Inicio » Primer Plano » Lo que dicen las columnas de México » Funcionarios piden su jubilación anticipada y el “resbalón” de Mario Delgado

Funcionarios piden su jubilación anticipada y el “resbalón” de Mario Delgado

Otro cambio no caería mal

Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en El Financiero, indica que en los últimos días, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ha realizado dos rectificaciones importantes. La más clara es que las Fuerzas Armadas seguirán en la calle por un tiempo indeterminado durante su gobierno para ayudar al combate de criminales, y la otra, que tampoco puede omitirse, es el cambio sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde está abriéndose espacio político para que esa obra siga adelante. Rectificar es dialéctico, y en estas semanas ha podido problematizar y matizar sus propuestas, afinando lo que serán sus políticas de gobierno. Ahora, López Obrador tiene tiempo para revisar otra de sus promesas de campaña, que es la reducción del 50 por ciento de los salarios y la cancelación de los seguros médicos privados.

El impacto que va a tener esa medida no puede calcularse, pero ya empezaron a verse síntomas de lo que sucederá. En Pemex, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y en el Banco de México, hay decenas de funcionarios que están pidiendo su jubilación anticipada. Con meses por delante para que se jubilen, iniciaron ese proceso porque si lo hacen ahora, terminarán su vida como servidores públicos con el último salario construido por lustros y, como se anticipa, con el recorte salarial se jubilarían probablemente con una suma similar a la que ganaban hace dos o tres décadas.

A muchos, empapados en la retórica puritana de la reducción del salario a la mitad y la cancelación de los seguros médicos como símbolo de austeridad republicana, no les gustará una rectificación, y creen que el próximo gobierno puede tener calidad y eficiencia con recién egresados de las universidades, quienes se dicen listos para ganar salario mínimo o, como dijo en una ocasión el presidente electo, trabajar sin remuneración. Pero con voluntarismos no se transforma una nación.

Un ejemplo práctico es el de la Policía Federal. Los policías que tienen el mayor rango salarial obtienen casi 18 mil pesos brutos al mes, y sus jefes inmediatos apenas 25 mil pesos. Bajo la propuesta de López Obrador, su salario no resultará afectado porque no ganan más de un millón de pesos anuales, pero el horizonte que dibuja la nueva política, no es promisorio. Como comparación, Los Zetas reclutan jóvenes con salarios de ocho mil pesos mensuales, para cobrar las deudas de comerciantes con ese cártel. Si dan resultados, a los dos meses les elevan el salario a 30 mil pesos y los envían a ranchos para que los comiencen a entrenar. El incentivo de los reclutas Zetas es el dinero, aun a sabiendas de que ponen en riesgo sus vidas. Los policías federales, mal pagados de sí en la actualidad, no tendrían ningún incentivo para poner en juego su vida todos los días al ver que su evolución patrimonial podría verse congelada por ley, y sí para entregarse al crimen organizado.

Pero el salario es, en muchos casos, menos importante que el seguro de gastos médicos. Un funcionario con una larga carrera en el servicio público, dijo que estaría dispuesto a ver reducido su salario, pero no que le recortaran el seguro de gastos médicos. Éste es una prestación complementaria del salario, no un privilegio como se afirma. Una vez más, el ejemplo de la Policía Federal es ilustrativo. Cuando los policías federales realizan operativos, ponen su vida en riesgo. Hoy en día, cuando resultan heridos en las batallas contra los criminales, son trasladados en helicópteros pagados por los seguros a hospitales privados en la Ciudad de México, para ser atendidos de emergencia.

Aquí la columna completa

Hasta que llegó Porfirio

Joaquín López-Dóriga en su columna En Privado, publicada en Milenio, señala que el intestino sabe más, hay que escuchar a las entrañas. Florestán

Conozco a Porfirio Muñoz Ledo desde que era subsecretario de la Presidencia en el sexenio de Luis Echeverría (1970-76), secretario del Trabajo, precandidato presidencial y presidente del PRI.

En algunos momentos hemos tenido diferencias, son muchos años, pero siempre he reconocido su inteligencia, es un hombre brillante, extraordinario tribuno, y su concepto de la política que lo ha llevado a cruzar gobiernos, partidos, transiciones, y hoy lo confirma en la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, donde desde el primer momento marcó su personal y documentado estilo.

