13.3 C
Puebla
domingo, febrero 28, 2021

César Yáñez regresa al trabajo y empresarios son regañados en el Senado

-Publicidad-

Las finanzas de López Obrador

Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en El Financiero, indica que sobre la mesa está el dilema del paradigma financiero de México en caso de que la consulta ciudadana rechace a Texcoco como la cuna del nuevo aeropuerto internacional. ¿Tiene razón el presidente electo Andrés Manuel López Obrador cuando dice que si la gente escoge la Base Militar de Santa Lucía no habrá impacto? O tienen razón las instituciones nacionales y extranjeras de que sí afectará las finanzas públicas del próximo gobierno. No habrá ninguna crisis, ni riesgo para constructores, inversionistas ni usuarios, dijo López Obrador. Tengan confianza, les pidió, porque no hay nada que temer ya que nada se alterará. Los contratos y las inversiones están protegidas. Su palabra, hoy como Presidente electo, mañana como Presidente de la República. Y aunque no hay ninguna razón para dudar de ella, sus argumentos no parecen tener asideras.

El proyecto de Texcoco tendrá un costo de 195 mil millones de pesos, 15% arriba de lo presupuestado, debido en parte a la depreciación de la moneda y porque ante el incremento de pasajeros en 2017, el total de 57 millones estimado en la primera etapa se elevó a 70 millones, con lo que se requirió crecer la terminal 35%, y sobredimensionar el área de carga en 57%. Los 119 mil millones de pesos de bursatilización de la Tarifa por Uso de Aeropuerto y los 30 mil millones de la Fibra E, se invirtieron a partir de la capacidad de Texcoco, donde adicionalmente habría un costo de 9.7 pesos por pasajero de otros ingresos no aeroportuarios, como locales comerciales, estacionamientos y transporte terrestre.

La opción Santa Lucía-Aeropuerto Internacional “Benito Juárez” incide en las inversiones. Primero porque su capacidad total final será de 60 millones de pasajeros, sin el volumen del costo por pasajero en servicios no aeroportuarios (el AICM no puede adaptarse). Asimismo, al dividirse el pasaje en dos aeropuertos, el ingreso por cada uno de ellos disminuye significativamente, al estar estudiado que quienes más consumen son aquellos que no salen de la misma terminal. Estos datos sí alteran la escala y el origen de las inversiones, y preocupa a los expertos. Como botones de muestra están los reportes que recibieron esta semana los inversionistas:

Citibanamex: La administración de AMLO va a enfrentar su primera prueba incluso antes de entrar oficialmente en funciones: confrontará la credibilidad del Estado mexicano ante inversionistas privados contra la voluntad de su base electoral en relación con el NAIM. Lo que está en juego es el destino de una obra de infraestructura de gran relevancia… y para la cual se ha asegurado el 70% de sus requerimientos financieros… Creemos que el anuncio de AMLO en realidad reflejará su preferencia personal como resultado de la consulta pública: aún estimamos que optará por la continuación del proyecto actual. Sin embargo, su opinión sobre el NAIM ha cambiado a través del tiempo… Pensamos que el impacto económico y financiero de la cancelación del actual proyecto del NAIM sería significativo tanto en el corto como en el largo plazo, lo que nos llevaría a hacer una revisión negativa de nuestro escenario macroeconómico.

BBVA Bancomer: El impacto del NAIM sobre las finanzas públicas es leve, y no suficiente para cambiar la calificación soberana, pero su cancelación representaría un daño a la reputación y una incertidumbre con respecto a las finanzas públicas del gobierno de AMLO… Es difícil de creer que un proyecto del tamaño del NAIM… no seguiría adelante. Este reporte busca subrayar la reacción potencial del mercado en caso de cancelarse: de un efecto casi nulo a las finanzas públicas, a un choque negativo a la confianza… Un rechazo a Texcoco podría catapultar los swaps de incumplimiento crediticio a niveles observados en 2016… Esperaríamos que el mercado elevara sus precios más de lo que estima el Banxico, y aunque sería una reacción efímera, es difícil verlo con ojos positivos.

