La fiesta inolvidable

Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en El Financiero, señala que en Anzures, una colonia en la Ciudad de México de abolengo venido a menos, hay una casa donde los días son espectaculares. Se encuentra en una calle con nombre de astrónomo y es administrada por Froylán Gracia García, coordinador ejecutivo de la dirección general de Pemex durante la administración de Emilio Lozoya. La casa no es distinta a las que hay en esa zona de la capital, pero lo que la distingue es su interior y lo que se da un promedio de dos veces por semana: empresarios y políticos, funcionarios federales y gobernadores, llegan ahí por invitación con el propósito de hacer negocios. Qué tipo de negocios realizan, está totalmente libre a la imaginación. Cuántos se han podido concretar, no se sabe. Pero en el momento en que se entra a la casa, eso parece irrelevante.

La planta baja dispone de una gran barra, que ha sorprendido por su tamaño a más de un invitado, donde hay todas las marcas de bebida para cualquier tipo de paladar y capricho. Se encuentra en un espacio abierto que de día puede funcionar meramente como bar, y en las noches se convierte, por la decoración y la iluminación, en una discoteca. Hay meseros elegantemente vestidos que ofrecen canapés a los invitados, aunque en la parte trasera de la casa hay un patio en donde se pueden dar comidas. Pero la joya de la casa es otra.

El atractivo para los grupos selectos que acuden, no más de 15 de preferencia, son las mujeres. Algunos de quienes han ido a esas reuniones las describen como espectaculares. Eslavas y brasileñas, únicamente, son acompañantes para quien quiera platicar con ellas, adiestradas a retirarse cuando los visitantes comienzan a platicar de temas que no sean para gastar tiempo en superficialidades. Pero están ahí para lo que deseen los invitados. En la planta alta hay suites, no oficinas, para quien busque una mayor privacidad.

Nadie sabe –o si lo sabe no le importa– si todo lo que suceda en esa casa es videograbado. Se desconoce, porque hasta ahora nadie lo ha descubierto, que existan micrófonos para grabar conversaciones. Por una extraña razón, nadie se pregunta que si todo es gratis, las mujeres, las bebidas, el servicio, en dónde está el negocio de Gracia García. Su nombre ha sido una fuente de conversación dentro del gobierno federal durante buena parte del sexenio, al haber sido la persona más influyente durante la administración de Lozoya en Pemex, que despachaba junto al entonces director de la empresa y por quien todos los asuntos relevantes tenían que pasar primero por el semáforo de su despacho.

La integridad de Gracia García fue defendida siempre por Lozoya, quien aseguraba que todas las insinuaciones e imputaciones en su contra eran falsas. Las autoridades abrieron investigaciones informales sobre el exfuncionario, y no se sabe si existe un expediente judicial actualmente en su contra. Gracia García ha sido señalado por inversionistas extranjeros y mexicanos como un funcionario que cobraba por gestionar citas con Lozoya –que el exdirector de Pemex también ha negado–, y acusado de realizar negocios paralelos abusando de su delicado puesto de confianza.

Aquí la columna completa

Optimismo y cautela

Leo Zuckermann en su columna Juegos de poder, publicada en Excélsior, indica que “Es el peor tratado comercial de la historia”. Así caracterizó el entonces candidato presidencial, Donald Trump, al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Prometió, entonces, renegociarlo y, de no lograrse un buen acuerdo, sacar a su país del Tratado. Pues bien, el jueves pasado, el nuevo representante comercial de Estados Unidos, Robert E. Lighthizer, finalmente envió a los líderes del Congreso la notificación oficial del Presidente para renegociar el TLCAN. De acuerdo a la legislación estadunidense, el Ejecutivo podrá comenzar las negociaciones con México y Canadá en 90 días, es decir, el próximo 16 de agosto.

Hay motivos para estar optimistas por esta misiva de Lighthizer de apenas 497 palabras. Primero, contra lo que había sugerido en algunas ocasiones la administración Trump de que privilegiaría los tratados bilaterales de comercio, la renegociación del TLCAN será trilateral: participarán los tres países involucrados. Esto es importante para México ya que, junto con Canadá, puede tener más poder frente al elefante estadunidense. Hay que recordar que los canadienses, a principios del año, habían tomado la determinación de dejar solos a los mexicanos creyendo, erróneamente, que Trump sólo traía bronca contra de México. En estos meses ya se dieron cuenta que el proteccionismo comercial de la Casa Blanca también los puede afectar a ellos y ahora, oh sorpresa, están interesados en una negociación trilateral. Lo mismo, en principio, los estadunidenses, lo cual es una buena noticia.

