Inicio » Primer Plano » Lo que dicen las columnas de Puebla » El escándalo del fideicomiso y panistas poblanos se sienten traicionados por Anaya
Banner Ayuntamiento

El escándalo del fideicomiso y panistas poblanos se sienten traicionados por Anaya

Gabriel Biestro, la voz de Miguel Barbosa en el pleito con Claudia Rivera

Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, publicada en E-consulta, señala que aunque la presidenta municipal electa de Puebla ha tenido diferencias con Luis Miguel Barbosa Huerta y Gabriel Biestro Medinilla desde la campaña política, Claudia Rivera Vivanco está lejos de ser una desleal o traidora a los dirigentes de Morena, como algunos acelerados lo pretenden hacer creer.

Las desavenencias de Claudia Rivera con Miguel Barbosa vienen desde la contienda por la gubernatura, cuando aquella rechazó hacerla de golpeadora de la candidata a la gubernatura de la Coalición por Puebla al Frente, Martha Erika Alonso Hidalgo.

Esa discrepancia también la distanció con quien fue uno de sus principales impulsores en el proceso interno de Morena para hacerse de la candidatura a la presidencia municipal de Puebla: el dirigente estatal de este partido Gabriel Biestro.

Durante los dos meses que duró la contienda por la gubernatura, Biestro asumió en la práctica la coordinación del equipo de campaña de Miguel Barbosa, y se convirtió en su principal operador e interlocutor con otros candidatos de Morena a presidentes municipales y diputados al Congreso del estado.

Y es en estas circunstancias tuvo sus primeros roces con Claudia, ya que Biestro dejó de hablar por sí, para hacerlo en representación de Barbosa.

Aquí la columna completa

Morena va por todo el control del Congreso del Estado

La columna De boca en boca, publicada en Ángulo 7, indica que es muy probable que, al ser mayoría en el Congreso del estado, Morena tratará de apoderarse de la Junta de Gobierno y de la Mesa Directiva. El martes, el líder estatal del partido y próximo diputado plurinominal, Gabriel Biestro Medinilla, empezó los trámites para el proceso entrega-recepción, con la premisa de que él será coordinador de la bancada y (seguramente) presidente del Congreso.

Lo que es un poco menos probable, pero tampoco lo descarte, es que el diputado electo por el distrito 20, José Juan Espinosa Torres, sería el coordinador de la mesa directiva.

Dicen que quiere presidir la Junta de Gobierno, pero ese puesto está apartado para Biestro Medinilla. De hecho, tiene el apoyo de prácticamente todos los diputados de Morena, así que quien se oponga se echaría en contra a todo el grupo parlamentario.

: A qué se deberá que el secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (Ssptm), Manuel Alonso García, ya no realice las ruedas de prensa a las que cada domingo por la mañana convocaba para informar sobre los avances del programa “Todos por la Seguridad”.

Anteriormente el funcionario había dicho que si decidió ya no hacerlo fue porque se acercaban las campañas y para no violar la ley electoral, optaron por suspenderlas, a pesar de que la seguridad es uno de los temas del que sí podían hablar.

Aquí la columna completa

Los alcornoques no dan peras

Enrique Núñez en su columna Contracara, publicada en Intolerancia Diario, señala que en una cátedra del politólogo Manuel Díaz Cid sobre su opinión acerca de la izquierda, quien era considerado el ideólogo de la derecha poblana respondió: “Durante gran parte de mi vida sólo vi con el ojo derecho, pero un día abrí el izquierdo y me di cuenta de las cosas malas de la izquierda, pero pude ver que había cosas buenas; y entonces también pude ver las cosas malas de la derecha. Por eso es que no podemos ver con un solo ojo, la ley del tuerto es muy mala para la política”.

Este comentario podría resultar una buena lección para radicales como Gabriel Biestro que siente que todo hay que verlo del lado izquierdo, dejando a un lado la congruencia e incluso las leyes.

Este personaje no se da cuenta que López Obrador ganó por incluir a todos los sectores, abriéndose al diálogo, sin aplicar la “ley del tuerto” que utilizó erróneamente en sus dos primeras elecciones presidenciales con los resultados de todos conocidos.

El embravecido lidercillo de Morena, “ordena” a los candidatos ganadores que se cierren al diálogo con el gobernador, sin darse cuenta que el Ejecutivo representa una institución con la que alcaldes y diputados locales tendrán que convivir durante los últimos tres meses de su mandato.

Olvida Biestro que el propio Andrés Manuel López Obrador ya se reunió con Antonio Gali, dándole su lugar como gobernador, en un cordial encuentro en el que le anunció que no se involucraría en el proceso jurídico por la impugnación de Morena.

Aquí la columna completa

La mitad de panistas poblanos fueron traicionados por Anaya y la otra mitad lo traicionó a él

Fermín Alejandro García en su columna Cuitlatlán, publicada en La Jornada de Oriente, indica que ¿Quién quiere a Ricardo Anaya Cortés, en el PAN de Puebla, luego del 1 de julio? La respuesta es muy sencilla: nadie. Ni los morenovallistas ni los antimorenovallistas, todos se sienten agraviados, confrontados o traicionados por el ex candidato presidencial.

