Inicio » Columnistas » Eduardo García Anguiano » De militares y mitos

De militares y mitos

Hablar de seguridad pública, militares y policías no está exento de prejuicios o mitos.

Por la llegada del nuevo gobierno federal ha reiniciado la discusión sobre la seguridad. Al menos hay cuatro ámbitos de ella: mundial, nacional, pública e individual y es necesario no confundirlos para precisar a qué se refiere la participación de las corporaciones en cada caso.

El debate más álgido se da en la seguridad pública, lo que requiere de parámetros más allá de la cromática del uniforme. En este espacio ya hemos comentado cómo se organizan las instituciones de seguridad pública en el mundo:

• Por tipo de Estado y forma de gobierno. – Modelo centralista que ejerce la función preventiva y de investigación; descentralizado bajo la forma federal y policías locales fuertes o federal y múltiples cuerpos policiales dependientes de estados y municipios y, el modelo mixto cuya competenciaescompartidaentreautoridades centrales y locales.

• Por la naturaleza de las corporaciones. – Con base en el origen de los elementos existen las policías de orden militar, civil y la coexistencia de ambas corporaciones.

• Por la función que realizan las instituciones de seguridad pública. – Bajo un modelo legalista al aplicar estrictamente las normas; de vigilancia y control que busca prevenir conductas no admitidas y de proximidad cuyo fin es prevenir y proteger derechos y necesidades de la comunidad.

La combinación de los tres parámetros permite ubicar una corporación de seguridad púbica y su forma de operar; derivado de ello el mito de que los militares no participan en seguridad pública es sólo eso, un mito, pues en Colombia, Chile, España y muchos países más, forma parte de sus responsabilidades, tanto para la prevención e investigación de los delitos, como para las faltas administrativas. Por lo tanto, no sólo atienden asuntos de seguridad nacional.

En dónde se adscriben las corporaciones que efectúan tareas de seguridad pública, pues en los ministerios del Interior cuando se trata de corporaciones civiles, lo que en México es similar a Gobernación y, cuando la corporación es militar está adscrita a los ministerios de la Defensa.

De esta forma, lo más trascendente de una corporación de seguridad pública no es dónde se adscribe ni que color de uniforme porta, sino que cumpla el cometido para la que fue creada.

Deng Xiaoping expresó: “No importa que el gato sea blanco o negro; mientras pueda cazar ratones, es un buen gato”.

@EGAnguiano
4 de octubre de 2018

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Eduardo García Anguiano

Eduardo García Anguiano
Eduardo García Anguiano * Sociólogo y Maestro en Administración Pública. Ha laborado en el gobierno federal y en gobiernos locales en áreas de gobierno y seguridad. Ha sido profesor en la Universidad de las Américas y del Instituto Técnico de Formación Policial del DF. Actualmente es profesor de Maestría en Seguridad Pública.
x

Check Also

Columnistas-EduardoGarciaAnguiano

Coordinación en seguridad

En cuanto a operaciones de seguridad pública y algunas de seguridad nacional relativas al control ...

Columnistas-EduardoGarciaAnguiano

Las drogas y los arrepentidos

Es momento de que nuestro país cambie de paradigma en el tema de las drogas. ...