Inicio » Primer Plano » Lo que dicen las columnas de México » AMLO se reúne con uno de sus detractores y los terrenitos de Duarte
Banner BUAP

AMLO se reúne con uno de sus detractores y los terrenitos de Duarte

El agarrrón de Videgaray y Guajardo (réplicas)

Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en El Financiero, señala que la relación entre los secretarios de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y de Economía, Ildefonso Guajardo, ha sido difícil en algunos momentos, en buena parte por el fuerte carácter de los dos que los ha llevado a discutir con energía, pero no está rota ni mucho menos dividida su posición en la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Esta es una conclusión de la respuesta de los secretarios a lo publicado aquí ayer jueves, que remataron: están de acuerdo al 100 por ciento. Aseguran que no hay fisuras entre ellos y mucho menos aún posiciones distintas en la mesa de las negociaciones, como refirió esta columna citando al periódico The Wall Street Journal. A juicio de Videgaray, la prensa ha caído en el juego de las filtraciones de la Oficina del Representante Comercial de la Casa Blanca.

Las filtraciones son un subproducto de los sistemas abiertos, y reflejan las tensiones dentro de un gobierno, o las acciones de éste para cambiar y alterar las decisiones y acciones de sus interlocutores. En la política de Estados Unidos, las filtraciones, los leaks, son utilizadas regularmente. Hay filtraciones no autorizadas, donde quien la realiza busca impulsar o sabotear una decisión o una política aprobada, y hay autorizadas, donde una institución o un gobierno está alineado en busca del mismo objetivo. A decir de Videgaray, esto es lo que ha venido sucediendo dentro de la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, donde la oficina de Robert Lighthizer ha buscado alterar la negociación o presionar a las partes involucradas mediante la utilización del Wall Street Journal como su vehículo preferido.

El Journal citó el miércoles a un funcionario estadounidense que afirmaba: “Es sumamente difícil llegar a un acuerdo con México porque parece haber una división importante entre quienes quieren alcanzar un acuerdo y quien no”. Esta columna recordó que el diferendo entre los dos secretarios ya había sido expuesto –y nunca desmentido– en la prensa mexicana, donde, como se apuntó ayer, la discusión había sido ganada por Guajardo, quien convenció al presidente Enrique Peña Nieto que lo mejor que podía hacer era una buena negociación y no una entrega de concesiones que tendría repercusiones negativas en la industria mexicana. Si en la línea del Journal, Videgaray mantenía una posición distinta en Washington, se concluyó, estaba tomando decisiones por encima del propio presidente.

De ninguna manera, rechazó Videgaray. Ni ha tomado decisiones por encima de las instrucciones presidenciales ni mucho menos aprobado concesiones que no han sido analizadas y acordadas con Guajardo. Los secretarios han jugado una vieja estrategia mexicana, la del policía bueno y el policía malo. En este espacio se apuntó el jueves: “En el caso del TLCAN, por lo que revela el interlineado en la información del Wall Street Journal, Videgaray se ha sobregirado de su área de responsabilidad. Quien tiene la jefatura de la negociación es Guajardo, no el canciller, quien ha tomado decisiones sin consultar. Los acuerdos a los que llega con (Jared) Kushner que no son reconocidos por Guajardo, fueron caracterizados por el Journal como ‘inconsistencias’ en el equipo mexicano, a las cuales les achacan el empantanamiento en las pláticas. Esta confrontación, evidente ya en Washington, afecta a México y a la seriedad del gobierno peñista”.

La versión de Videgaray coincide con la de Guajardo. La postura mexicana está alineada. Lo que se está dando, explican sus asesores, es una presión pública de la Casa Blanca para forzar a México a aceptar que 40 por ciento de los componentes para la industria automotriz sean fabricados en las regiones del Tratado donde los salarios mínimos sean de 16 dólares la hora. México ha rechazado esa propuesta por el daño que causaría a la industria automotriz mexicana. Este tema ha sido la causa del empantanamiento en la negociación, al insistir Estados Unidos en un incremento de 72.5 por ciento hasta 85 por ciento en los componentes para automóviles y autopartes, del 62.5 por ciento que es la tasa actual. México contrapropuso elevar hasta 70 por ciento, pero en lo general, sin acotamientos salariales.

Aquí la columna completa

AMLO confirma el encuentro de Alejandro Ramírez

Joaquín López-Dóriga en su columna En Privado, publicada en Milenio, indica que ya se dan permiso de todo. Florestán

El miércoles le revelé aquí que el martes 14 de mayo, en la oficina de un edificio de plaza Samara, en Santa Fe, se reunieron el presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), Alejandro Ramírez, uno de los más activos opositores a Andrés Manuel López Obrador, con su enlace con el empresariado y coordinador de estrategia de Morena, Alfonso Romo.