Un segundo motivo para el optimismo es el tono de la carta de Lighthizer. Está muy lejos de la retórica incendiaria de Trump durante la campaña e incluso de una misiva anterior que se había filtrado hace unas semanas a los medios. La carta enviada al Congreso habla de modernizar el TLCAN: “Mientras que nuestra economía y las empresas han cambiado considerablemente durante ese periodo, el TLCAN no lo ha hecho. Muchos capítulos están anticuados y no reflejan los estándares modernos”. En eso están de acuerdo México y Canadá. De ahí que hayan negociado el Acuerdo Transpacífico de Comercio (TPP), que sustituiría al TLCAN, pero que Trump canceló en cuanto tomó posesión del gobierno estadunidense.

No hay duda que hay mucho espacio para modernizar el TLCAN. Pero, como siempre ocurre en este tipo de asuntos, el diablo estará en los detalles. Aquí ya tenemos que empezar a ser más cautos en nuestro optimismo. La carta de Lighthizer es muy general en cuanto al alcance de las negociaciones. Menciona temas como comercio digital, derechos de propiedad intelectual, prácticas regulatorias, empresas estatales, servicios, procedimientos aduaneros, medidas sanitarias y fitosanitarias, mano de obra, medio ambiente y pequeñas y medianas empresas. Como puede observarse, aquí cabe todo.

Además, de pasadita, en la misiva hay una frase que puede resultar muy peligrosa: “Es vital para el éxito de los acuerdos, y debería mejorarse en el contexto del TLCAN, la implementación eficaz y el cumplimiento agresivo de los compromisos asumidos por nuestros socios comerciales bajo los tratados comerciales”. ¿Qué es eso? ¿En qué están pensando?

Aquí la columna completa

Ignorados por Estado y sociedad

Joaquín López Dóriga en su columna En Privado, publicada en Milenio, señala que aquí, sorteando este mundo de las irreflexiones violentas. Florestán

Ayer se cumplió una semana del asesinato, en Culiacán, de Javier Valdez y hoy dos meses de la ejecución, en la ciudad de Chihuahua, de Miroslava Breach, ambos periodistas, ambos crímenes impunes, como impunes siguen los de Cecilio Pineda, el 2 de marzo en Guerrero; Ricardo Monlui, el 19 de marzo en Veracruz; Maximino Rodríguez, el 14 de abril en Baja California Sur, y Filiberto Álvarez, el 29 de abril en Morelos. Como impunes están el atentado a la subdirectora del semanario El Costeño, Jalisco, Sonia Córdova, en el que mataron a su hijo Jonathán, el 15 de mayo, y el secuestro de Salvador Adame, en Nueva Italia, Michoacán, cuatro días después.

Sin duda que la muerte de Javier Valdez es la que ha levantado el mayor clamor por ser un símbolo del periodismo heroico y haber quedado, como la mayoría, en medio del fuego cruzado de las bandas del crimen organizado y el desamparo de la sociedad y del Estado mexicanos.

Lo había denunciado una y otra vez, como también lo había advertido en Chihuahua Miroslava Breach cuando hoy se cumplen dos meses de su muerte en esa misma impunidad.

El lunes 15, el mismo día que mataron a Javier Valdez, una hermana de Miroslava encaró al gobernador Javier Corral para exigirle resultados y justicia, a lo que contestó que tenían identificados a los responsables. Y ya.

Aquí la columna completa

Alianza PAN-PRD: ¡solo tropiezos y torpezas!

Ricardo Alemán en su columna Itinerario Político, publicada en Milenio, indica que hace años aquí volvimos a la circulación el término “engañabobos”, con la intención de identificar declaraciones políticas mentirosas que hoy se conocen en el mundo como “verdad alternativa” o “posverdad”.

También identificamos como campeón de la mentira y el engaño a Andrés Manuel López Obrador, el mayor “engañabobos” de la clase política mexicana.

