la Fiscalía General de la República. La CNDH está para proteger los derechos fundamentales de particulares ante la autoridad, por lo que recibió la respuesta exacta: las autoridades federales y estatales están obligadas a proteger y garantizar los derechos de las personas, mandato al que no pueden renunciar o pretender delegar a terceras personas y tienen que aplicar la ley.

El domingo, en Cuautla, López Obrador enfrentó por primera vez un rechazo placero por la termoeléctrica de Huexca, ya terminada, y que las comunidades rechazan. Allí habló en medio de coros de agua sí, presa no, y planteó una consulta, 23 y 24 de este mes, ante cuya oposición, dijo: aunque haya gritos y sombrerazos, va a ser el pueblo el que va a decidir sobre este asunto. Ahora que llegamos nosotros resulta que se levantan los de la extrema izquierda en contra del gobierno. Por eso reafirmo que son reaccionarios; muchos de los que se oponen a la termoeléctrica les recuerdo que cuando estábamos en la lucha no nos apoyaban, como dijo a la Coordinadora.

Aquí la columna completa

Estancias infantiles pega a Guardia Nacional

La columna Bajo Reserva, publicada en El Universal, señala que difícil de creer, nos dicen, pero el tema de la cancelación del presupuesto para las estancias infantiles está pegando en la línea de flotación de las negociaciones de la reforma constitucional para la creación de la Guardia Nacional. Nos comentan que el coordinador parlamentario de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, hace toda clase de maniobras para conseguir los votos pero la negativa del gobierno federal a reponer el gasto para las estancias ha complicado el cabildeo. Nos hacen saber que este tema es de vital importancia para que pueda avanzar la aprobación de la Guardia Nacional. Sin embargo, los partidos de oposición no encuentran eco en sus propuestas y la defensa de proyectos. Parece, nos indican, que al gobierno de Andrés Manuel López Obrador se le olvida que sin los votos del PAN, PRI, PRD o MC las reformas estructurales no tendrán la mayoría calificada, y por lo tanto, podrían quedarse en la congeladora legislativa.

Pendientes entre el Tribunal Electoral y el INE

A casi tres semanas de asumir la presidencia de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el magistrado Felipe Fuentes Barrera se reunió por primera vez con el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova. En la parte oficial, nos comentan, se informó que el encuentro sirvió para impulsar los derechos político electorales de los ciudadanos y coordinar acciones. Pero, nos dicen, hay otros expedientes en el tribunal que ameritan diálogo, por aquello de que los magistrados electorales han corregido la plana a los consejeros del INE y han modificado algunos de sus criterios. Los más relevantes, nos recuerdan, son el registro del Partido Encuentro Social, las sanciones a un ex funcionario del instituto señalado e investigado por acoso sexual, y las impugnaciones de quienes buscan crear partidos políticos. En el futuro, nos aseguran, esos temas definirán la ruta de las relaciones entre magistrados y consejeros electorales.

Aquí la columna completa

La columna Trascendió, publicada en Milenio, indica que ayer en el foro para revisar la Guardia Nacional quedó claro que los diputados no hicieron su trabajo, porque más allá de estar a favor o en contra, especialistas como Sergio López o Santiago Corcuera demostraron comparativamente que más de tres artículos se contraponen entre sí.

Hasta en Morena están convencidos de que se deberá modificar la minuta y la bancada de Ricardo Monreal lo que espera es que el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, entregue la propuesta de ley secundaria que dijo tener, pero que nadie conoce.

QUE el pleno de la Cámara de Diputados entregará este martes en sesión solemne la Medalla al Mérito Cívico Eduardo Neri a Rosario Ibarra de Piedra, quien, por razones de salud, recibirá el reconocimiento por conducto de su hija.

La Junta de Coordinación Política, presidida por Mario Delgado, acordó enviar una representación a visitar a doña Rosario, quien, por cierto, recibió un voto, el de López Obrador, en la pasada elección presidencial.

QUE el presidente Andrés Manuel López Obrador mandó anoche al Senado los nombres para sustituir a cuatro de los siete integrantes de la Comisión Reguladora de Energía, que encabeza Guillermo García Alcocer y por ahora incumple con los requisitos para sesionar.

Aquí la columna completa

Sobre Redacción Ángulo 7

Redacción Ángulo 7
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
x

Check Also

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Mexico

Fuego amigo en Morena y mala la estrategia del recorte a estancias infantiles

El mundo bizarro de Andrés Manuel Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada ...

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Mexico

La investigación del Cisen sobre AMLO y el mexicano en negociación de Venezuela

Un consejo para las mañaneras Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en ...