Inicio » Columnistas » Eduardo García Anguiano » Mariguana sin corrupción

Mariguana sin corrupción

El panorama político da visos de cambiar el modelo de control de algunas drogas actualmente ilícitas, al pretender transitar del prohibicionismo parcial al liberacionismo controlado.

Actualmente nuestro esquema legal cataloga al consumidor que posee marihuana para consumo inmediato como adicto, no es un delincuente y, al resto de las conductas relacionadas las tipifica como delito.

Sin embargo, para que un consumidor tenga su producto entra en contacto con el medio ilícito vía la corrupción que tolera su venta; sólo algunas personas han obtenido amparos favorables para producir su propia marihuana.

Se ha dicho púbicamente que se turnarán incitativas de ley para despenalizar el resto de las conductas relacionadas con el tema, para colocar al país a la altura de nuestros principales socios comerciales o de países como la República Oriental del Uruguay y, para el caso del opio, poder sembrarlo lícitamente para uso médico, como lo hacen los países que surten a las farmacéuticas.

Existen diversos estudios al amparo de la ONU que proponen diversos modelos:

Prescripción: modelo que sería el equivalente a las actuales prescripciones médicas.
• Venta en farmacias: la marihuana estaría disponible en las farmacias o afines en venta libre o por receta médica.
• Venta bajo licencia: los distribuidores dispondrían de una licencia para vender marihuana en condiciones claramente definidas o en locales específicos.
Establecimientos con licencia: los distribuidores dispondrían de una licencia para vender y consumir marihuana, similar a los bares y cantinas.
• Ventas sin licencia: la marihuana podría ser controlada a través de la legislación de comidas y bebidas, como es el caso del café.

Alguno de los anteriores modelos podría fungir como base para México, de tal forma que la adquisición de la marihuana sea en menores condiciones de corrupción.

Abraham Lincoln expresó: “Dos de mis pasatiempos favoritos son sentarme en mi patio llenar mi pipa con cáñamo, fumar y tocar mi harmónica”.

@EGAnguiano
12 de julio de 2018

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Eduardo García Anguiano

Eduardo García Anguiano
Eduardo García Anguiano * Sociólogo y Maestro en Administración Pública. Ha laborado en el gobierno federal y en gobiernos locales en áreas de gobierno y seguridad. Ha sido profesor en la Universidad de las Américas y del Instituto Técnico de Formación Policial del DF. Actualmente es profesor de Maestría en Seguridad Pública.
x

Check Also

Columnistas-EduardoGarciaAnguiano

Prioridades de la Secretaría de Seguridad

El panorama nacional le impone tres prioridades a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana. ...

Columnistas-EduardoGarciaAnguiano

Orden público

Sin orden público es muy difícil que la sociedad pueda convivir, protegerse y ejercer sus ...