banner-enfrentando-la-contingencia

Por Redacción

En el estado de Michoacán, el Instituto Tecnológico Superior de Tacámbaro, ha desarrollado un ladrillo ecológico, térmico y aislante de ruido, que no requiere un proceso de cocción, y cuyos componentes son residuos sólidos urbanos.

Esta nueva invención se trata de una solución sustentable, que podrá significar un cambio positivo para el planeta, está hecho de suelos erosionados y una mezcla liquida de baba de una planta cactácea llamada nopal.

Javier Guillén Aparicio, uno de los investigadores, reveló que el ladrillo es de alta resistencia y hasta tres veces más ligero que los normales, sin embargo soporta hasta 12 toneladas; mientras que los ladrillos convencionales solo resisten cuatro.

Por otra parte su grado de absorción de humedad es de 30 por ciento y ayuda a aislar los ruidos provenientes del exterior.

Y por si fuera poco, su producción es más rápida y económica que el tradicional, ya que ahorra una cantidad considerable de combustible, además de que se reutilizan los residuos sólidos de otras construcciones.

 

Fuente: Upsocl

Editado por: Jessica Meléndez Zenteno

Foto: Taringa