Inicio » Primer Plano » Lo que dicen las columnas de Puebla » Hasta que se le hizo a Pacheco Pulido y no hay apoyo ni entre panistas

Hasta que se le hizo a Pacheco Pulido y no hay apoyo ni entre panistas

Pacheco Pulido

Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, publicada en E-consulta, indica que con Guillermo Pacheco Pulido como gobernador interino, los priístas y morenistas son los más contentos. Unos porque creen que podrán colarse a la administración estatal, después de ocho años de ayuno, y los de Morena porque suponen que éste sino les pavimentará el camino para ganar las elecciones extraordinarias, tampoco les pondrá obstáculos para lograr su propósito.

En términos generales el nombramiento de Pacheco Pulido fue bien recibido por la clase política y las distintas fuerzas partidistas representadas en el Congreso del estado. En la Comisión de Gobernación su nombramiento se aprobó por mayoría, dos abstenciones y ningún voto en contra, y en el pleno por 40 a favor y una abstención, es decir, casi por unanimidad.

La unción de Guillermo Pacheco como gobernador interino corona un largo sueño del ex presidente municipal capitalino, ex diputado federal, ex presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, y ex presidente del Tribunal Superior de Justicia, ya que el abogado egresado de la BUAP figuró en cuatro o cinco sucesiones gubernamentales como precandidato. No había terna válida sin Pacheco Pulido, se decía en broma y en serio.

¿Qué hará Pacheco Pulido?

A ciencia cierta no se sabe y no hay que hacerse falsas expectativas. En los cinco meses que estará al frente del Ejecutivo poco podrá realizar en materia de obra pública, desarrollo social y combate a la delincuencia y al crimen organizado.

Aquí la columna completa

Pacheco Pulido, el de la terna eterna

Enrique Núñez en su columna Contracara, publicada en Intolerancia Diario, señala que una frase que desde los años ochenta escuché y se me quedó grabada en la mente, es la que rezaba: “terna sin Pacheco no es terna”.

En los tiempos dominantes del PRI, cada vez que en el círculo político se barajaban los nombres de los que podían ser candidatos a gobernador, de manera casi obligada, aparecía el nombre de Guillermo Pacheco Pulido.

Desde el año 99, cuando concluyó su gestión como presidente municipal, la presencia de Don Memo —como lo conocen sus amigos— en las ternas se hicieron una costumbre.

Su paso por prácticamente todos los cargos políticos de primer nivel en Puebla lo hacían siempre un aspirante natural a la gubernatura.

Quizá haya sido su imperturbable ortodoxia política, la que le impidió alcanzar la candidatura tricolor cuando menos en tres ocasiones distintas.

Aquí la columna completa

Ven en el PAN deslealtad de Marcelo García por no defender la propuesta de Rodríguez Almeida

Fermín Alejandro García en su columna Cuitlatlán, publicada en La Jornada de Oriente, indica que aún quedan muchos cabos sueltos para entender cómo se logró la elección del nuevo gobernador interino de Puebla. Entre las interrogantes que están sin resolver se encuentra la actuación del coordinador de la fracción del PAN, Marcelo García Almaguer, quien se abstuvo de defender la propuesta de Jesús Rodríguez Almeida, quien era el aspirante del panismo. El legislador argumentó que esta opción no pudo avanzar por actos de deslealtad de algunos aliados del morenovallismo dentro del Congreso local –en alusión al PRI–, aunque en realidad quien pareció actuar con perfidia fue el propio líder de los diputados albiazules.

Una muestra de lo anterior es que Jesús Rodríguez Almeida fue descalificado en la Comisión de Gobernación porque no se pudo demostrar que contaba con la ciudadanía poblana, sin embargo horas después de que el Congreso eligió al gobernador interino circuló la copia de una constancia de vecindad –expedida por el ayuntamiento de Atlixco– en la cual se señala que el funcionario en cuestión tendría seis años de residencia en la comunidad de Metepec (ver foto).

Dicho de otra manera, que si cubría con el requisito para ser considerado ciudadano poblano, pues la regla es tener 5 años de residencia.

Entonces vale la pena preguntarse: ¿Marcelo García no sabía de la existencia de ese documento o de manear deliberada no lo quiso exhibir para evitar la descalificación de Rodríguez Almeida?

Cualquiera de estas dos circunstancias cuestiona severamente la actuación del líder de los diputados panistas, ya que lo coloca generando “fuego amigo” contra la propuesta del PAN y del morenovallismo.

Aquí la columna completa

Ni las manos metieron

Alejandro Mondragón en su columna Al Portador, publicada en Status Puebla, señala que todavía seguían calientes los cuerpos de los Moreno Valle-Alonso cuando el líder municipal del PAN, Pablo Rodríguez Regordosa llegó ante el gabinete para reclamar que la posición del gobernador interino fuera para un panista.

