Inicio » Columnistas » Indicador Político » Guerrero: criminalidad y desarrollo, saldos que suman seguridad interior
Banner BUAP

Guerrero: criminalidad y desarrollo, saldos que suman seguridad interior

Ahora que los candidatos presidenciales acumulan declaraciones vacías sobre seguridad ante su incapacidad para entender la crisis de violencia criminal como asunto de Estado, un reciente dato podría fijar algunas coordenadas: la actividad económica con potencialidad de desarrollo crea un anillo contra la criminalidad.
Luego de evidencias de que el Triángulo del Sol en el pacífico –Acapulco, Zihuatanejo e Ixtapa– estaba siendo anulado por la actividad criminal, la pasada temporada de semana santa registró ocupación hotelera de 91% por ciento promedio en esas plazas. Inclusive, Acapulco tuvo que superar un boletín de advertencia del Departamento de Estado por la violencia criminal.

Las tesis de seguridad interior señalan que el objetivo central del Estado en materia de seguridad es doble: dar seguridad y crear las condiciones de desarrollo económico y social. La acción de todos los cuerpos de seguridad contra la criminalidad es un complemento, no un accesorio. Esta tesis de seguridad –con basamento constitucional– es la que define el concepto de seguridad interior.

Agobiado por una inseguridad criminal heredada de los tiempos de gobiernos caciquiles autoritarios figueroístas-priístas y luego de administraciones perredistas vinculadas al crimen organizado, el gobierno priísta de Héctor Astudillo quedó atrapado entre la escasez de personal de seguridad capacitado y bajo control, la libertad de acción de grupos criminales y las insuficiencias de los cuerpos federales de seguridad, pero acertó al privilegiar el desarrollo como antídoto contra la criminalidad.

La sola acción de seguridad no ha logrado controlar o al menos acotar a la criminalidad. Pero ahora las estrategias de seguridad están siendo acompañadas con inversiones en actividad social. El único que tiene una idea cercana al problema es López Obrador, sólo que los programas sociales van a fracasar si se amnistía a las bandas criminales.

El Programa para la Seguridad Nacional 2014-2018 señala con claridad la seguridad interior:

“Condición que proporciona el Estado mexicano para salvaguardar la seguridad de sus ciudadanos y el desarrollo nacional mediante el mantenimiento del Estado de Derecho y la gobernabilidad democrática en todo el territorio nacional”.

Guerrero puede ser el laboratorio de aplicación de las tesis de seguridad interior: la promoción turística para neutralizar a la criminalidad que amenazaba con afectar al Triángulo del Sol ayudó a elevar la ocupación turística. Lo malo, en todo caso, es que el gobierno estatal hubo de hacer enormes inversiones para la promoción, sin la ayuda federal.

La fórmula integral para combatir la inseguridad con sus diferentes expresiones de violencia es la suma de las acciones de las fuerzas federales armadas a acciones de inversiones sociales, económicas y políticas.

El conato de violencia en cuando menos tres municipios de Guerrero y Oaxaca cuando partidas militares quisieron destruir plantíos de droga y enfrentaron la violencia social de habitantes que tienen en ese cultivo su único sustento porque el Estado abandonó al campo termina de ilustrar que la criminalidad es reacción social –no respuesta– al abandono de las tareas de bienestar social del Estado.

Los saldos ocupación turística-disminución de criminalidad en el Triángulo del Sol de Guerrero demuestran que la seguridad interior es una función del Estado cuando conjunta seguridad y desarrollo.

Política para dummies: La política es la habilidad para mandar mensajes tergiversados que sean leídos en su intención, no en sus gestos.

Si yo fuera Maquiavelo: “(César Borgia ante sucesión papal de su padre Alejandro VI) “Y si no hizo papa a quien él quería, obtuvo por lo menos que no lo fuera quien él no quería que fuese”.

Sólo para sus ojos:

· Recuerde consultar todos los días el sitio www.seguridadydefensa.mx para enterarse de los juegos de la geopolítica.

· El proceso electoral se salió de cauce: guerra de acusaciones entre el Tribunal electoral y el INE, el Tribunal Electoral acusa a la PGR de vulnerar la campaña de Anaya con la difusión de videos contra el candidato panista-perredista y los candidatos andan prometiendo imposibles disminuciones en precios y alzas en salarios.

· Manipulación en la información filtrada a Reforma sobre el caso de los 43. En todo caso, esos datos confirman la complicidad entre el grupo criminal Guerreros Unidos con policías y funcionarios del municipio de Iguala.

· Famosas últimas palabras: “El Tribunal Electoral no hace Política”: obviamente, los magistrados del Tribunal que ayudaron a El Bronco a estar en la boleta electoral.

http://indicadorpolitico.mx
indicadorpoliticomx@gmail.com
@carlosramirezh

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Carlos Ramírez

Carlos Ramírez
Periodista desde 1972, Mtro. en Ciencias Políticas (BUAP), autor de la columna “Indicador Político” desde 1990. Director de la Revista Indicador Político. Ha sido profesor universitario y coordinador de diplomados. Cuenta con diversos reconocimientos por su labor y trayectoria periodística y su columna se publica en 24 entidades del país.
x

Check Also

Columnistas-CarlosRamirezHernandez

Desarrollo estabilizador de AMLO es segunda fase de neoliberalismo

Cuando el presidente Zedillo se percató que no podría hacer candidato a uno de sus ...

Columnistas-CarlosRamirezHernandez

Morena-AMLO en sucesión 2024: gubernaturas de Sonora y Edomex

Muy en el método priísta, el avance de López Obrador y Morena en 31 estados ...