Inicio » Primer Plano » Lo que dicen las columnas de México » Monreal desayuna con Meade y científicos entregan propuestas a AMLO

Monreal desayuna con Meade y científicos entregan propuestas a AMLO

Los enemigos de la maestra

Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en El Financiero, indica que Elba Esther Gordillo reapareció este lunes en público por primera vez desde febrero de 2013, cuando fue capturada por un comando especial de la Marina en el aeropuerto de Toluca, y se declaró, con su exoneración judicial en la mano, inocente y víctima de acusaciones falsas. La maestra estaba aquél febrero en San Diego y viajaría a Guadalajara para una reunión con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, pero hizo escala en Toluca a petición del entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray, quien le dijo que quería cenar con ella para platicar. Cuando los comandos de la Marina la encañonaron, cayó en la cuenta de la trampa.

Videgaray, con quien no tenía una relación fácil, es uno de los enemigos con quien tiene facturas por cobrar. Pero aquella celada no es la razón central de su animadversión con Videgaray, sino su papel central en la reforma educativa, al considerarlo su arquitecto, aunque sin restarle responsabilidad a Aurelio Nuño, a quien el entonces presidente electo, Enrique Peña Nieto, le encargó la elaboración del anteproyecto de la reforma educativa. Según allegados de la maestra, Nuño no tenía vida propia, sino era dependiente del exsecretario de Hacienda.

Nuño trabajó la reforma educativa durante todo el periodo de transición con Fernando González, yerno de la maestra, que había sido subsecretario de Educación Básica en el gobierno de Felipe Calderón. Según González, la posición que siempre mantuvo como representante de la maestra, era que no se oponía a la reforma educativa, sino a cómo la pensaban implementar. La evaluación de los maestros no debía ser el punto de partida, sino el destino, y una verdadera reforma no debía circunscribirse a la parte administrativa, como inicialmente se enfatizó. La relación se fue deteriorando y las diferencias entre ellos creciendo.

La maestra Gordillo fue narrando a sus cercanos desde la cárcel, cómo fue viendo en las acciones del equipo de Peña Nieto que el objetivo era ahogarla y desmantelar el sindicato. Ella no sabía, en ese entonces, que la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda estaba revisando sus cuentas desde el primero de diciembre. Ella inició varias acciones de radicalización, analizadas como actos de soberbia por el equipo del ya presidente –y por algunos miembros de la República de las Opiniones, como el que esto escribe–, de manera intuitiva. El lance más importante fue la entrevista que concedió a Adela Micha, una semana antes de su detención, donde dijo frases como: “Entré por el excusado y salí por la puerta grande”, para describir su paso por el magisterio.

Aquella entrevista le generó muchas críticas y fue analizada en Los Pinos por el presidente Peña Nieto; Videgaray; Nuño; los entonces secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y de Educación, Emilio Chuayffet; el entonces procurador general, Jesús Murillo Karam; el exdirector del Cisen, Eugenio Imaz, y el exdirector de Comunicación Social de Los Pinos, David López. La conclusión fue que había “enloquecido” y había que proceder en su contra. El Presidente tenía dudas, por cercanía y auténtico cariño hacia la maestra, pero su equipo, de forma unánime, sugirió proceder en su contra. Ahí se tomó la decisión.

Aquí la columna completa

She is back

Leo Zuckermann en su columna Juegos de poder, publicada en Excélsior, señala que en un evento bien preparado, con un mensaje que leyó de un teleprompter, en medio de porras de sus seguidores, ayer regresó la maestra Elba Esther Gordillo a la vida pública. Se presentó como una víctima política del sistema. Expidió el certificado de defunción de la Reforma Educativa y, oblicuamente, se candidateó para regresar a liderar el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). She is back.

Se trata de una mala noticia para la educación pública mexicana. Hoy, Elba Esther se dice víctima de una persecución política. Tiene razón. El gobierno de Peña Nieto se la quitó de encima inventándole delitos de los que no era culpable. Esto no significa, sin embargo, que la llamada “maestra” no sea culpable de haber pertenecido a un sistema sindical corrupto hasta la médula. De líderes que consiguen prebendas a sus agremiados, pero que, en el camino, se roban el dinero de la organización atesorando enormes fortunas. En el caso de Gordillo, además, acumuló un poder del cual abusó, al punto de llegar a sentirse más poderosa que los presidentes. Sí, Elba tenía la obligación de defender los intereses de los trabajadores de la educación. Pero eso no le daba derecho de convertirse en el patrón, es decir, en la Secretaría de Educación Pública, donde impuso a familiares y amigos para administrar el sector educativo, con resultados desastrosos.