Aquí la columna completa

Si gana Texcoco

-Publicidad-

Leo Zuckermann ensu columna Juegos de poder, publicada en Excélsior, señala que el lunes sabremos si el Presidente electo canceló o no la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco. Es una decisión que definirá el destino económico de su sexenio. Adelanto la publicación de mi artículo en caso de que siga adelante con esta obra:

Imperó la razón. López Obrador envió la señal de que no está dispuesto a jugar con la economía. En julio, el tabasqueño arrasó en las urnas. Tendrá una comodísima mayoría en ambas cámaras del Congreso para aprobar cualquier ley. Incluso, con un poco de negociación, conseguirá los votos de diputados y senadores para reformar la Constitución. Por la estructura fiscal de México, contará, además, con el apoyo de los gobernadores. Y no tendrá que enfrentar a una oposición partidista que está echa pedazos. AMLO será, en este sentido, un Presidente muy poderoso, con un gran potencial de sacar adelante su ambiciosa agenda de gobierno.

Para tener éxito, sólo le faltaba el apoyo de los señores del dinero, quienes todavía lo veían con recelo. Se trata de un segmento toral por una razón implacable: quiérase o no, México cuenta con una economía capitalista; en este contexto, para crecer necesita inversión; el sector público no tiene dinero; sólo el sector privado posee el capital suficiente para inyectar más flujo de efectivo a la economía, de tal suerte que ésta crezca más del dos por ciento anual que ha crecido en promedio en los últimos lustros.

El NAIM, en este sentido, se convirtió en una primera prueba de si el próximo gobierno honraría o no los múltiples contratos que el Estado mexicano firmó con inversionistas y contratistas para la construcción del nuevo aeropuerto. La certidumbre legal es condición sine qua non para que la gente adinerada siga invirtiendo en un país. Al decidirse por seguir con el NAIM en Texcoco, AMLO ha respetado los compromisos del Estado enviando la señal de que en México seguirá habiendo certeza legal para grandes proyectos de inversión.

Los capitalistas siempre están dispuestos a invertir su dinero hasta en los lugares más arriesgados. Demandan rendimientos de acuerdo con el riesgo. Por eso, las tasas de interés en Venezuela son altísimas. La palabra del gobierno de Nicolás Maduro vale poco y, por tanto, le prestan dinero a un costo altísimo. Desde las espantosas crisis de los ochentas y noventas, México ha venido construyendo, poco a poco y con mucho esfuerzo, condiciones para recuperar la credibilidad que perdió con los capitalistas. Es por eso que, hoy, los bonos mexicanos tienen una calificación de grado de inversión, lo cual nos hace pagar menos intereses cuando nos prestan. La buena noticia es que, con la decisión de seguir adelante con Texcoco, el país podrá seguir beneficiándose con mejores tasas en comparación con otras economías emergentes. Menos riesgo significará menores rendimientos, con la posibilidad de que los sectores público y privado levanten capital más barato para invertir en la economía nacional.

Aquí la columna completa

La vida es un sorteo, 50 años y pedaleando

- Publicidad -

Joaquín López-Dóriga en su columna En Privado, publicada en Milenio, indica que Reitero que la vida es una bicicleta: cuando dejas de pedalear te caes. Yo seguiré pedaleando hasta que la bici aguante. Florestán

(Esto es lo que dije anoche con motivo del homenaje que me hicieron la Lotería Nacional, mi familia y mis amigos. Gracias).

Siempre recordaré el primer día que entré a la redacción de El Heraldo de México, donde inicie este camino, en la primavera de 1968. También recordaré siempre la primera vez que envié una nota para el naciente noticiero 24 Horas, de Jacobo Zabludovsky, desde Copenhague, en septiembre de 1970, con motivo de la asamblea anual del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional. Por supuesto, cuando inicié la aventura al frente de Noticieros de Canal 13, en noviembre de 1978. Cuando, por el mismo Jacobo, conocí al maestro José Pagés Llergo, y pude escribir en las páginas de la revista Siempre!, siendo el más joven de sus colaboradores. Y cuando empecé a escribir mi columna en Novedades, con don Rómulo O’Farril Jr. Cuando Gabriel Alarcón Velázquez me llevó de nuevo a El Heraldo en 1989 y en 1993 Jaime Azcárraga me fue a ver para hacer un programa en Radio Fórmula, que Rogerio colocó al mediodía, donde no había nada pues el fuerte era la mañana y creó esa barra hoy tan competida, el programa cumplirá 25 años el próximo 3 de mayo. Y cuando por Joaquín Vargas y Pedro Ferriz hice un programa de entrevistas dominicales en MVS, y cuando Félix Cortés Camarillo me llevó un recado de Emilio Azcárraga y Bernardo Gómez para reunirnos en Televisa y así, en diciembre de 1997, 20 años después regresar a Televisa, en dos meses serán ya 21 años, con un semanal periodístico Chapultepec 18, en mayo de 1998. Y cuando arrancamos, con Leopoldo Gómez, un noticiero matutino, Primero Noticias en apenas dos semanas, el 6 de septiembre de 1999, entonces no había noticieros en televisión por la mañana; y cuando Pancho González con Federico Arriola y Carlos Marín me invitaron a escribir la columna en MILENIO Diario. Y cuando el jueves 30 de marzo de 2000, tuve una conversación con Emilio Azcárraga y Bernardo Gómez que dio un vuelco a mi vida y a la de mi familia: el noticiero de la noche que empezaría al siguiente lunes, 3 de abril, años maravillosos, el final de ese ciclo después de más 15 años y el ingreso a la modernidad que ya había iniciado: Twitter, Facebook, Instagram, mi página lopezdoriga.com.