No hay que dejar lo que nos toca, dijo ante la cara atónita de varios presentes, quienes continuaban en la desolación. Mercedes Aguilar, la particular del senador, había sido llamada para reconocer los restos de Rafael Moreno Valle. A David Rosas Armijo correspondió lo propio con Martha Érika Alonso.

Desde ese momento, la causa morenovallista ha sido apabullada. Tampoco quedan restos del PAN y su coalición por Puebla al Frente.

El presidente Andrés Manuel López Obrador le entregó el control político del estado a Luis Miguel Barbosa y ayer mismo su Congreso del Estado ridiculizó al morenovallismo, al grado de echar fuera a sus propuestas para el interinato.

Con Guillermo Pacheco Pulido, el barbosismo nace y el morenovallismo muere.

Aquí la columna completa

Conciliar Puebla

Valentín Varillas en su columna La Tempestad, publicada en Status Puebla, indica que “Conciliación”, fue el término más socorrido antes, durante y después del proceso legislativo en donde fue nombrado como gobernador interino a Guillermo Pacheco Pulido.

Es evidente que eso es precisamente lo que el estado necesita.

Un proceso serio, bien pensado, de cicatrización de heridas y de acercamientos efectivos entre posiciones que en la última década han permanecido en los extremos del espectro político, social, económico, empresarial y hasta periodístico.

También resulta lógico pensar que el perfil de Pacheco Pulido es el ideal para que, por lo menos previo a la realización del proceso electoral extraordinario, se tenga la experiencia y la capacidad de generar las condiciones de tranquilidad y paz social óptimas para llevar a cabo la elección.

Hasta ahí, muy bien.

Aquí la columna completa

Político que respira, aspira: Pacheco Pulido llegó a la meta

Arturo Rueda en su columna Tiempos de Nigromante, publicada en Diario Cambio, señala que el proceso de designación de gobernador interino evidenció que tras la muerte trágica de Rafael Moreno Valle queda puro retazo sin hueso. Liliputienses de la política que se encumbraron -o enriquecieron- gracias al talento del ex gobernador, pero que le aprendieron poco.

O que la orfandad les ganó, y ante la incapacidad de proponer un candidato común, ahora enfrentarán la extinción. El 24 de diciembre de 2018 se quedaron huérfanos. El 21 de enero fueron desalojados del gobierno. Ahora enfrentan la peor condición: huérfanos y homeless.

Lo de Jesús Rodríguez Almeida no fue ni trágico ni cómico, sino un esperpento. Todos los esfuerzos por posicionarlo como la propuesta de Acción Nacional, las largas horas de cabildeo con Marko Cortés y los gobernadores albiazules, los supuestos acuerdos en Bucareli, se estrellaron en la Comisión de Gobernación cuando José Juan Espinosa exhibió que el encargado de despacho no reunía los requisitos de poblanidad o residencia.

Inmediatamente se hizo el silencio, pues Marcelo García Almaguer, miembro de la Comisión de Gobernación, no defendió a Rodríguez Almeida ni las razones de por qué era elegible. Tampoco lo hizo ningún panista, por lo que votaron a favor de eliminar su nombre de la terna. ¡Kaput!

‘Ridiculazo’ histórico, pues apenas unas horas antes tanto el CEN de Marko Cortés, como los gobernadores panistas, como los propios diputados liderados por García Almaguer, se habían apostado por Rodríguez Almeida en una cargada tuitera. ¿Nadie de ellos sabía que no reunía los requisitos constitucionales? Parece que no. ¿Para qué lo pusieron en las mesas de negociación con Bucareli? ¿Para eso ocuparon casi un mes en promoverlo? Terrible operación.

Aquí la columna completa

La Tercera es la Vencida: don Guillermo Pacheco Pulido ya es Gobernador de Puebla

Mario Alberto Mejía en su columna La Quinta Columna, publicada en 24 Horas Puebla, indica que meses antes de las elecciones federales de 2018, en el restaurante Bistro, de la 25 sur —casi esquina con la avenida Juárez—, le pregunté a don Guillermo Pacheco Pulido si le hubiera gustado ser gobernador.

Su respuesta fue elocuente:

“Bueno, desde luego que sí. Además, ¿por qué me limita? Como decía don Fidel Velázquez: Ese ‘le hubiera gustado’ me suena a pasado”. (Risas).

—¿Todavía no hay una edad límite para ser gobernador? —le pregunté.

—La única forma de no ser es cuando esté uno muerto —respondió entre carcajadas.

Aquí la columna completa

Sobre Redacción Ángulo 7

Redacción Ángulo 7
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
x

Check Also

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

JJ dice que si AMLO se lo piden él renunciará y cómo le va a Patjane en Tehuacán

Notarios en capilla: 20 de ellos podrían perder sus patentes Rodolfo Ruiz en su columna ...

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

Expresiones misóginas en el Congreso local y los asaltos en el Centro Histórico

La disyuntiva de Miguel Barbosa sobre su futuro o futura titular de la SEP Rodolfo ...