En su afán de controlar todo, de dirigir al PAN y ser candidato presidencial del mismo, Anaya lo mismo hizo acuerdos, promesas y relaciones de cordialidad con los panistas críticos del morenovallismo y con el propio ex gobernador Rafael Moreno Valla Rosas. El resultado fue:

A los antimorenovallistas, reunidos en la agrupación Identidad Panista, Ricardo Anaya primero los escuchó, les dijo entenderlos y le ofreció espacios en el proyecto electoral de este año, y al final ignoró lo ofrecido, los desconoció y ninguneo. Es decir, los traicionó, en su afán de mejor optar por pactar un arreglo político con Rafael Moreno Valle Rosas.

A los morenovallistas, Anaya les dio todo: el 99 por ciento de las candidaturas de Puebla, el manejo de la campaña y que el ex gobernador Rafael Moreno Valle controlara el conjunto del proyecto electoral panista. Había un acuerdo de que caminarían juntos para ganar la gubernatura y la presidencia de la República. Al final, el también llamado “joven maravilla”, fue traicionado, ya que nadie movió un dedo en Puebla para generar votos a favor del ex aspirante presidencial.

Un caso emblemático, sin duda alguna, es el del diputado federal Juan Pablo Piña Kurczyn, quien se distanció de Rafael Moreno Valle Rosas, cuando este todavía era gobernador, y encontró cobijo en el círculo cercano a Ricardo Anaya, donde se convirtió en unos de los principales operadores políticos del entonces presidente nacional del PAN.

Aquí la columna completa

En Morena, escándalo del fideicomiso es prioridad y no Puebla

Arturo Rueda en su columna Tiempos de Nigromante, publicada en Diario Cambio, señala que aquellos que, sin la razón jurídica ni los votos mayoritarios, anhelaban que un golpe político del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) les entregara la anulación de la elección en Puebla o la victoria de Barbosa, quizá deberán esperar tiempos mejores. En Morena las prioridades han cambiado.

Las ‘minivacaciones’ del tabasqueño en La Chingada fueron sacudidas ayer cuando el Consejo General del INE encontró culpable a Morena de financiamiento ilegal paralelo mediante el fideicomiso supuestamente para víctimas del sismo del 19-S y le impuso una multa de 197 millones de pesos.

No por el monto, sino por el fondo del asunto, el golpe político es brutal porque López Obrador ya tiene su Pemexgate o sus ‘Amigos de Fox’. Es decir, que no hay tanta diferencia entre los actos de corrupción de uno y otro bando. Es prioritario impedir que el TEPJF anule la multa y el modus operandi hallado por el Consejo General del INE en votación 10-1.

De acuerdo con la relatoría de los hechos, de los 78.8 millones recaudados de forma irregular, 64 millones fueron a parar no a víctimas del terremoto, sino a 70 personas en nómina de Morena. Y uno de los cobradores fue Rodrigo Abdala, nuestro próximo ‘virrey’ o superdelegado en Puebla, quien cobró un cheque de caja por un millón 400 mil pesos.

A reserva de conocer la lista completa de las 70 personas que cobraron los cheques para operar políticamente —69 si consideramos que ya se conoce la participación de Abdala—, el asunto va a escalar porque el Consejo General resolvió darle vista al SAT, a la PGR, a la Fepade y a la Comisión Bancaria y de Valores.

Aquí la columna completa

Dos Rutas en MORENA: la de la Civilidad y la del Ridículo

Mario Alberto Mejía en su columna La Quinta Columna, publicada en 24 Horas Puebla, indica que pese a las advertencias públicas de pésimo gusto que recibió Claudia Rivera de parte de Gabriel Biestro y otros personajes adictos a la política pandilleril, la presidenta municipal electa de Puebla sí acudió a la anunciada cita con el gobernador Antonio Gali Fayad.

Con una madurez dotada de frescura, Claudia ya demostró de qué está hecha.

Los poblanos de la capital no la eligieron para que ande montando shows al estilo Nancy de la Sierra.

Muy lejos de los Biestro y los Espinosa, Claudia Rivera trazó una ruta de civilidad política que deja desde ahora a sus rupestres camaradas en el basurero de la historia reciente.

Por si eso no bastara, varios ridículos diputados federales electos de su partido se sumaron con una ignominia muy pocas veces vista al humillado Biestro, a quien le ofrecieron una solidaridad aldeana y vulgar.

Aquí la columna completa

Sobre Redacción Ángulo 7

Redacción Ángulo 7
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
x

Check Also

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

Críticas desde el albiazul a RMV y Eric Cotoñeto quiere dirigir Morena de Puebla

Los moches en la Dirección de Catastro Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de ...

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

Durante la marcha de Morena, Polevnsky lanza advertencia a los “vendibles”

Morena y Barbosa reactivan el conflicto postelectoral, en perjuicio de MEA Rodolfo Ruiz en su ...