Inicio » Primer Plano » Lo que dicen las columnas de Puebla » Martha Erika y su gabinete deberán superar sombra de RMV

Martha Erika y su gabinete deberán superar sombra de RMV

Martha Erika Alonso: gabinete de continuidad con caras nuevas

Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, publicada en E-consulta, señala que ¿Qué lecturas se pueden hacer de los primeros nombramientos del gabinete de Martha Erika Alonso Hidalgo y de su mensaje de toma de posesión?

Por principio de cuentas se vislumbra que la intención de la primera gobernadora en la historia de Puebla estará centrada en mejorar la seguridad y combatir la delincuencia, apoyándose en labores de inteligencia, y en la obtención de resultados concretos que la legitimen, más que en la construcción de acuerdos o puentes con sus adversarios de Morena.

Sólo así se explica que haya nombrado como titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG) a un ex policía con fama de duro como Jesús Rodríguez Almeida, en lugar de un político con oficio y conciliador, y que en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) haya puesto a Fernando Rosales Solís, quien venía desempeñándose como fiscal de Secuestros y Delitos de Alto Impacto, y que el secretario de Educación Pública, Miguel Robles Bárcena, sea un alto ex funcionario del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

La integración del gabinete no refleja que Martha Erika vaya a tener como prioridad, en el corto plazo, la solución del conflicto político que hoy mantiene con Morena y sus aliados en la LX Legislatura del Congreso del estado o la coordinación de esfuerzos y acciones con el gobierno federal y los gobiernos municipales emanados de la coalición Juntos Haremos Historia.

En sus primeras designaciones tampoco se percibe un ánimo de inclusión y apertura, sino de conformar un equipo con funcionarios eficientes, disciplinados y leales al morenovallismo, pero sin los rostros más conocidos de éste.

Aquí la columna completa

La revancha de López Obrador contra los Moreno Valle-Alonso

Jorge Rodríguez en su columna A Puerta Cerrada, publicada en el Sol de Puebla, indica que Transcurrida una semana después de la ratificación de Martha Erika Alonso Hidalgo como gobernadora de Puebla, comienzan a salir datos que demuestran que el fallo de los magistrados federales no derivó de un acuerdo político celebrado entre el presidente, Andrés Manuel López Obrador, y el exgobernador Rafael Moreno Valle, sino de una verdadera lucha por el poder que ganaron el senador panista y la nueva mandataria del estado.

Pese a los intentos del exgobernador por acercarse al tabasqueño y conseguir así una negociación que le garantizara al PAN la victoria en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, en los meses previos a la sesión del 8 de diciembre las reiteradas negativas de López Obrador para concretar un diálogo obligaron a la pareja poblana a combatir la impugnación con sus propios recursos.

Moreno Valle y Alonso Hidalgo vencieron a Morena, a Luis Miguel Barbosa Huerta y a Yeidckol Polevnsky sin pacto de por medio con el nuevo huésped de Palacio Nacional, condición que representa una evidente fortaleza para el senador ante el grupo de legisladores y mandatarios estatales que lo respalda a nivel nacional.

Alonso Hidalgo retuvo la gubernatura de Puebla y no le debe nada a López Obrador.

Eso parece positivo también para ella, pues le otorga un amplio margen de autonomía para tomar sus propias decisiones, sin pasar por el tamiz presidencial.

Aquí la columna completa

Un dolor de cabeza llamado JJ

Enrique Núñez en su columna Contracara, publicada en Intolerancia Diario, señala que el viernes pasado, en la sesión del Congreso del Estado en la que se montó —sabiendo que jamás llegaría— el show para esperar el arribo de Martha Erika Alonso a rendir protesta, la fotógrafa Mireya Novo captó a través de su telefoto, una serie de imágenes del celular del diputado federal Fernando Manzanilla, con las conversaciones que sostuvo con Luis Miguel Barbosa y Gabriel Biestro, en donde se cuestionaba la actitud beligerante de José Juan Espinosa de quien Manzanilla dijo: “Este cuate no va a ayudar en nada, tenemos que contenerlo“.

Estos diálogos se dieron justo después de que JJ se pasó por el arco del triunfo la orden del día, tomando el micrófono para lanzarse en un discurso incendiario en contra de la gobernadora.

Más allá de la falta de las calificaciones en contra del diputado petista, lo que se hizo evidente, es que existe una seria división entre las cabezas de la coalición Juntos Haremos Historia.

Y es que José Juan Espinosa no tiene filtros que limiten sus constantes aceleres. Su proyecto para ser presidente municipal de Puebla capital en el 2022 lo ha llevado a confrontarse de manera sistemática con la presidenta Claudia Rivera, a quien ayer recriminó en la escueta asamblea informativa realizada en la Plaza de la Democracia.

Sin que viniera al caso, José Juan se lanzó contra la presidenta, asumiendo una investidura que no tiene. Si alguien pudiera hacerlo, es Yeidckol Polenvsky, aunque no es en una asamblea pública en donde se hacen esos reclamos entre correligionarios.

Aquí la columna completa

Manda MEAH mensajes de continuidad de lo negativo del morenovallismo

Fermín Alejandro García en su columna Cuitlatlán, publicada en La Jornada de Oriente, indica que la principal ruta de legitimidad que debería seguir Martha Érika Alonso Hidalgo, para quitarse de encima el estigma de que ganó mediante un fraude electoral es demostrar que no va a gobernar igual que su esposo, Rafael Moreno Valle Rosas. Sin embargo, en su arranque como titular del Poder Ejecutivo mandó cuatro malos mansajes, que hacen temer que su gestión podría caminar por la senda de dar continuidad a la parte más negativa del morenovallismo.