Ahora resulta que Elba Esther, icono de la corrupción nacional, otrora distinguida integrante de la “mafia del poder”, miembro destacadísimo de un sistema político corrompido, es una de las nuevas representaciones de la ola antisistémica. ¡Por favor!

Lo de ayer fue un acto de campaña. Gordillo, con todo y porra, se candidateó a regresar al liderato del SNTE. No lo llamó por su nombre, pero caracterizó a la actual dirigencia sindical como traidora. La organización, según ella, entró en un periodo de “autodestrucción” como “resultado de la abyección”.

Elba dice que su lugar “estará al lado de los maestros y la defensa de la educación pública de excelencia”. Quiere un “sindicato fuerte y unido”. Promete defender los derechos de los maestros. Le hace guiños al Presidente electo: “Lo que viene debe plantearse con cuidado trabajando por el bien de la patria”. Reconoce que el país ha cambiado, que hay una “nueva etapa de la historia de México”. Y ella quiere ser parte de esa transformación. ¿Cómo? Recuperando el liderazgo del SNTE.

Aquí la columna completa

Morena aconseja al PRI

La columna Bajo Reserva, publicada en El Universal, indica que ayer se vio desayunando muy amenamente a quien se perfila como el próximo líder del Senado, el morenista Ricardo Monreal, y al ex candidato del PRI a la Presidencia de la República, José Antonio Meade. Pero más allá del encuentro lo que llamó la atención de algunos comensales que estuvieron cerca fue que, entre otras cosas, hablaron del proceso de renovación de la dirigencia del PRI, que hoy se llevará a cabo. Nos dicen quienes alcanzaron a escuchar la conversación que don Ricardo le pedía a Meade que se involucrara en ese proceso del tricolor, en el que él podría ser una pieza fundamental. Don Ricardo, por lo que se ve, está sacando a relucir su largo colmillo político y tal parece que ya busca incidir en otros partidos ahora que Morena es la primera fuerza política en el país.

Manlio, el PRI y el queso Oaxaca

Cercanos a Manlio Fabio Beltrones nos dicen que para los que se preguntan qué hace o si está interviniendo en las decisiones del PRI podrían darse por enterados de que tiene más de una semana fuera del país y tardará otros ocho días en regresar. Así que, dicen, algunos acelerados deberán buscar a otra persona a quien atacar y culpar de su frustrada participación partidaria, cuando hoy se lleve a cabo el Consejo Nacional del PRI, que parecen quererlo enredar como queso oaxaqueño.

Aquí la columna completa

La columna Trascendió, publicada en Milenio, señala que después de hacer su declaración a medios, justo el día de vuelta a clases, Elba Esther Gordillo se reunió con 25 ex secretarios generales del SNTE de todo el país para analizar los caminos legales a seguir y objetar la presidencia de Juan Díaz de la Torre, a quien consideran “un cadáver viviente”.

Entre los personajes que acompañaron a la maestra están su nieto René Fujiwara, su yerno Fernando González y su operador político Rafael Ochoa, quien además se mueve con la gente del Presidente electo.

Ya por la noche la lideresa acudió al festejo de cumpleaños de su nieto Tadeo.

Que al frente de un equipo de científicos de 70 instituciones mexicanas, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue, entregará a Andrés Manuel López Obrador, una serie de propuestas para colocar la ciencia y la tecnología a la altura de la Cuarta Transformación que ofrece el nuevo gobierno.

La reunión será mañana miércoles en el Palacio de Minería.

Aquí la columna completa

Sobre Redacción Ángulo 7

Redacción Ángulo 7
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
x

Check Also

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Mexico

En Texcoco o Santa Lucia ¿Cual es la opción más viable para el NAIM?

El arrebato de Jiménez Espriú Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en ...

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Mexico

Lo complicado de la consulta popular y Graue apuesta al diálogo vs violencia

NAIM: la tercera vía Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en El ...