Aquí la columna completa

El sospechoso informe de Jiménez Espriú

La columna Bajo Reserva, publicada en El Universal, señala que no vaya usted a creer que el nuevo gobierno está apoyando para que el nuevo aeropuerto se construya en la base militar de Santa Lucía, en lugar de Texcoco. Sí así lo cree se equivoca, pues el gobierno electo dijo que habría imparcialidad, por lo que el hecho de que el próximo secretario de Comunicaciones, Javier Jiménez Espriú, diera a conocer ayer, justo a unas horas de que arranque la consulta popular, un estudio a favor de Santa Lucía, tiene el único fin de dar información, y no de tratar de influir. Pero la oportunidad del reporte presentado por don Javier, elaborado por NavBlue, empresa subsidiaria de la europea Airbus, no es lo que ha llamado la atención de los mal pensados. Las dudas surgieron luego de que Jiménez Espriú informó que el estudio tuvo un costo de 159 mil dólares, menos de una tercera parte de los 600 mil dólares que la OACI presupuestó por realizar un estudio similar, que elaboraría en un plazo de cuatro meses. El resultado, el precio de ganga y la velocidad con que NavBlue entregó sus conclusiones, puso a algunos a sospechar. Nos hacen ver que desde hace muchos meses otra subsidiaria de Airbus, que vende equipos de defensa y seguridad, ha tenido contactos en el gobierno para colocar equipos de radiocomunicación por cerca de 50 millones de dólares para un proyecto de seguridad en la frontera sur, por lo que ahora habrá que estar al pendiente de ese contrato que, en su caso, realizará el próximo gobierno y que por tratarse de equipos de seguridad podría asignar sin mediar licitación alguna.

Yáñez, el regreso de la luna de miel

Nos dicen que luego de varias semanas de estar ausente, regresó el hombre más cercano a Andrés Manuel López Obrador, don César Yáñez. Después de la polémica levantada con su gran boda, el futuro coordinador general de política y gobierno, volvió de su luna de miel a la Ciudad de México. Nos comentan que don César ya se puso a trabajar en sus pendientes, de cara a la toma de posesión del 1 de diciembre. Perdieron su dinero aquellos que apostaron a que don César no regresaría al equipo del presidente electo al término de su viaje de bodas.

Aquí la columna completa

La columna Trascendió, publicada en Milenio, indica que con el antecedente de hace dos semanas, cuando citó parcialmente un estudio de la OACI para sostener la viabilidad de la propuesta de aeropuerto en Santa Lucía, era obligada la lectura detallada del documento presentado ayer por Javier Jiménez Espriú, firmado por Navblue, sobre el particular.

Y en efecto, el diablo estuvo en los detalles, con una frase indiscutible: “Los supuestos del proyecto se basan en la documentación proporcionada por Grupo Riobóo (asesor del Presidente electo), así como en fuentes adicionales”.

Ya lo de que “no es un estudio a modo”, argumentado horas después por el próximo titular de la SCT y por el vocero Jesús Ramírez Cuevas, como que salió sobrando.

Que les llovió a los empresarios que acudieron ayer al Senado, encabezados por el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón.

No solo Ricardo Monreal dio un manotazo en la mesa para aclararles que hoy Morena es mayoría y decidirá el futuro del país, sino que además, cuando se quejaron de la inseguridad, Miguel Ángel Mancera les respondió que ellos tienen la culpa por contratar empresas pirata de seguridad, como las mexiquenses que cuidan hoteles, para evadir el pago de impuestos al facturar.

Aquí la columna completa

También te puede interesar

Redacción Ángulo 7http://www.angulo7.com.mx/author/redaccion/
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
- Anuncio -
- Publicidad -

Últimas Noticias

- Publicidad -

Noticias relacionadas

- Anuncio -