Desde su campaña electoral, en privado y en público, Alonso Hidalgo pidió el beneficio de la duda para demostrar que su gestión no caería en los mismos yerros y abusos que se cometieron durante la gestión de su cónyuge.

Por eso planteó una serie de cambios a la estructura orgánica del Poder Ejecutivo, que permite recuperar dependencias que arbitrariamente y sin sustento desaparecieron en el primer sexenio morenovallista, como son Cultura, Medio Ambiente y Transportes. No obstante la buena intención que se mostró con esas modificaciones, dichos movimientos son sólo una pequeña e insuficiente parte de los asuntos que tendrían que ser enderezados.

Hay cinco aspectos negativos que se vivieron en el mandato de Rafael Moreno Valle Rosas y se teme que se repliquen en los próximos seis años: la política represiva contra las disidencia y críticos del gobierno; los abusos cometidos con el gasto público y el financiamiento de negocios privados desde el erario del estado; la existencia de un grupo de funcionarios públicos que se destacan por ser ajenos a la realidad de Puebla e indiferentes a los problemas de la entidad; que no se respete la libertad de expresión de medios de comunicación que no se alineen la difusión exclusiva del discurso oficial del gobierno, así como la indolencia –o complicidad– frente a la ola de violencia y delincuencia que afecta a todo el territorio poblano por igual.

Sería prematuro e incorrecto sostener que ya se puede augurar con toda seguridad que la administración de Alonso Hidalgo será idéntica a la de Moreno Valle. Pero sí es necesario advertir que durante su arranque mandó los siguientes malos mansajes, que parecen encaminar al nuevo gobierno en la continuidad de lo peor del morenovallismo:

Aquí la columna completa

Los bloqueos de Aguilar Chedraui

Alejandro Mondragón en su columna Al Portador, publicada en Status Puebla, señala que ¿Qué favor le habrá hecho el gobierno de Tony Gali a Jorge Aguilar Chedraui, ex candidato a diputado federal, ex líder del Congreso y ex titular de Salud?

Con eso de que presume que será el próximo secretario de Educación Pública, Aguilar Chedraui se sintió con todo el poder para bloquear la llegada de medicamento especializado al sector salud.

A los directivos de la empresa Grupo Médico Especializado les ordenó dejar de surtir medicinas al gobierno del estado.

Y la firma así lo hizo. ¿Formará parte de sus activos?

Ya imaginará el malestar que provocó y el daño que causó a los enfermos.

Aquí la columna completa

Tres malas noticias para Martha Erika

Arturo Rueda en su columna Tiempos de Nigromante, publicada en Diario Cambio, indica que aunque tuvo una toma de protesta limpia, con un discurso balanceado y convincente, a la gobernadora Martha Erika Alonso la nueva realidad política y financiera del país la recibe con tres malas noticias.

La principal, que el presupuesto federal proyectado para 2019 tiene una reducción de alrededor del 10 por ciento respecto de la proyección de 2018. Es decir, Puebla perderá alrededor de ocho mil millones de pesos con la puesta en ceros de varios fondos del ramo 33 que no alcanzan a ser cubiertos por el alza de participaciones y aportaciones.

La reducción del 10 por ciento es en términos nominales, pero tomando en cuenta la inflación, la caída es cercana al 15 por ciento en términos reales. No parece personal, pues a estados y municipios les tocaron tronchadas semejantes. López Obrador tomó esos recursos para fortalecer sus proyectos prioritarios que benefician a su base electorera, como las becas Lázaro Cárdenas, las becas para aprendices, la reforestación, la rehabilitación de refinerías, el Tren Maya y el aeropuerto de Santa Lucía.

La caída no es drástica, pero sí dolorosa. Como lo establecí en columnas anteriores, a Alonso Hidalgo le va a tocar administrar las vacas flacas, en comparación a las vacas gordísimas que tuvieron Moreno Valle y Gali Fayad.

Tampoco considera el presupuesto federal 2019 ningún tipo de obra importante para Puebla, excepto la ya comprometida rehabilitación del Hospital de San Alejandro del IMSS, imprescindible ahora que se plantea la convergencia de todo el sistema de salud. Aunque en el arranque del Tren Maya López Obrador declaró que había llegado la hora de sur-sureste, aunque nuestro estado se incluye en esa parte del país.

Aquí la columna completa

La Gobernadora que Derrotó a los Nuevos Mafiosos del Poder (Pleitos en la Zotehuela de Morena)

Mario Alberto Mejía en su columna La Quinta Columna, publicada en 24 Horas Puebla, señala que la gobernadora Martha Érika Alonso caminó hacia el foro del Auditorio de la Reforma y a su paso se encontró con Claudia Rivera Vivanco, presidenta municipal de Puebla proveniente de Morena.

Ambas se vieron por primera vez frente a frente, y sonrieron.

La gobernadora dio unos pasos hacia la primera fila y la saludó de beso.

Luego le agradecería esa presencia en su primer discurso como gobernadora.

Claudia respondió el gesto con una nueva sonrisa.

Aquí la columna completa

Sobre Redacción Ángulo 7

Redacción Ángulo 7
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
x

Check Also

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

El estado más huachicolero del país y el PRI quiere cambiar de dirigente local

Barbosa se mantiene como el candidato a gobernador mejor posicionado Rodolfo Ruiz en su columna ...

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

El puesto que iba a ser para Lastiri y la renovación de juntas auxiliares

Rodríguez Almeida no es la única alternativa Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de ...