Lo curioso es que hoy AMLO ya no es el campeón de los “engañabobos”, sino que resultó engañado junto con analistas que no leen y solo atienden los breves mensajes de redes y los encabezados noticiosos, sin verificar verdad y veracidad.

Lo cierto es que detrás de la supuesta alianza PRD-PAN para 2018 no existe sino la torpeza y los tropiezos de los jefes del PRD y el PAN a quienes, a su vez, “chamaquearon” periodistas maldosos que los hicieron caer en la trampa del “engañabobos”, que según la jerga periodística consiste en que el entrevistador hace decir al entrevistado lo que el primero quiere que el segundo diga.

En este caso, los periodistas llevaron a Alejandra Barrales y a Ricardo Anaya al resbaladizo terreno de “la casa del jabonero”, mientras que los jefes del PRD y el PAN cayeron redondos. Y no solo dijeron algo que no querían decir, sino que fueron incapaces de frenar el daño. En resumen, dijeron una tontería que los retrata como los bisoños que son.

Aquí la columna completa

No hay luz verde de Los Pinos para 2018

La columna Bajo Reserva, publicada en El Universal, señala que es completamente falso, nos aseguran en el gobierno federal, que el presidente Enrique Peña Nieto haya dado luz verde a algunos miembros de su gabinete y políticos priístas para que comiencen a moverse libremente en búsqueda de la candidatura. Afirman que el estatequieto que puso hace unas semanas a los que ya se estaban adelantando sigue vigente. Nos dicen que hay sectores del PRI que están tratando de presionar al Presidente para que dé el banderazo de salida, pero aseguran que eso no ha sucedido, ni sucederá hasta después de las próximas elecciones en el Estado de México, Coahuila y Nayarit. A partir de esos resultados se tomarán decisiones y entonces sí aquellos que ya tienen el pie en el acelerador podrán ver la bandera a cuadros, pero solamente si su carro tiene gasolina, pues nos comentan que hoy hay muchos que ni siquiera estarán en la línea de salida.

¿Los maestros fuera de la política?

El presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Juan Díaz de la Torre, asegura que por primera vez en 25 años la agenda de los maestros del gremio no es política, y cuando se le preguntó si no le gustaría que una maestra fuera gobernadora, don Juan contestó que preferiría que el sistema educativo se transforme al futuro, no hacia atrás. El tema es que al parecer, a don Juan no le han llegado en últimos días los periódicos, ni revisado los portales informativos y las redes sociales, pues en el Estado de México sí hay maestros cuya agenda es política, una parte de ellos, cercanos a la ex líder del SNTE, la maestra Elba Esther Gordillo, está trabajando a favor de la campaña de su colega de Morena, Delfina Gómez, y otros trabajan para tratar de llevar a la gubernatura a Alfredo del Mazo. ¿Seguro que la agenda no es política, don Juan?

Aquí la columna completa

La columna Trascendió, publicada en Milenio, indica que el fiscal general de Veracruz, Jorge Winckler, amagó ya con solicitar el desafuero del diputado federal priista Alberto Silva como presunto corresponsable del desvío de 4 mil millones de pesos del erario desde la Coordinación de Comunicación Social del ex gobernador Javier Duarte.

No obstante, el presidente de la Sección Instructora de la Cámara de Diputados, Ricardo Ramírez Nieto, advirtió que esta vez revisará con lupa cualquier requerimiento de Winckler para evitar la repetición de las “mentiras y omisiones” que, según él, mantienen atorado el desafuero de su también correligionario legislador del PRI Tarek Abdalá, ex tesorero del gobierno veracruzano.

Que Dolores Padierna opina que Ricardo Anaya “chamaqueó” a Alejandra Barrales, porque la conferencia del sábado, asegura, era para anunciar la declinación de Josefina Vázquez Mota en el Estado de México a favor de Juan Zepeda… y no fue así.

Como sea, ahora la senadora pide a la presidenta del PRD una reunión para tratar ese tema, porque no están de acuerdo con “una alianza con la derecha”.

Que está en el aire la tan esperada reanudación del diálogo entre los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos con el procurador general de la República, Raúl Cervantes Andrade, y otros funcionarios federales.

Aquí la columna completa

banner-enfrentando-la-contingencia