Inicio » Columnistas » Indicador Político » Pues todo ya quedó: el PRI va a ganar la presidencia 2018

Pues todo ya quedó: el PRI va a ganar la presidencia 2018

El ex presidente Felipe Calderón tiene razón. Los tres principales candidatos son priístas. Sólo que le faltó decir que Vicente Fox y él mismo fueron presidentes panistas que gobernaron como priístas y que los tres principales independientes también vienen del venero del PRI.

En este escenario, candidaturas definidas y tendencias en las encuestas señalan que el ganador de la presidencia de la república, en efecto, será el PRI; sólo que falta por saber si es el PRI-PRI, el PRI-Morena, el PRI-PAN o el PRI-independientes.

A pesar de las propuestas pomposas, distópicas y hasta rayando en la locura, al final de cuentas el país va a vivir la victoria del modelo de nación del PRI en Morena o reproducirá con el PAN el modelo 2000 y 2006 de alternancia sin alternativa.

El modelo priísta con/sin el PRI tendría tres puntos centrales:

1.- La política económica neoliberal. Las reformas estructurales 1979-2018 han modificado la estructura económica nacional, pasando del Estado de bienestar con economía mixta fuerte a un Estado de mercado. Así como el modelo populista 1917-1982 creó su estructura de poder de masas, el neoliberalismo la desmanteló y creó su propio sistema de equilibrios sociales autoritarios.

José Antonio Meade fijó la continuidad del neoliberalismo en los Criterios Generales de Política Económica 2018, Anaya entregará la Secretaría de Hacienda y el modelo económico a la cofradía neoliberal Hacienda-Banco de México –como lo hicieron Fox y Calderón– y López Obrador ya aseguró a empresarios y organismos internacionales que seguirá con el mismo modelo estabilizador.

2.- La fragmentación política del sistema de partidos impedirá un grupo dominante. Así que el ganador tendrá que moverse en el centro del pragmatismo y construir una coalición dominante PRI-neoliberalismo. Por eso las listas legislativas revelan ese modelo centro-derecha. Serán los mismos con los mismos. Lo está demostrando López Obrador con la entrega de candidaturas a delincuentes políticos y sociales del PRI y prometiendo luchar “rayando en la locura” contra la corrupción con legisladores que fueron echados del PRI por corruptos.

Las alianzas PAN-PRD, Morena-Encuentro Social y PRI-Verde han liquidado el valor de las ideologías o de las enseñanzas históricas para convertirse en una sumatoria de puntos porcentuales.

3.- La ambición de poder. El discurso político ha sido aplastado por la puya de botepronto. Se trata de alcanzar la sima, no la cima, sin importar con quién. Meade ofrece continuidad con estabilidad, López Obrador se ofrenda a sí mismo como santo milagroso, Anaya se siente Steve Jobs vendiendo computadoras en escenarios fabricados.

Ninguno de los candidatos ha hecho un diagnóstico de la crisis; sus propuestas de gobierno son ideales porque no entienden que las posibilidades de reformas dependen de las correlaciones de fuerzas sociales y políticas. La crisis real exhibe el fin histórico del sistema/régimen/Estado priísta fundado por la Constitución de 1917, pero los candidatos por partido o independientes carecen de una propuesta alternativa al PRI.

Lo malo es que el modelo PRI sólo sirve para perpetuar la crisis de desigualdad social y así será con cualquiera que gane las elecciones. Por eso es que Calderón –que en 2012 le regresó la presidencia al PRI como continuidad panista– tiene razón; ¡el PRI ha muerto…, viva el PRI-Morena, el PRI-PAN o el PRI-independientes!

Política para dummies: La política es el camino de ver la realidad con los ojos de la inteligencia, no del corazón.

Sólo para sus ojos:

· Enésima e inútil discusión sobre el control de armas en los EE.UU. La propiedad personal y libre de armas es la esencia del espíritu imperial estadounidense.

· Con esos amigos…, vengan todos los enemigos. El periódico La Jornada se ha dedicado a proteger a López Obrador. Su titular del lunes lo evidenció: el candidato morenista afirmó que lucharía contra la corrupción “rayando en la locura”, pero el diario escribió en su titular que AMLO será “terco”. Con ello, La Jornada descalificó el lenguaje de su candidato.

· Sin efecto hasta ahora la incorporación de cuando menos tres priístas experimentados a la campaña regional de Meade: Manlio Fabio Beltrones, René Juárez Cisneros y Beatriz Paredes.

· ¿Se atreverá el INE? Se acumulan las evidencias de que Jaime Rodríguez El Bronco utilizó trampas y falsificaciones para sumar sus firmas. Pero en el INE hay temor de negarle la candidatura.

· Famosas últimas palabras: “Así como están las cosas, así se quedan”: gobernador panista chihuahuense Javier Corral, luego de sus críticas al candidato panista Ricardo Anaya y al asistir al acto de apoyo a Anaya.

http://indicadorpolitico.mx
indicadorpoliticomx@gmail.com
@carlosramirezh

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Carlos Ramírez

Carlos Ramírez
Periodista desde 1972, Mtro. en Ciencias Políticas (BUAP), autor de la columna “Indicador Político” desde 1990. Director de la Revista Indicador Político. Ha sido profesor universitario y coordinador de diplomados. Cuenta con diversos reconocimientos por su labor y trayectoria periodística y su columna se publica en 24 entidades del país.
x

Check Also

Columnistas-CarlosRamirezHernandez

PRD-PAN-PRI, frente opositor Osorio-Mancera como contrapeso

Las designaciones de Miguel Ángel Osorio Chong y de Miguel Ángel Mancera como jefes de ...

Columnistas-CarlosRamirezHernandez

Prioridades de seguridad: Estado, política, victimarios y víctimas

Para mi hermano Carlos Olmos, y su victoria moral Los tres foros de seguridad del ...