El incauto fue Gerardo Fernández Noroña, al que nunca, nadie, había parado.

Muñoz Ledo lo hizo desde la sesión de Congreso general, el día uno, y en la primera ordinaria el martes pasado, cuando le reclamó a gritos su asistencia al mensaje del presidente Enrique Peña Nieto, el lunes en Palacio Nacional, donde el mismo Fernández Noroña le espetó: ¡Traidor!

Aquí la columna completa

Un “rayón” a la flamante carrocería de Morena

La columna Bajo Reserva, publicada en El Universal, indica que el coordinador parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, nos comentan, ya le dio su primer “rayón” a su flamante carrocería. Nos dicen que en la casa de transición del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, están incómodos por la manera en que don Mario operó la negociación con el Partido Verde para que cinco de sus legisladores se cambiaran de camiseta y se unieran a la fracción morenista para alcanzar el número de diputados necesario para tener la mayoría absoluta. Esta maniobra, junto con la manera en la que se manejó la negativa, primero, y la aprobación, después, de la licencia al senador del Verde, Manuel Velasco, para que pudiera dejar por tres meses su escaño y regresar a su cargo de gobernador en Chiapas, consideran que ha sido el escándalo más costoso hasta el momento para el naciente gobierno. La negociación de Delgado ha sido comparada por algunos morenistas con las viejas prácticas priistas de comprar diputados para armar mayorías. Nos comentan que el diputado Delgado tiene motivos para ponerse nervioso, primero por la molestia que ha levantado y segundo porque varios de sus compañeros de bancada están esperando un resbalón para arrebatarle la coordinación.

Las migajas del PAN

El PAN está tan partido que en cualquier momento lo pueden convertir en migajas. Nos cuentan que el diputado federal blanquiazul Ernesto Ruffo, siempre sí va a buscar ser dirigente nacional del partido. Comentan que ahora a don Ernesto no le cayó nada bien la fórmula que plantean Marko Cortés y Héctor Larios para llegar a la dirigencia nacional, por lo tanto, está decidido a ser uno más en este proceso y no permitir que haya candidato de unidad. Nos describen que Ruffo busca alzar la bandera de “independiente” en la contienda interna panista. Nos hacen ver que el PAN está tan desmoronado que ya parece un pan molido que al rato no va a querer ni un repartidor deshonesto de Bimbo.

Aquí la columna completa

La columna Trascendió, publicada en Milenio, señala que luego de su encontronazo en la sesión del pasado martes, cuando llamó “golpeador” a Gerardo Fernández Noroña, el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, buscó al petista para limar asperezas y recordar sus antiguas batallas juntos en el PRD y, también, cuando en la orfandad el PT acogió a ambos.

El resultado fue una conferencia la víspera para decir que no hay pleito, ambos negaron estar ahí en respuesta al jalón de orejas de Andrés Manuel López Obrador para que dejen de dar espectáculo en San Lázaro y, de hecho, Fernández Noroña agregó que no es bobo para ser opositor del Presidente electo, pero que desde que se murió su abuelita nadie lo regaña.

Que los simpatizantes de Morena se están moviendo rápido para ganar la candidatura rumbo a la elección de gobernador en Baja California, programada para el 2 de junio de 2019, a la que ya alzaron la mano el ex perredista Jaime Martínez Veloz y la directora del semanario Zeta, Adela Navarro Bello.

Será a finales de mes cuando, en su visita al estado dentro de la gira del agradecimiento, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, tire línea sobre quién es el bueno.

Que el primer diputado invidente en la historia del Congreso de la Unión, Hugo Rafael Ruiz, se estrenó ayer en la tribuna de San Lázaro para fijar el posicionamiento de Morena sobre el sexto y último Informe de Enrique Peña Nieto en materia de política social.

Aquí la columna completa

Sobre Redacción Ángulo 7

Redacción Ángulo 7
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
x

Check Also

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Mexico

Errores de EPN que destruyeron la credibilidad presidencial de su sexenio

¿Qué no entendió, señor presidente? Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en ...

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Mexico

Los muertos de Jalisco que “nadie quiere” y regañan a legisladores faltistas

Bienvenido a la realidad, Andrés Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en ...