Inicio » Primer Plano » Lo que dicen las columnas de Puebla » Los problemas de la Megalópolis y treintañeros desplazan a la vieja clase política

Los problemas de la Megalópolis y treintañeros desplazan a la vieja clase política

Sagarpa: subdelegado en capilla

Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, publicada en E-consulta, señala que en la Delegación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) los cambios podrían llegar antes de lo previsto, aunque estos podrían comenzar no por la cabeza sino por el subdelegado de Planeación y Desarrollo Rural, Miguel Alcántara Silva, de quien ya existe un grueso expediente de anomalías.

Se sabe que el expediente lo han venido integrando, el propio delegado, el biólogo Germán Barnard Alcaraz, con la ayuda de algunos allegados del ex candidato del PRI a la gubernatura, Enrique Doger Guerrero, desde hace tres meses cuando Miguel Alcántara boicoteó el arribo de Omar Álvarez Arronte a la Delegación.

De acuerdo con información preliminar, el subdelegado de Planeación y Desarrollo Rural acumula tres tipos de quejas, a saber:

Cobra una comisión de más del 30% sobre el salario de algunos empleados que jerárquicamente dependen de él o él ayudó a que fueran contratados;
Tiene en nómina a supuestos empleados que no acuden a laborar o son aviadores en la delegación; y

Aquí la columna completa

Una pausa necesaria para reinventar nuestro entorno

Enrique Núñez en su columna Contracara, publicada en Intolerancia Diario, indica que nadie puede negar que la ciudad de Puebla ha crecido enormemente en los últimos años, también lo han hecho las capitales de estados como Hidalgo, Morelos, Querétaro, Tlaxcala, así como el Estado de México y la propia CDMX. Aunque cada entidad tiene sus particularidades, la gran metrópoli comparte problemáticas.

El desperdicio de agua en algunas zonas contra la escasez que padecen miles de habitantes, el aumento de la contaminación por las pésimas condiciones de movilidad de las ciudades que conforman nuestra Megalópolis y hasta cuestiones como la competitividad de la región, fueron temas abordados en el primer día del Congreso Internacional Megalópolis.

En el encuentro, que continúa este jueves, me sorprendió gratamente ver a algunos de los que serán los próximos diputados así como futuros presidentes municipales, platicando, compartiendo experiencias con funcionarios y estudiosos que lo mismo han abordado temáticas como la violencia e inseguridad que el uso de transportes públicos sustentables.

Su presencia en el #CIMegalopolis demuestra que los futuros gobernadores y legisladores al menos tienen el interés por buscar soluciones reales a los problemas que afrontamos todos los días quienes vivimos en las grandes urbes, propuestas que muchas veces no resultan tan populistas o tan políticamente rentables.

Desde Intolerancia Diario hemos dado cuenta de los terribles crímenes que se han cometido, cada vez con más frecuencia, en el estado de Puebla. Pese a ello y a decir de especialistas, nuestra entidad aún se encuentra en una mejor situación que la que vivió Colombia en sus peores años cuando los cárteles como el de Medellín, lo mismo ponían que quitaban presidentes.

Aquí la columna completa

Larios, el caballo negro del PAN

Alejandro Mondragón en su columna Al Portador, publicada en Status Puebla, señala que el nombre de un distinguido miembro de El Yunque se perfila como el caballo negro de la renovación de la dirigencia nacional del PAN.

Se trata del senador Héctor Larios Córdova. Es originario de Guadalajara, Jalisco, pero hizo su carrera en Sonora, donde se avecindó después de que fue secuestrado y torturado por un comando de la organización ultraderechista de Los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), para hacerle confesar la estructura de El Yunque en Jalisco.

Tras ese secuestro, por el que Larios Córdova presentó una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR), fueron asesinados en 1981, el jefe estatal de el Yunque en Jalisco, Jorge Kalfópoulos y su hijo Kristos, de 10 años de edad, un doble homicidio que no se ha terminado de investigar.