También le conté que en esa ofensiva contra el tabasqueño no estaban representados todos los integrantes de ese CMN, y que su comité de estrategia visitó al presidente Enrique Peña Nieto para pedirle la declinación de José Antonio Meade a favor de Anaya para frenar y derrotar a López Obrador, lo que rechazó, les reiteró que Meade era y sería su candidato hasta el final, que no metería las manos en el proceso a favor de nadie y que respetaría el resultado por encima de quien resultara ganador.

La versión del encuentro Ramírez-Romo quiso ser desmentida en forma tímida, pues muy pocos la conocían, pero ayer mismo el tabasqueño la confirmó en estos términos:

Sí se dio la reunión. Alfonso Romo se está reuniendo con empresarios para aclararles que nosotros no estamos en contra de la iniciativa privada, nosotros estamos en contra de la corrupción.

Aquí la columna completa

El arma de Meade contra AMLO

La columna Bajo Reserva, publicada en El Universal, señala que el caso de Nestora Salgado se ha convertido en una de las armas que el candidato del PRI, José Antonio Meade, busca usar contra el aspirante de Morena, Andrés Manuel López Obrador, y por lo que se ve el tema da para más. Meade pautó nuevos spots para atizar la pugna con AMLO. Ahora se retomó la presentación que hizo del caso en el segundo debate, realizado el pasado domingo, para difundirla en los mensajes. El promocional inicia con una voz femenina que advierte “que no gobiernen los delincuentes” y enseguida aparece Meade y su lectura de una parte del expediente judicial del caso, así como el testimonio de una supuesta víctima: “Soy la comandante Nestora Salgado y sólo le llamo para decirle que a cambio de la libertad de su hija me tiene que entregar la cantidad de 5 mil pesos; cuando tenga esa cantidad, me la entrega y yo le entrego a su hija. Nestora va a ser senadora plurinominal por Morena; una secuestradora que está libre por una falla en la policía. Esto, Andrés Manuel, queda en tu conciencia”. ¿Qué tan potente será esta arma?

Los terrenos de Duarte en Las Lomas

Muy sorprendidos se quedaron los fiscales de la PGR cuando vieron la sentencia que una juez federal emitió sobre el juicio de amparo que ordenó devolverle al ex gobernador de Veracruz Javier Duarte, dos terrenos asegurados en las Lomas de Chapultepec, en la CDMX. En la PGR consideran que la juzgadora se brincó la reforma a la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada publicada en junio de 2016, que establece que el Ministerio Público está facultado para “dictar el aseguramiento de los bienes cuando existan indicios razonables que hagan presumir fundamentalmente que una persona forma parte de la delincuencia organizada”, y además de que el aseguramiento está previsto en el Código Nacional de Procedimientos Penales. Les extraña que haya aplicado una legislación anterior. Como sea, aseguran que la PGR impugnará el fallo que le devuelve bienes a Javidú.

Aquí la columna completa

La columna Trascendió, publicada en Milenio, indica que el candidato a diputado por el PAN César Olvera balconeó públicamente al abanderado presidencial de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, pues recordó en un mitin en Atizapán que el panista no es oriundo de Querétaro, como ha hecho creer durante la campaña al considerar a esa entidad la principal de sus prioridades si gana las elecciones, sino de Naucalpan en el Estado de México.

Al parecer el comentario del aspirante a legislador ni mella hizo en Anaya, pues no respondió ni aludió sobre su origen, y es probable que tampoco cambie su discurso, aunque en el fondo su real interés sea pro mexiquense…

Que a propósito de frentistas, el que ya busca cómo seguir con su carrera política es el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, pues declaró que Ricardo Anaya lo invitó a formar parte de su gabinete en caso de ganar las elecciones presidenciales.

Al insistirle dónde tendrá chamba, Márquez no quiso dar mayores explicaciones y se limitó a decir: “Pero ni es tema ni nada. Primero que gane la Presidencia y luego vemos qué hacemos.

Que en Naucalpan, municipio de profunda raigambre panista, han solicitado la expulsión de Manuel Gómez Morín Martínez del Río, porque “en redes sociales y eventos públicos ha expresado apoyo a… ¡Margarita Zavala! La misma suerte correrán otros como Ricardo Gudiño Morales, Jorge Antonio Ramírez Guzmán y Carlos Trejo Ramírez, a quienes acusan de ser abiertamente morenistas. Escarmiento público en temporada de chapulines…

Aquí la columna completa

Sobre Redacción Ángulo 7

Redacción Ángulo 7
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
x

Check Also

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Mexico

Legisladores quedan advertidos y Conago cierra filas con el presidente electo

Prometo, no cumplo Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en El Financiero, ...

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Mexico

Manuel Velasco sería aliado de AMLO y PAN pide defender sus triunfos

La comunicación de Andrés Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en El ...