Atentado de ISIS en Siria deja 42 muertos; 35 eran civiles. Foto: Scanpix

La explosión de un coche bomba cerca de la frontera siria con Turquía dejó unos 42 muertos, de los que al menos 35 eran civiles, y decenas de heridos, según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El ataque fue ejecutado por el grupo terrorista del Estado Islámico (EI) y fue dirigido al Ejército Libre Sirio (ELS), que en meses atrás había logrado recuperar el pueblo de Sousian en la región de Al-Bab.

Las familias que en meses atrás habían sido expulsadas de Al-Bab, debido a la intervención de los combatientes rebeldes, lograron recuperar la zona, por lo que estaban por ingresar a la localidad y pasaban por un puesto de control, cuando la explosión ocurrió.

El atentado se presentó apenas un día después de que los yihadistas fueron expulsados por completo de la zona noroeste de Siria, muy cerca de Turquía.

Cabe mencionar que los rebeldes del ELS combaten a los terroristas con ayuda de las fuerzas armadas turcas que desde agosto de 2016 mantienen desplegada una operación militar con el fin de expulsar de esa zona, muy próxima a la frontera turca, a los terroristas de ISIS.

El EI mantiene presencia un varios países, pues la semana pasada la explosión de un coche bomba en un mercado al sur de Bagdad, capital de Irak, dejó al menos 48 muertos y docenas de heridos, así lo informaron autoridades médicas de la capital iraquí.

Fuentes: El Financiero/ Europapress