Larios representa a las familias custodias que fueron desplazadas de las decisiones panistas, luego de la llegada de liderazgos que lo único que ambicionaron fue el poder.

Dígase Ricardo Anaya y Rafael Moreno Valle, entre otros.

Aquí la columna completa

La “nueva era” en impartición de justicia: lo que nos espera

Valentín Varillas en su columna La Tempestad, publicada en Status Puebla, indica que tenemos nuevos magistrados en el Tribunal Superior de Justicia.

En un estado que históricamente se ha caracterizado por sus enormes deficiencias en sus sistemas de procuración e impartición de justicia, el tema no es menor.

Tomar medidas concretas para evitar que sigamos siendo un paraíso de impunidad luce en el papel como una absoluta prioridad para quienes, a través del albazo legislativo y gracias al compadrazgo y al amiguismo, obtuvieron la posición.

¿Cómo lo harán?

¿Estarán a la altura de semejante responsabilidad?

Aquí la columna completa

Los treintañeros, que no los millennial, llegaron al poder

Arturo Rueda en su columna Tiempos de Nigromante, publicada en Diario Cambio, señala que da lo mismo en vencedores que en vencidos: una nueva clase política se avecina a gobernar Puebla. En Morena esa nueva generación está representada por Claudia Rivera Vivanco, Gabriel Biestro y las decenas de alcaldes que gobernarán algunos de los municipios más importantes del estado. A excepción de dos o tres figuras recicladas, la inexperiencia en asuntos de gobierno es la característica de todos ellos porque provienen de los movimientos sociales.

Ocurre lo mismo en los vencedores: tres de los cuatro perfiles que dio Martha Erika Alonso a conocer como parte de su equipo de transición nunca han estado en puestos de primer nivel o toma de decisiones. Gozan de la confianza de la gobernadora electa, pero Franco Rodríguez, David Rosas Armijo y Sandra Izcoa son relativamente nuevos y sólo Eduardo Tovilla tiene camino recorrido.

En apenas ocho años la vieja clase política que gobernó Puebla se jubiló o fue jubilada a fuerzas. Ahora tener 70 años en la política poblana es lo mismo que llevar la etiqueta de dinosaurio antediluviano en el rostro. Y eso pasa porque, a partir de 2018, mandan los treintones, especialmente los nacidos a finales de los 70, principios de los 80 del siglo pasado.

Aunque Moreno Valle forjó una nueva clase política, la mayor parte de ellos era conocida como integrantes del famoso Grupo Finanzas que se formó cuando el ex gobernador regresó a Puebla. Pero de casi todos ellos, el único que tiene vigencia futura es Luis Banck, pues muchos ya prefirieron retirarse como Cabalán Macari o Ángel Trauwitz, a otros las derrotas los marcaron como a Mario Rincón o Aguilar Chedraui, e incluso Eukid Castañón, con todos los galones para continuar ejerciendo una posición de auténtico poder, prefiere hacerse a un lado.

No podemos olvidar que una de las imágenes del proceso poselectoral más simbólicas fue la de Eukid Castañón zarandeado por la turba de morenistas que asaltaron violentamente el Hotel MM. Precisamente, quien fuera el hombre más poderoso del morenovallismo quedó grabado inerme, desarmado y hasta cuasi linchado, señal del agotamiento de la clase política que arrancó hace ocho años con el ex gobernador.

Aquí la columna completa

Sobre Redacción Ángulo 7

Redacción Ángulo 7
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
x

Check Also

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

Martha Erika y su gabinete deberán superar sombra de RMV

Martha Erika Alonso: gabinete de continuidad con caras nuevas Rodolfo Ruiz en su columna La ...

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

En el limbo un bono del magisterio y arranca el gobierno de Martha Erika

La sombra de Moreno Valle en el gobierno de Martha Erika Rodolfo Ruiz en su ...